Dental Tribune Latin America
Lo primero que debemos hacer es identificar la razón de nuestro miedo, qué nos da ansiedad del dentista. (Foto: M.T ElGassier/Unsplash)

Supera el miedo al dentista

By Carolina Bechara Amengual
February 19, 2020

La Dra. Carolina Bechara ofrece una descripción sobre el miedo al dentista explicada desde el punto de vista del paciente, lo que puede ayudar al profesional a entender esta extendida problemática.

  CRONICAS  

Más que preocuparnos por si va a doler o no, debemos pensar en los beneficios que se van a obtener con el tratamiento".

El miedo es una emoción que se caracteriza por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro real o supuesto. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza y se manifiesta en todos los animales, incluyendo al ser humano, "y su máxima expresión es el terror.

¿Recuerdan en la película de Intensa-Mente (“Inside Out”), con el muñeco morado? Representaba el miedo y nos ayudará a explicar un poco cómo funciona el cerebro. Este muñeco morado representa el Cuerpo Amigdalino o amígdala cerebral, formada por varias neuronas cuyo papel principal es el procesamiento y almacenamiento de las reacciones emocionales; éste viaja al hipotalamo quien activa el sistema nervioso, el cual se encargara de liberar dopamina, adrenalina, noradrenalina, neurotrasmisores vinculados a las respuestas de estrés.

¿Recuerdan que en la película se generaba una bola con un episodio bueno, malo o triste que viajaba a un centro de recuerdos? Así pasa en nuestro cerebro, una vez procesado un estímulo que nos produce miedo, lo almacenamos en nuestra memoria y siempre generará la misma reacción en nosotros, el cerebro es un gran archivo de recuerdos.

El miedo al dentista es, ciertamente, el sentimiento que más se repite en la consulta de todos los odontólogos, y no solo en los pequeños, si no también en los adultos, es por ello que el profesional debe estar altamente capacitado, no solo para atender pacientes aprehensivos, sino para brindarle la mejor experiencia posible durante el tratamiento.

Por esta razón, muchos pacientes evitan visitar al dentista y es en este momento que aparecen los problemas dentales ocasionados por la no visita al odontólogo.

Miedos hay muchos. Miedo a la vergüenza que pueden sentir los pacientes por la fobia al odontólogo, miedo por las malas experiencias anteriores, miedos a los pinchazos de la anestesia, miedo a mantener la boca abierta durante largo tiempo, miedo al instrumental a utilizar, miedo al tratamiento, en fin, el miedo al dentista es un hecho muy común en cada consultorio, más de lo que creemos y estamos conscientes de ello, pero, ¿estamos preparados para saber enfrentarlos.

¿Qué hacer para enfrentar el miedo?

Simple, atentos y verán cómo mejora todo.

Lo primero que debemos hacer es identificar la razón de nuestro miedo, qué nos da ansiedad del dentista. Una vez identificado el problema, debemos elegir una clínica y un profesional que nos inspire confianza, podemos preguntarle a familiares y amigos sobre alguno al que hayan asistido. Si no sienten conexión con el profesional, es mejor elegir otro, pues no superaremos la barrera del miedo si no nos sentimos cómodos con el. Ya elegido el lugar y el dentista, debemos pedir cita con hora, para vernos obligados a asistir y no tener la posibilidad para arrepentirnos. Antes de asistir a la consulta, es necesario prepararnos mentalmente, realizar actividades que nos relajen, evitar todo aquello que nos produzca ansiedad. Durante el momento de la espera, igualmente debemos evitar focos de alteración y si ir acompañados nos ayuda a distraernos, pedirle a alguien que venga con nosotros.

Generalmente, la primera visita es una simple revisión, donde se realiza un plan de tratamiento, es decir, no se hace ninguna intervención. Es importante en esta cita hacer todas las preguntas que se tengan sobre el tratamiento a realizar. Si tenemos miedo a sentir miedo, preguntar si existe la posibilidad de sedación. Igualmente, se deben establecer señales con el professional para indicar el momento en que se siente dolor. Es importante que cuando salgamos de la primera consulta, todas las dudas estén resultas.

Más que preocuparnos por el tratamiento, de si va a doler o no, debemos pensar en los beneficios que se van a obtener con el tratamiento: una buena salud bucal, y solo regresaremos para revisiones periódicas y limpieza dental.

Somos perfectamente capaces de superar el miedo al dentista, que es un profesional con todas las herramientas necesarias para devolverle a los pacientes la sonrisa deseada, y solo será recordado dando una buena calidad de atención. Para el odontólogo, es mejor prevenir que curar.

____________________________________________________________________

La doctora Carolina Bechara Amengual, odontóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela, trabajó en diversas instituciones venezolanas de salud pública durante 14 años y actualmente ejerce en Chile.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International