Dental Tribune Latin America

Un CAD/CAM económico y eficiente

By Javier de Pisón
June 23, 2018

Un experto mexicano realizó una demostración exclusiva para Dental Tribune sobre cómo funciona MyCrown, un sistema integral de CAD/CAM para el consultorio dental, demostración que se puede ver en video en el canal de televisión dental DTV.

El Dr. César Zerón realizó la demostración en la 69 Expo AMIC Dental, durante la cual describió los pasos que permiten crear coronas, carillas o inscrustaciones en una sola visita del paciente. Como el software guía los pasos a seguir, el proceso es fácil y permite realizar tratamientos en unas dos horas aproximadamente.

Además de facilitar sobremanera el trabajo del profesional, la gran ventaja de los sistemas CAD/CAM es que los pacientes ven literalmente cómo se hacen sus restauraciones en el consultorio y recomiendan inmediatamente este tipo de avanzado tratamiento a familiares y amigos.

El sistema MyCrown es un sistema digital para el clínico de la compañía FONA. El mismo consta de tres componentes: un escáner intraoral para tomar impresiones directamente de la boca de los pacientes y obtener un modelo digital, el software MyCrown Design para ajustar y diseñar dicho modelo y la fresadora MyCrown Mill para fabricar la restauración.

El proceso consta de cinco pasos: Preparación, Adquisición, Modelado, Diseño y Fresado.

"La finalidad es que el odontólogo, en un tiempo récord, pueda obtener una rehabilitación y colocarla en boca al paciente", explicó el Dr. Zerón, explicando que el 90% de las prótesis que se colocan son  coronas, carillas, incrustaciones y puentes.

La demostración del Dr. Zerón se inició dando de alta en el programa a un paciente ficticio, a quien bautizó con el nombre de AMIC Dental, luego seleccionó el tipo de rehabilitación, que fue una corona, y, después, eleigió el material que iba a procesar.

"Vamos a utilizar uno de los materiales más recientes, Celtra Duo, que es silicato reforzado con circonio", dijo Zerón, explicando que una de las ventajas de MyCrown es que puede fresar muchas marcas de materiales, "no solo de nuestra casa, sino de Ivoclar, Shofu, Sirona, Vita".

Tras la preparación de la pieza en boca, el segundo paso de los cinco que requiere el CAD/CAM es el escaneo de la zona de la boca del paciente que se va a restaurar.

"Utilizamos medios de contraste: colocamos una leve capa para opacar la superficie e inicio el escaneo", explicó mientras utilizaba un spray con polvo oscuro y pasaba la cámara intraoral sobre la superficie de los dientes, la cual construía un modelo tridimensional de las imágenes escaneadas.

Una segunda pasada del escáner sirve para completar la información de la imagen que puede faltar en la primera pasada. Zerón explicó que después escanearía el maxilar superior, y por último la oclusión por la cara vestibular.

Zerón resaltó que una de las ventajas del CAD/CAM es que evita tener que utilizar cucharillas o material de impresión.

"No me expongo a la inestabilidad: ya no tengo el problema de la expansión o retracción de los materiales", comentó. "Otra de las ventajas es que me da una retroalimentación inmediata: automáticamente voy a observar si hay espacios, si la preparación está bien o mal. Si hay algo que corregir, lo hago en el momento".

El tercer paso requiere definir el eje del modelo, manifestó, mientas movía el modelo virtual para llevar los molares a una zona que aparecía con puntos en la pantalla y los premolares a una zona que se veía con rayas. Una vez hecho esto, el sistema orienta el modelo automáticamente.

El siguiente paso es "dibujar el margen de mi rehabilitación", manifestó. "Vean cómo la definición me permite observar la línea de terminado y, por lo tanto, le permite al software detectarla automáticamente", dijo, mientas manipulaba la imagen en la pantalla.

Proceso automatizado

A continuación, pasó el cursor lo más cerca posible de la línea para que la máquina detectara los relieves gracias al medio de contraste utilizado. "Ya tengo el margen de la preparación, y puedo observar estas zonas amarillas, que son retenciones que tengo que eliminar por completo para que mi rehabilitación ajuste perfectamente".

El experto dijo que la máquina escoge entonces "las características de los dientes adyacentes y me da una propuesta casi exacta a la anatomía y espacio de mi paciente".

La avanzada propuesta de restauración se puede modificar utilizando decenas de herramientas de diseño del software MyCrown Design, lo que ilustró aumentando el tamaño vertical de una cúspide y ensanchando el tamaño de un diente, mientras explicaba que el modelo se podía volver transparente para observar los puntos de contacto.

"Una herramienta muy útil es la que sirve para ajustar los puntos de contacto. Este punto de color rojo tiene aproximadamente 100 micras de contacto", dijo, señalándolo con el mouse. "Conforme voy desgastándolo (moviendo el cursor) cambia a amarillo, que es un punto de contacto de entre 50 y 100 micras, y después a color verde, que es un punto de contacto de entre 0 y 50 micras, que es lo que recomendamos fabricar", explicó.

Una vez ajustado el diseño, Zerón pasó al quinto paso del sistema de CAD/CAM, que es el proceso de fabricación.

El sistema propone el tamaño de bloque a fresar basado en el tipo de rehabilitación (que en este caso fue una corona), por lo que no hay margen de error ni desperdicio de material. El experto realizó unos rápidos ajustes moviendo con la mano el diseño de la corona en la pantalla táctil.

Después de apretar el botón de "iniciar fabricación", pasamos a la zona adyacente donde estaba la fresadora, que indicó que se tenía que cerrar la compuerta para poder iniciar el proceso. Después, un mensaje especificó el bloque del material y tamaño que se tenía que introducir, el cual Zerón tenía ya en la mano.

El experto explicó que el bloque tiene una guía que indica que está en la posición correcta cuando deja de girar sobre el eje en el que encaja, tras lo cual se aprieta el tornillo de precisión que la sujeta al eje, se cierra la compuerta y se da al botón de inicio.

"El proceso de fabricación es 100% automatizado. La máquina comienza haciendo una prueba para medir el tamaño del bloque y revisar si es del material correcto que se le indicó. Si no es así, marca 'error': la zona de fresado se pone color rojo (en vez de azul) e indica que no es el bloque adecuado".

El tiempo estimado de producción de este fresado húmedo fue de algo más de  10 minutos.

El Dr. Zerón afirma que MyCrown permite realizar una restauración definitiva en unas dos horas y que FONA ofrece una garantía de las restauraciones de 5 años en boca.

El experto subrayó que se trata de un proceso intuitivo guiado por el sistema, donde lo único necesario es corriente eléctrica, ya que el fresado húmedo utiliza un depósito de agua que se reutiliza pero no requiere conexión de agua ni de aire. Además, la fresadora utiliza un sistema inalámbrico que permite colocarla a 30 metros de distancia del sistema de diseño digital.

La corona final, realizada mediante el escaneado, diseño y fresado en el sistema MyCrown presentaba características de alta calidad en cuanto a oclusión y ajuste, por lo que el único paso adicional necesario fue realizar un pulido con una fresa de diamante. La cementación final completó este asombroso y rápido proceso de restauración.

HAGA CLICK PARA VER OTRAS FOTOS EN LA EDICION IMPRESA

Recursos

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International