Dental Tribune Latin America
Jim Glidewell, Presidente y CEO de Glidewell Dental, en la sede de su empresa en Newport Beach, California, desde donde ha desarrollado el mayor laboratorio dental del mundo. (Foto: Glidewell Dental)

Glidewell cumple 50 años

By Javier de Pisón
December 27, 2019

Glidewell Laboratorios celebra 50 años de crecimiento y evolución continuos, y el reciente Simposio Dental de Glidewell en Orlando fue el lugar perfecto para hablar con su fundador y Presidente, Jim Glidewell, quien ha transformado la pequeña tienda de materiales dentales que manejaba por sí solo en el laboratorio dental más exitoso del mundo.

  ENTREVISTA CON JIM GLIDEWELL 

Glidewell emplea a más de 5.000 personas en una amplia gama de especialidades a nivel operativo, científico y tecnológico.

Jim Glidewell abrió su primer laboratorio el 15 de enero de 1970, en Tustin, California. El continuo crecimiento de la empresa lo obligó a buscar sedes cada vez mayores a lo largo de los años, si bien siempre ha mantenido sus raíces en el sur de California, donde tiene sus dos campus principales en Newport Beach e Irvine. Actualmente, Glidewell emplea a más de 5,000 personas en una amplia gama de tareas a nivel operativo, científico y tecnológico. El laboratorio, conocido por fabricar prótesis personalizadas como coronas, dentaduras y una gama completa de implantes, ha invertido también un esfuerzo considerable y sostenido en la investigación y el desarrollo dirigido a mejorar la calidad de la odontología y a reducir sus costos.

El desarrollo más notable de Glidewell Laboratorios hasta la fecha ha sido BruxZir Solid Zirconia, un material utilizado para producir restauraciones totalmente cerámicas que es la mejor alternativa a la porcelana fundida en metal (PFM) y al oro fundido. Este material de zirconia ha demostrado ser increíblemente exitoso: solo 10 años después de su lanzamiento en 2009, ya se han colocado en Estados Unidos más de 20 millones de este tipo de restauraciones.

La principal ventaja de la zirconia de BruxZir es su increíble durabilidad y su resistencia a la fractura. Un estudio clínico histórico de 8 años de duración realizado por TRAC Research, equipo de investigación de la revista "Clinicians Report" del Dr. Gordon J. Christensen, concluyó que "las coronas de contorno completo de BruxZir en molares demostraron un comportamiento clínico superior a todos los demás materiales de color similar al diente estudiados clínicamente por TRAC durante 39 años”. El estudio indicó también un 100% de supervivencia de la corona, cero fracturas terminales y un desgaste mínimo del diente antagonista.

Más de 1,000 odontólogos participaron en el Simposio de Glidewell, que tuvo lugar en Orlando, Florida. (Foto: José Antonio Rosario para Dental Tribune)

La investigación y desarrollo sostenidos durante muchos años dieron más frutos recientemente con el desarrollo de BruxZir Esthetic Solid Zirconia, que, con una fuerza comparable a las formulaciones anteriores de BruxZir, ofrece además una translucidez más natural, por lo que es un material restaurador ideal para la zona estética.

Glidewell ha desarrollado también un reconocido sistema de flujo de trabajo digital para la clínica, llamado glidewell.io, que según la compañía es la forma más sencilla de escanear, diseñar y fresar restauraciones en el mismo día en la consulta dental. De hecho, Jim Glidewell bromea en la siguiente entrevista que el sistema glidewell.io es tan bueno que compite con su propio laboratorio.

BruxZir Solid Zirconia ha demostrado ser un material increíblemente exitoso: solo 10 años después de su lanzamiento en 2009, ya se han colocado más de 20 millones de este tipo de restauraciones de zirconia.

¿Cómo definiría a Glidewell?

Glidewell no es un simple laboratorio dental, sino una gran operación dedicada a la investigación y el desarrollo. Nuestro objetivo es ayudar a que la odontología sea accesible para pacientes de todos los estratos económicos, no solo para personas ricas. Mientras más convenientes y asequibles podamos hacer nuestros productos, más podremos ayudar a los dentistas a preservar o restaurar las sonrisas de todos.

Y es muy competitivo, tanto en el mercado estadounidense como en el extranjero.

En volumen de casos, somos actualmente el mayor laboratorio dental del mundo.

Glidewell tiene también laboratorios en México y Costa Rica.

Sí. En los últimos años, hemos abierto instalaciones en Cartago, Costa Rica; Santiago, Chile; Bogotá, Colombia; Ciudad de México y Tijuana, para atender a odontólogos y pacientes de esos países.

¿La idea era fabricar en el extranjero para reducir los costos de producción?

No exactamente. Inicialmente, abrimos en Costa Rica porque pensábamos que necesitábamos mano de obra barata para competir con los laboratorios chinos y ahora tenemos 265 empleados allí. Sin embargo, siempre hemos mantenido nuestras principales instalaciones de fabricación en el condado de Orange, California, enfocándonos en mejorar continuamente la tecnología y la fabricación de materiales para mantener los costos bajos. Con las instalaciones de fabricación automatizadas que hemos desarrollado, ya no necesitamos mano de obra barata.

¿Puede darnos algunos ejemplos de esta avanzada tecnología?

La mayor parte de nuestro trabajo se centra en la fabricación de materiales, en los consumibles que utilizamos para elaborar nuestras restauraciones. Esto nos permite garantizar la calidad y reducir aumentos innecesarios en el precio de venta. Fabricamos nuestro propio vidrio de silicato de litio, llamado Obsidian, y, desde luego, nuestra propia zirconia BruxZir. Más recientemente, hemos desarrollado capacidades de fabricación inteligente e inteligencia artificial para abordar mejor los desafíos particulares de un empeño que requiere la personalización a escala masiva, como sucede en la odontología.

Más de 1,000 odontólogos participaron en el Simposio de Glidewell, que tuvo lugar en Orlando, Florida. (Foto: José Antonio Rosario para Dental Tribune)

Acabo de ver el sistema "glidewell.io". ¿Cómo funciona?

La solución glidewell.io es un sistema CAD/CAM para el consultorio que permite a los dentistas fabricar y entregar una corona de zirconia en solo una hora. A nivel superficial, compite con nuestros laboratorios. Porque si los dentistas pueden hacer sus propias coronas, ¿para qué necesitan un laboratorio?

¿Cómo ha sido recibido?

Somos los segundos en el mercado. CEREC existe desde hace 30 años y nosotros solo llevamos un par de años en el mercado. Vamos realmente bien, porque nuestro sistema es más simple de usar y cuenta con el soporte en el laboratorio de técnicos digitales especialmente capacitados. Además, nuestras máquinas pueden fresar los bloques de BruxZir NOW, un material de zirconia completamente sinterizado, sin tener que meterlo en el horno y encenderlo. Con CEREC, si se fresa zirconia o IPS e.max, hay que pasar por un ciclo de cocción posterior al procesamiento. Nosotros no necesitamos hacer eso. Y no puede hacer daño que nuestro precio sea mucho más bajo que el de CEREC. Una vez más, queremos que las mejores herramientas para odontología estén disponibles para todos.

¿Cómo lo desarrollaron?

Comenzamos por averiguar qué se necesitaría para fresar zirconia totalmente sinterizada, que es un material extremadamente duro. De hecho, gasta una fresa cada vez que se usa, por lo que tuvimos que agregar una fresa desechable en el empaque con cada bloque individual.

¿Es el único sistema que hace eso?

Sí, es el único sistema que puede fresar con éxito zirconia completamente sinterizada.

¿La zirconia es realmente tan dura como dicen?

En el estudio realizado por CRA, observaron cero fallas en ocho años, sin astillamiento. Si hubiera sido porcelana, en cinco años verías un 35% de fracturas. Pero con la zirconia, no hubo fracturas en absoluto.

  HAGA CLICK AQUI PARA VER LA INVESTIGACION DE CRA  

Vista de los stands en el Simposio de Glidewell, que abarcan desde materiales e implantes a dispositivos para la apnea. (Foto: José Antonio Rosario para Dental Tribune)

Y ahora ha desarrollado una nueva zirconia altamente estética.

Sí. Es muy fuerte y muy estética. Hace diez años, las primeras coronas de zirconia eran blancas y calcáreas. Hoy en día, son muy translúcidas, con la adición de aproximadamente 5% de itrio a la mezcla de zirconia. El itrio las hace ligeramente menos duras, pero las coronas no se rompen, y exhiben ahora una translucidez más natural.

¿Cómo lograron todos estos desarrollos?

Principalmente, identificando los problemas que enfrentan nuestros clientes y cuestionando qué podíamos hacer para solucionarlos. Con la zirconia BruxZir, comenzó viendo las PFM astilladas o fracturadas y preguntándonos, ¿por qué no existe una corona más fuerte? Encontré un ingeniero aquí, un científico de materiales allí, y los contraté para producir un producto diferente. Al principio no tuvieron éxito, pero seguimos intentándolo. Esa es la otra clave: no darse nunca por satisfecho. Podríamos habernos detenido con el BruxZir de primera generación y habernos dado palmadas en la espalda. En cambio, ahora hemos desarrollado BruxZir Esthetic y una serie de soluciones adicionales destinadas a que los dentistas tengan más éxito.

  HAGA CLICK AQUI PARA VER UNA ENTREVISTA CON RELLA CHRISTENSEN 

Recursos

______________________________________________________________________

Javier de Pisón es Director de Dental Tribune Latin America, edición que llega semanalmente a más de 110.000 odontólogos de habla hispana en América Latina y España en formato digital e impreso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 9, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International