Dental Tribune Latin America
Cuando la depresión está mal controlada, es importante fijar metas cortas para poder concluir el tratamiento. (Foto: Sasha Freemind / Unsplash)

ANSIEDAD Y DEPRESION. Dos trastornos de nuestros tiempos (2)

By Laura Díaz Guzmán y Manuela Solís Gutiérrez
October 14, 2020

Las doctoras Laura María Díaz Guzmán y Manuela Solís Gutiérrez, ex directivas de la Asociación Dental Mexicana, ofrecen una interesante perspectiva de la ansiedad y la depresión, dos de los trastornos psiquiátricos más comunes, exacerbados ahora por la pandemia de la Covid-19, y del manejo de pacientes con estos síntomas en el consultorio odontológico. Segunda parte de un artículo en tres partes.

Depresión

Entre los trastornos relacionados con el estado de ánimo, la depresión ocupa un lugar prioritario, no por su frecuencia pero sí por la severidad con la que puede presentarse. Afecta a entre el 6-8% de quienes solicitan atención médica. Puede presentarse de manera independiente o estar asociada a enfermedades sistémicas crónicas, al empleo de medicamentos o a pérdidas de diverso tipo, como son las económicas, las personales, el trabajo y todo aquello que afecta la vida de la persona. El espectro de la sintomatología es tan amplio que va desde una tristeza que desaparece con los días, hasta el suicidio. La OMS refiere que cada 40 segundos alguien pierde la vida en el mundo por autolesión. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México de cada 10 suicidios 8 corresponden a varones (entre 20 a 24 años) y 2 a mujeres, aunque la depresión es dos veces más frecuente en el sexo femenino y afecta más a adolescentes y adultos mayores. Según las autoridades de salud mexicanas, por cada suicidio consumado, 25 personas más lo intentan.

La depresión mayor suele impactar el desempeño escolar, la vida social y laboral de los afectados, e influir negativamente tanto en la economía familiar como en la productividad del centro de trabajo, ya que interfiere en el estado de ánimo, la estructura de los pensamientos, así como con el funcionamiento de los órganos y sistemas corporales, generando también dolor en las personas que rodean al enfermo. Se calcula que el 15% de la población sufrirá depresión en algún momento de su vida.

Este trastorno psiquiátrico suele tener diferentes causas, siendo la carga genética y la edad los factores de riesgo más importantes. Casi siempre puede identificarse un detonante externo, como puede ser la muerte de un ser querido, un divorcio o pérdidas económicas La influenza hormonal juga un papel fundamental en la depresión postparto. Es frecuente observar depresión en quienes han sufrido un infarto del miocardio, padecen arritmia, cáncer, infección por VIH o diabetes mellitus, fibromialgia, artritis reumatoide, esclerosis múltiple o en quienes han recibido algún trasplante de órganos, entre otros muchos trastornos y problemas sistémicos crónicos. También suele acompañar a los pacientes que sufren de dolor craneofacial crónico, neuralgia del trigémino, síndrome miofascial doloroso, disfunciones articulares, dolor posherpético, migraña, síndrome de boca ardorosa, entre otros padecimientos craneofaciales. Por otro lado, algunos medicamentos producen depresión como reacción secundaria, tal es el caso de los antihipertensivos (como los bloqueadores de los canales de calcio), antiarrítmicos y anticolesterolemiantes. Se piensa que glucocorticoides, analgésicos, antibióticos, anticonvulsivantes y antiparkinsonianos, empleados a largo plazo, son inductores de la depresión.

"Los medicamentos psiquiátricos causan sequedad bucal y esto pone en riesgo alto de sufrir caries y enfermedad periodontal, así como dificultar la adaptación a prótesis mucosoportadas o ser un factor de riesgo para el fracaso de rehabilitaciones basadas en implantes".

Tristeza, irritabilidad o indiferencia, apatía, agitación o lentitud motora, pérdida de interés en realizar actividades placenteras, pérdida de apetito o incremento del mismo, insomnio o hipersomnio, falta de concentración, incapacidad para tomar decisiones, pérdida o ganancia de peso, falta de concentración, sentimiento de culpa o vergüenza, ideas de muerte, son los criterios para su diagnóstico, Con 5 o más de estos criterios, que se presenten durante más de dos semanas, se cataloga el cuadro como depresión mayor; con al menos dos criterios durante ese lapso de tiempo, depresión menor.

El tratamiento de la depresión incluye la educación del paciente y la familia, el empleo de antidepresivos tricíclicos y/o la remisión al psiquiatra. Los fármacos antidepresivos suelen causar su efecto estabilizador del ánimo del paciente en seis u ocho semanas, por lo que es importante que el paciente y la familia estén enterados que no tendrán efecto de manera inmediata. Entre los fármacos más comúnmente empleados están los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina, imipramina maprotilina, nortriptilina, desipramina, que suelen causar reacciones secundarias, como hiposalivación, temblor, taquicardia, visión borrosa, hipotensión postural. Otros medicamentos antidepresivos son la fluoxetina, sertralina, paroxetina, fluvoxamina, que pueden generar falta de concentración, nerviosismo y cefalea. Algunas de las reacciones secundarias pueden ser causa de lesiones bucales.

La salud bucal suele deteriorarse en pacientes con depresión. En ocasiones es el mal estado de la boca lo que puede detonar un estado depresivo.

Manejo odontológico de los pacientes con ansiedad y/o depresión

En la consulta dental es frecuente recibir pacientes con cierto grado de depresión o ansiedad que con el buen trato personal son fácilmente controlados; sin embargo, ante casos severos siempre es importante la consulta con el psiquiatra para conocer el diagnóstico correcto, el manejo y las expectativas de curación o control a largo plazo. En los países latinoamericanos no siempre es sencilla esta remisión, por la reticencia de los pacientes o sus familias para consultar a quien deba resolver este problema de salud. Por fortuna, en la búsqueda de aliviar el sufrimiento emocional, cada vez es más común que el paciente acepte la visita al psiquiatra.

Los pacientes con estos trastornos suelen recibir medicamentos que pueden interferir con la capacidad de concentración, la memoria, generar dificultad para expresarse o alterar el estado de vigilia, complicando que el paciente entienda las propuestas que el odontólogo haga sobre el plan de tratamiento, por lo que es importante hacer la presentación en presencia de un familiar directo. Los medicamentos empleados en estos trastornos obligan a que la persona acuda a consulta acompañada, ante la imposibilidad de manejar un automóvil.

La ansiedad manifestada por los pacientes durante el tratamiento dental puede ser controlada con el buen trato del profesionista. En la mayoría de los casos, esto sirve para atenuar la sintomatología y eliminar la ansiedad; habrá sin embargo ocasiones en que sea necesaria la prescripción de un ansiolítico la noche previa a la consulta y una hora antes de la misma. Para ello, puede prescribirse diazepan 2 mg por vía oral. Una opción más para atenuar la ansiedad es el uso de óxido nitroso y, en casos extremos, tendrá que realizarse el tratamiento bucal en un medio hospitalario.

Por lo general los pacientes con depresión suelen tener la boca en mal estado y pueden requerir un tratamiento de rehabilitación oral largo y amplio, con la participación de diversos especialistas. Si la depresión está mal controlada, será difícil que el paciente termine a tiempo un plan de tratamiento bucal. Por lo tanto, es importante avanzar con metas cortas para poder concluir. Por otro lado, ante la manifestación del paciente de ideas suicidas, es deber del odontólogo remitirlo al psiquiatra. Es un hecho que estos pacientes suelen manifestar sus intenciones antes de cumplirlas.

Los medicamentos para el tratamiento de pacientes psiquiátricos causan sequedad bucal y esto pone en riesgo alto a las personas de sufrir caries y enfermedad periodontal, así como dificultar la adaptación a prótesis mucosoportadas o ser un factor de riesgo para el fracaso de rehabilitaciones basadas en implantes. La mucosa bucal es un tejido que debe estar hidratado y puede sufrir lesiones traumáticas más fácilmente por la sequedad. La falta de saliva es causa de halitosis, dificulta la deglución e influye en el tipo de alimentos que el paciente puede seleccionar, que frecuentemente no son los mejores para la nutrición de la persona y que además propician el desarrollo de caries. También se pueden producir reacciones secundarias al uso de fármacos psicorreguladores, como son las reacciones liquenoides o cuadros no esperados de estomatitis aftosa recurrente.

La ansiedad puede ser la causa de lesiones facticias (traumáticas autoinducidas) y de trauma sobre los tejidos gingivales por exceso de fuerza en el cepillado. Se observa bruxismo en la mayoría de los pacientes psiquiátricos, por lo que el odontólogo debe estar preparado para su control.

Si el paciente recibiera antidepresivos tricíclicos como parte del tratamiento de la depresión, tales como la amitriptilina, imipramina o maprotilina, el dentista deberá seleccionar un anestésico local con vasoconstrictor no adrenérgico, como la felipresina, ante la alta posibilidad de interacción farmacológica que conduciría a una elevación súbita de la presión arterial.

En la tercera parte de este artículo, que se publicará el miércoles 21 de octubre en Dental Tribune, las autoras se centran en el aumento de los casos de depresión como resultado de la pandemia de Covid-19.

Otros artículos de esta serie:

1. ANSIEDAD Y DEPRESION. Dos trastornos de nuestros tiempos (1)

2. ANSIEDAD Y DEPRESION. Dos trastornos de nuestros tiempos (2)

Sobre las autoras

  1. La Dra. Laura María Díaz Guzmán es ex Presidente de Asociación Dental Mexicana, Federación Nacional de Colegios de Cirujanos Dentistas A.C. (ADM), Vicepresidente de Certificación, Consejo Nacional de Educación Odontológica (CONAEDO), Profesor ADM. Práctica privada y KD Digital SA. De CV. En León, Guanajuato, México.
  2. La Dra. Manuela Solís Gutiérrez es ex Tesorera de Asociación Dental Mexicana (ADM), Ex Presidente del Colegio Dental Tamaulipeco, Ex Presidente de Colegio de Cirujanos Dentistas de Reynosa A.C. Práctica Privada en Reynosa, Tamaulipas, México.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 6, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International