Dental Tribune Latin America
La elección del tipo de aparato a utilizar en pacientes con apnea obstructiva depende de las características del paciente, así como del entrenamiento del profesional. (Foto: Carlos Lobo).

Aparatología de avance mandibular para Apnea del Sueño (2)

By Mariela Padilla
February 16, 2020

La autora, especialista en Dolor Orofacial y Educación a Distancia en la Universidad del Sur de California, discute en este segundo artículo sobre trastornos del sueño las características de los aparatos de avance mandibular.

   NUEVOS PARADIGMAS, NUEVOS PROTOCOLOS  

Una de las estrategias para el manejo de la Apnea Obstructiva del Sueño es el avance mandibular. Esto produce un aumento de volumen de aire que accede a la vía aérea, permitiendo un mejor manejo de la respiración en las horas del sueño.

El avance mandibular puede realizarse de forma definitiva, mediante un procedimiento quirúrgico, o a través del reposicionamiento temporal con ayuda de aparatología intraoral. Existen muchas alternativas con respecto al tipo de aditamento que se utiliza, pero en términos generales pueden clasificarse en dos: ajustables y no ajustables.

Existen muchas alternativas con respecto al tipo de aditamento que se utiliza, pero en términos generales pueden clasificarse en dos: ajustables y no ajustables”. 

Para ofrecer un buen soporte y estabilidad, se utilizan dos cobertores, uno para el maxilar y otro para la mandíbula, y mediante la relación que se defina entre ambos, se establece el rango de avance mandibular requerido. En términos generales, un avance de un 60-70% es el estándar para mejorar el espacio aéreo. Para lograr precisión en esta medición, se inicia con la sobremordida horizontal, y se le agrega el máximo protrusivo. Es a partir de ese total que se establece el porcentaje de avance.

Dentro de los aparatos ajustables, vamos a mencionar tres que tienen características muy particulares:

  1. El “Herbst”, que consiste en dos férulas oclusales interconectadas con dos aditamentos tipo macho/hembra, en el que es posible alterar la posición mediante ajustes internos del tubo o incorporando espaciadores entre ambos elementos. Este aparato fue desarrollado por el Dr. Glenn T. Clark, por lo que algunos lo llaman el aparato de Clark. Su limitación principal es la poca cantidad de movimiento lateral que permite, por lo que no se indica en pacientes con parafunción.
  2. El “TAP”, que también tienen dos férulas conectadas, pero con un aditamento en el segmento anterior, tipo gancho. Permite un pequeño rango de apertura oral, pero su mayor ventaja es que es posible realizar movimientos laterales. Es más voluminoso, por lo que algunos pacientes reportan sentir la “boca llena”.
  3. El dorsal, en el que, aunque hay dos férulas, las mismas son independientes, y se relacionan por una aleta en la superficie vestibular de uno de los maxilares, con un bloque acrílico con tornillo de expansión en el otro. Permite apertura oral, pero no movimientos laterales.

La elección del tipo de aparato a utilizar siempre dependerá de las características del paciente, así como del entrenamiento del profesional. Es importante recordar que ninguno de estos aparatos debe ser utilizado sin un previo estudio de sueño, para descartar la apnea central, y que se requiere de una evaluación cuidadosa del sistema estomatognático.

Ver el primer artículo, titulado "El estudio del sueño en Odontología (1)"

__________________________________________________________________________

La doctora Mariela Padilla es Profesora Asociada, Directora del Certificado en línea de Dolor Orofacial y Directora Asistente del Departamento de Educación a Distancia en la Herman Ostrow School of Dentistry, University of Southern California, Los Angeles. Es odontóloga (Universidad de Costa Rica), especialista en Dolor Orofacial (UCLA, 1998) y Master en Educación (Universidad Latina). Contacto: marielap@usc.edu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International