Dental Tribune Latin America
El folleto de W&H explica que varios estudios han demostrado la eficacia de utilizar enjuagues bucales antes de la intervención dental para reducir o incluso eliminar el SARS CoV-2. (Foto: W&H)

Aerosoles y contaminación (1)

By Dental Tribune Latinoamérica
November 11, 2020

Los riesgos para el paciente y para el equipo dental

W&H ha publicado un folleto para ayudar a los profesionales de la odontología a retornar a sus actividades laborales de forma rápida y segura. Este es el primer artículo de una serie de seis que resume la información que aparece en dicha publicación, elaborada conjuntamente con la iniciativa #dentalsunited, la cual publicamos por ser de interés para la comunidad dental.

La publicación de W&H, titulada “Aerosoles y contaminación: ¿Un riesgo para el paciente y para el equipo dental?" ha sido realizada a partir del análisis de los comentarios de los profesionales de la odontología sobre sus principales preocupaciones.

El Grupo W&H, que ha conseguido mantener la producción en sus fábricas de Austria e Italia durante la pandemia implantando nuevas medidas de seguridad, ha ofrecido ininterrumpidamente atención al cliente, servicios, ventas y mantenimiento posventa. Además, ha reforzado su canal de videos y de seminarios online, y próximamente lanzará una plataforma de formación en línea, que ofrecerá cursos sobre diferentes productos y técnicas.

Los aerosoles: ¿mito o realidad?

Todas las actividades en la clínica dental tienen retos para los que se deben implementar medidas. Es importante saber que los aerosoles son portadores de gérmenes que pueden desencadenar infecciones, al igual que las medidas de seguridad adecuadas que deben tomarse.

¿Cuál es la forma correcta de tratar aerosoles y bacterias?

Esa es la pregunta clave cuando se trata de seguridad en la clínica dental. Pero, ¿qué es realidad y qué es mito? La Gerente de Producto de W&H, Judith Berg, proporciona algunas respuestas.

¿Qué son los aerosoles?

Los aerosoles son una mezcla de partículas gaseosas, líquidas y sólidas. Consisten en unas pequeñas partículas llamadas núcleos goticulares (1-5 μm) o gotitas (5-50 μm)(1). Los aerosoles pueden permanecer en el aire por hasta 30 minutos después del tratamiento y se pueden dispersar varios metros durante el tratamiento(1). La mayor parte de la contaminación se encuentra en un radio de entre 0.3 m y 1.5 m del área de tratamiento(2).

¿Cómo se crean los aerosoles?

La mayoría de aerosoles que se encuentran en la clínica dental se crean mediante atomización. Existen dos fuentes de aerosoles contaminados: piezas de mano y equipos rotatorios y oscilantes(3, 4).

Al suministrar energía mediante piezas de mano rotativas u oscilantes, los líquidos (saliva, el líquido y el agua de enfriamiento) se atomizan, generando aerosoles.

Sin embargo, se puede evitar la contaminación de estos aerosoles mediante el procesamiento adecuado del equipo y la descontaminación del suministro de refrigerante y de los conductos de agua.

 Se puede evitar la contaminación por aerosoles mediante el procesamiento adecuado del equipo y la descontaminación del suministro de refrigerante y de los conductos de agua.

El paciente

El aerosol rebota después de haber entrado en contacto con los dientes o el tejido blando de la cavidad bucal, momento en el que contiene gérmenes, saliva y, posiblemente, sangre(6) del paciente. La carga bacteriana y viral que el paciente tiene en la boca se dispersa y disemina en todas partes donde el aerosol se esparce.

¿Cómo reducir la carga bacteriana del paciente?

Estudios recientes realizados en China sobre el SARS CoV-2 han demostrado la eficacia de utilizar enjuagues bucales en las clínicas dentales antes de una intervención: tanto la solución de PVP-I (povidona yodada) al 0.2% como la H2O2(peróxido de hidrógeno) al 1% reducen considerablemente o eliminan los microbios, incluido el virus SARS CoV-2. Varios estudios han demostrado la eficacia de PVP-I para reducir el número de gérmenes(7). En el estudio, se demostró que la clorhexidina (CHX) en concentraciones de 0.2% era menos eficaz.

Por consiguiente, se demostró en términos clínicos que el enjuague bucal previo a la intervención con PVP-I o H2O2 es una manera eficaz de reducir la carga bacteriana y la contaminación vírica del aerosol(8). Asímismo, el enjuague bucal reduce el impacto negativo de la idea de que “los aerosoles son inevitables durante un tratamiento dental”. Sin embargo, nunca se deben descuidar las medidas generales de seguridad individual necesarias y recomendadas.

¿Cómo proteger a su equipo y pacientes de los aerosoles?

Confíe en una estrategia que tenga un enfoque múltiple. Siga las recomendaciones para proteger al personal odontológico y a los pacientes; asimismo, debe asegurarse de que los aerosoles se controlen profesionalmente para reducir el riesgo ¡al menor grado posible! Cumpla siempre las recomendaciones de su gobierno.

Prevención de infecciones en odontología

› Desinfección de las superficies, reprocesamiento del equipo dental (9,10)

› EPI (equipo de protección individual): cubrebocas, gafas, guantes, ropa, vacunas

› Eficacia del enjuague bucal

› Dique de goma

› Equipo con capacidad antirretroceso

› Succión para altos volúmenes

› Desinfección de las tuberías de agua de la unidad odontológica.

Referencias

Veena H. R., et al. (2015). Dissemination of aerosol and splatter during ultrasonic scaling: a pilot study. J. Infect Public Health 8(3): 260-265.

Bennett, A. M., et al. (2000). Microbial aerosols in general dental practice Br. Dent J. 189(12): 664-667.

Graetz, C., et al. (2014). Spatter contamination in dental practices—how can it be prevented? Rev. Med. Chir. Soc. Med. Nat. Iasi 118(4): 1122-1134.

Toroglu, M. S., et al. (2001). Evaluation of aerosol contamination during debonding procedures. Angle Orthod 71(4): 299-306.

Reitemeier B., Jatzwauk L., Jesinghaus S., Reitemeier C., Neumann K. Effektive Reduktion des Spraynebel-Rückpralls -

Möglichkeiten und Grenzen. ZMK 2010:662-673.

Shihama, K., et al. (2009). Evidence of aerosolised floating blood mist during oral surgery. J. Hosp. Infect. 71(4): 359-364

Peng, X., et al. (2020). Transmission routes of 2019-nCoV and controls in dental practice. Int. J. Oral Sci. 12(1): 9.

Eggers M., Koburger-Janssen T., Eickmann M., Zorn J. In Vitro Bactericidal and Virucidal Efficacy of Povidone-Iodine Gargle/ Mouthwash Against Respiratory and Oral Tract Pathogens. Infect. Dis. Ther. 2018;7(2):249‐259.

Bracher, L., et al. (2019). Surface microbial contamination in a dental department. A 10-year retrospective analysis. Swiss Dent.  J. 129(1): 14-21.

Zemouri, C., et al. (2017). A scoping review on bio-aerosols in healthcare and the dental environment. PLoS One 12(5): e0178007.

Recursos

Para obtener más información, visite wh.com y dentalsunited.com

Seminarios online gratuitos de W&H

• Ver Brochure “Aerosoles y Contaminación”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 9, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International