Dental Tribune Latin America

Cacería de brujas

Por Enrique Jadad Bechara
March 05, 2019

Recientemente se emitió en la televisión colombiana un programa de corte amarillista en el cual los periodistas se dedicaron a crear falsas noticias con una injustificada persecución a odontólogos a los cuales se les metieron literalmente en el consultorio con cámaras y supuestas "pruebas" de violaciones al sagrado código de ética odontológico.

En cambio, a varios empíricos de esos que atienden a domicilio les protegieron el rostro, como quien dice. Este programa, llamado "Séptimo Día" y emitido por Caracol TV, protege al ilegal, pero persigue a los legales. ¿Hasta dónde llegaremos y hasta dónde quieren los medios de comunicación llegar?

Estoy seguro que más de un paciente se debió sentir "preocupado" por toda la desinformación que recibieron. Varios me tocaron el tema tratado en el programa y pasé gran parte del día explicándoles sobre los procedimientos y sobre la responsabilidad del odontólogo, pero también sobre la responsabilidad de ellos como pacientes en el éxito a largo plazo de los tratamientos. Les dejé claro que siempre deben buscar profesionales serios e idóneos, que no se pueden dejar descrestar por clínicas ostentosas de esas iluminadas con "neón" y tampoco dejarse llevar por promociones y descuentos absurdos que se ofrecen por doquier.

Esto me deja la conclusión de que las personas son muy sugestionables y tenemos que hacer las cosas bien desde el minuto uno porque lastimosamente, cada vez más seguido, algunos inescrupulosos querrán buscar la más mínima oportunidad para demandar jurídicamente al odontólogo o a la clínica odontológica y de esta manera buscar un beneficio económico, aprovechándose de cualquier error que podamos cometer como seres humanos que somos.

Algo muy importante a tener en cuenta es que el principal problema es el "folclorismo" con el que se ha venido manejando la odontología, desde el mismo momento en que tomamos la decisión de hacer o no una historia clínica, el hecho de diagnosticar, planear, ejecutar y hacer seguimientos y controles a los casos de nuestros pacientes. La salud no se puede seguir viendo como un negocio, con la salud no se juega. Esta reflexión aplica también para los pacientes a los cuales el programa de televisión mostró como víctimas. Ni pacientes ni personas pueden seguir viendo la prestación del servicio de odontología, ni ningún otro servicio de salud, como si estuvieran comprando zapatos, ropa o cosas materiales. Solo aclarando este concepto se se inicia una relación basada en el respeto entre el odontólogo y el paciente.

Volviendo al programa de televisión, fue triste ver apartes en los que una de las pacientes entra para recibir un tratamiento de ortodoncia a un supuesto consultorio, un lugar que se ve claramente que no cumple con los más básicos requerimientos de salubridad. Esto nos muestra que hay muchos pacientes que deciden dónde y con quién recibir atención odontológica basados en el precio; les sirve el más barato, y, al final de cuentas terminan decepcionados y salen a quejarse en la televisión. Esto es desde cualquier punto de vista un acto irresponsable; si esa paciente estaba descontenta debió buscar otro ortodoncista para que después de realizar un estudio con imágenes y luego de practicar una valoración adecuada, se le retirara la aparatología de manera adecuada, pero no hacer lo que narró: que se le había retirado la ortodoncia irresponsablemente con la pinza con la que se hacen las uñas para luego querer inculpar al profesional tratante.

“Debemos tener en cuenta que un procedimiento quirúrgico requiere de todos los cuidados para minimizar los potenciales riesgos que se puedan presentar”.

Desde hace mucho tiempo existe una preocupación evidente por parte de los profesionales de la salud debido a que personal no idóneo realiza procedimientos sin tener capacitación para hacerlo, en lugares que llevan funcionando ilegalmente toda una vida; lugares estos en donde nunca se ha visto la presencia de los entes reguladores. A nivel personal, me he topado con técnicos dentales que ejercen como odontólogos, auxiliares de consultorios colocando ortodoncia y dando indicaciones a los pacientes sobre diversos tratamientos, publicistas, economistas e ingenieros evaluando radiografías y hasta tomografías porque muchos de estos no odontólogos son los administradores de las miles de clínicas que existen en nuestras ciudades. Me imagino que ustedes al leer mis palabras sabrán a qué clínicas me refiero.

En el programa de TV pusieron énfasis en el tema de las historias clínicas y en un aparte se le metieron al consultorio a una reconocida colega ortodoncista y le pretendieron mostrar que su falla fue no tener la historia clínica adecuada y por esto la paciente demandante llevó su caso al tribunal de ética odontológica, donde fue aceptada la demanda. Para nosotros como odontólogos esta es otra prueba más y totalmente contundente de la importancia de tener respeto por lo que hacemos y de la importancia de llevar de manera correcta la historia clínica: el paciente es un todo y no solo es importante la boca o un diente. Ante este suceso, reitero que fue completamente desatinada la acusación a la colega ortodoncista, a quien solamente se le ha cuestionado su falta de diligenciamiento adecuado de la historia clínica, una falta moderada que no puede manchar públicamente una carrera profesional.

Es importante entender que el odontólogo general se encuentra en la capacidad e idoneidad de realizar cualquier procedimiento de odontología, a excepción de la ortodoncia. Por lo menos en Colombia, se exige que sea realizada por el especialista en esta área. Las especializaciones existen por una razón de ser lógica: se estudian por un mínimo dos años, donde se logra un entrenamiento adecuado para la realización de una práctica específica, en la que lo más importante es el bienestar de los pacientes, respetando que son ellos quienes acuden a nosotros y deciden poner su confianza en nuestras manos. Y pensando en esto, cada odontólogo debe ser honesto y tener la capacidad de entender que si no tiene dicho entrenamiento debería remitir al paciente a un especialista; de esta manera se podría evitar dolores de cabeza por temas como demandas por parte de los pacientes.

En el programa televisivo mostraron el caso de otra paciente que murió posterior a la extracción de unos molares incluidos. No presentaron pruebas ni detalles del caso, pero quedó claro que la paciente podría haber tenido algún compromiso sistémico o que quien la atendió no fuera odontólogo. Lo que debemos tener en cuenta es que un procedimiento quirúrgico, así como cualquier otro procedimiento odontológico, requiere de todos los cuidados para minimizar los potenciales riesgos que se puedan presentar, y esto solo se hace cuando se siguen protocolos y se tiene el conocimiento suficiente sobre el proceso a realizar.

La problemática de la odontología es mucho más profunda como para ser abordada de manera correcta en un programa de televisión. Sobre este tema he reflexionado mucho y sería conveniente que, en vez de estar cazando brujas, este canal de tv realizara un programa en donde se evidencie la falta de condiciones laborales adecuadas para los odontólogos en entidades prestadoras de salud donde se exige que se atienda a los  pacientes en citas de 20 minutos.

Recomendaciones

  1. Realizar siempre una excelente Historia Clínica, esa es nuestra mejor defensa y nuestro mejor abogado ante cualquier eventualidad.
  2. Trabajar en lo posible con un equipo multidisciplinario y apoyarnos en los diferentes especialistas.
  3. Saber decir No es muestra de ética: es mucho mejor negarnos a realizar procedimientos innecesarios o imposibles que arrepentirnos de un mal resultado.
  4. Tener la tarjeta profesional nos hace visibles ante la sociedad, es derecho del paciente exigirla y nos diferencia de los empíricos.
  5. Cumplir con todas las normas exigidas por los organismos de control al habilitar nuestras consultas; con esto nos protegemos a nosotros y a nuestros pacientes.

_______________________________________________________________

El doctor Enrique Jadad es especialista en Rehabilitación Oral, investigador y conferencista con práctica privada en Barranquilla (Colombia). Fundador del Grupo Dignificar la Odontología (FaceBook). Contacto: ejadad@gmail.com

• VER MAS ARTICULOS DE ENRIQUE JADAD

Comments are closed here.

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International