Dental Tribune Latin America
El SAHOS de interés para ortodoncistas, y odontopediatras es el derivado de alteraciones en las estructuras cráneofaciales, en especial del colapso maxilar esquelético y la retrusión mandibular. (Imagen: David Suárez Quintanilla)

El papel del Ortodoncista en la Patología del Sueño (1)

Por David Suárez Quintanilla
January 13, 2020

El Profesor David Suárez Quintanilla exhorta a valorar y promover los múltiples beneficios para la salud del paciente que ofrece la Ortodoncia, y a evitar los aspectos que la intentan limitar al simple alineamiento dentario.

  ORTODONCIA  

"Es urgente cambiar nuestro discurso del simple alineamiento dentario para la fiesta de graduación o boda, por un sentido más médico de la Ortodoncia

Los ortodoncistas, como grupo, no sabemos vendernos bien a la sociedad, que nos mira con un poco de recelo por el costo de nuestros tratamientos y por unos objetivos, que creen cosméticos, limitados a la sonrisa y que no acaban de entender bien. No me canso de repetir que, en muchas ocasiones, somos nosotros y las propias sociedades científicas y profesionales de nuestra especialidad las que le ponemos límites y empequeñecemos nuestro ilimitado potencial para la salud de nuestros congéneres. La moda de los alineadores, que no engaña a nadie con su nombre, al delimitar sus objetivos clínicos, está reduciendo muchos de los tratamientos al simple alineamiento estético. Contrasta esta mala política de los líderes de nuestra especialidad con los de, por ejemplo, los de las sociedades de Periodoncia, que tratan de motivar a sus potenciales pacientes resaltando la relación de la enfermedad periodontal con las enfermedades cardíacas, el Alzheimer y hasta el parto prematuro (¡qué futuras sorpresas nos tendrá preparadas la ciencia periodontal!).

Es urgente cambiar nuestro discurso del simple alineamiento dentario para la primera comunión, la fiesta de la graduación o la boda, por un sentido más médico de la Ortodoncia, como ya abogaba hace más de un siglo el médico y padre de la ortodoncia moderna, EH Angle.

"Si la gente corriente supiera el alcance de nuestro tratamiento para el desarrollo facial y la salud de sus hijos, no ocurrirían fenómenos como la mercantilización de la ortodoncia o la venta on-line de alineadores

Los ortodoncistas hacemos algo único y especial al servicio de la humanidad, como magistralmente apuntó RM Ricketts, pero, en mi opinión, el alcance real de nuestra terapia es desconocido por el 99,99% de la población, incluyendo muchos de nuestros colegas dentistas. Si la gente corriente supiera el alcance que tiene nuestro tratamiento para el desarrollo facial y la salud de sus hijos, no ocurriría lo que ocurre ni, indefectiblemente, va a ocurrir (mercantilización de la ortodoncia, venta on-line de alineadores bajo el consentimiento informado del consumidor, ahora ex paciente). Sí, “poner” aparatos está de moda (otra cosa diferente es hacer ortodoncia de calidad).

Pensemos que el desarrollo vertical del hueso alveolar, que los ortodoncistas manejamos con rutinaria eficiencia y simplicidad, es el elemento epigenético más importante del desarrollo vertical de la cara de todos los seres humanos y que sobre otras estructuras craneofaciales claves, como el maxilar y la mandíbula, podemos actuar con resultados sorprendentes. Los microimplantes, especialmente los extra-alveolares, han roto el techo de cristal de nuestra otrora ortopedia dentofacial infantil, extendiéndola al adulto.

"El desarrollo vertical del hueso alveolar, que los ortodoncistas manejamos con eficiencia y simplicidad, es el elemento más importante del desarrollo vertical de la cara de todos los seres humanos

El Síndrome de Apnea Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHOS), la interrupción nocturna de la respiración y el aporte de oxígeno, constituye un claro ejemplo de las afirmaciones precedentes. El SAHOS es una patología del sueño que compromete la vida del paciente, su desarrollo cognitivo y su calidad de vida. Es una epidemia que afecta a cientos de millones de personas en todo el mundo (las cifras epidemiológicas asustan) y que, paradójicamente, es poco diagnosticada, y menos tratada (se dice que menos de un 0,5% de los pacientes reciben el adecuado tratamiento). El SAHOS compromete la calidad de vida del que lo padece (somnolencia diurna, falta de concentración, irritabilidad, dolores de cabeza matutinos, hipertensión, diabetes tipo II, depresión, impotencia) y la propia supervivencia (se incrementa espectacularmente la incidencia de infartos e irreversibles accidentes vasculocerebrales), por no hablar de las pérdidas económicas derivadas de estas patologías en forma de bajo rendimiento y/o absentismo laboral y accidentes de trabajo y tráfico.

La evidencia científica demuestra los efectos beneficiosos de la expansión maxilar y el avance mandibular en SAHOS, patología que puede llegar a comprometer la vida de nuestros hijos. (Imagen: David Suárez Quintanilla)

El SAHOS que nos interesa a los ortodoncistas, y odontopediatras, es el derivado de alteraciones en las estructuras cráneofaciales, en especial del colapso maxilar esquelético y la retrusión mandibular. Es un problema muy frecuente en los niños, poco o mal diagnosticado hasta hace pocos años, que difiere del SAHOS del adulto en su etiología, manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento, y a pesar de ser potencialmente muy peligroso, el tratamiento es muy efectivo.

Cada vez son más y más los estudios que demuestran de manera unívoca la relación entre estas patologías, de resolución ortodóncica y/o quirúrgica, y la obstrucción mecánica, vía efecto Venturi, de las vías aéreas superiores. Todo niño sedentario, obeso, roncador y con maloclusión de Clase II mandibular o compresión maxilar marcada es un claro candidato a presentar un SAHOS que acabará condicionando su comportamiento (niños hiperactivos, con déficit de atención y nula capacidad de concentración) y su salud (alteración del ritmo y calidad del sueño, bruxismo, tendencia a un futuro síndrome metabólico y diabetes tipo II). La deformación facial que acompaña a muchas maloclusiones (facies adenoidea o simplemente cara de niño lento, pasmado y abotargado, como el criado de Mr. Pickwick en la genial novela de Charles Dickens) puede ser causa y consecuencia al crearse un efecto sinérgico, y de círculo vicioso, entre la respiración oral, la posición de lengua baja, la posterorotación mandibular, la falta de oxigenación cerebral y la mala calidad del sueño, dando lugar a una pléyade de síntomas concatenados de diferentes órganos y sistemas. Recientes estudios endocrinos y neurológicos, con resonancia magnética funcional y contrastes neurotróficos, confirman el importante compromiso metabólico y de desarrollo cerebral en estos pacientes.

Es cierto que la ortodoncia no está incluida en las prestaciones sanitarias públicas de muchos países y que pediatras, neumólogos, neurofisiólogos y otorrinos están poco o nada duchos en diagnóstico de maloclusiones y biotipos faciales (culpando a las amígdalas y adenoides de todos los males obstructivos, cuando no le toca el turno a la alergia) y que muchos dentistas no están suficientemente familiarizados con nuestro diagnóstico (cefalometría en la teleradiografía o CBCT), pero urge el alertar sobre este problema. No es fácil delimitar si es antes el huevo o la gallina y qué papel juega la mandíbula y la biprotrusión dental, asociada al biotipo dolicofacial, en esta patología (yo creo que mucho).

Ante la duda de si un problema de ortodoncia pueda ser causante o coadyuvante de un SAHOS en un niño, se debe de actuar de inmediato, primero haciendo un despistaje por la historia y exploración clínica: cómo duerme, si ronca (un 10-15% de niños), si hace paradas respiratorias durante el sueño, si tiene tiraje intercostal, si está por el día cansado o todo lo contrario excitado, que “no para”, si va mal en el colegio por una evidencia de falta de atención, si presenta enuresis frecuente o anormal para su edad (asociado a problemas metabólicos). También un estudio pormenorizado de las vías aéreas superiores y, a ser posible, una polisomnografía en casa (hay magníficos equipos portátiles adaptables a niños, para hacer el estudio en un ambiente “conocido”).

No olvidemos que los ortodoncistas también tenemos algo que decir en otra patología del sueño frecuente, el bruxismo infantil, que más allá de la prevención de sus potenciales efectos deletéreos, podemos alertar a los padres sobre una alteración del sueño de su hijo, con agitación de ojos (fases REM), movimientos de extremidades, microdespertares y sueño no reparador.

La evidencia científica no deja de demostrar los efectos beneficiosos de la expansión rápida maxilar y el avance mandibular (sea con aparatos funcionales clásicos o los nuevos sistemas de diseño digital) en esta patología, que compromete el desarrollo general y hasta la vida de nuestros hijos. Entre todos hemos de recolocar a la ortodoncia en ese lugar, a medio camino entre la medicina y la odontología, del que nunca se debería haber movido. Esperemos que los responsables políticos de nuestra especialidad tomen buena nota de esto y sepan comunicar a la sociedad el papel crucial que desarrollamos para la calidad de vida y la salud de nuestros niños.

__________________________________________________________________________________

El Profesor David Suárez Quintanilla es catedrático de Ortodoncia de la Universidad de Santiago de Compostela (España), expresidente de la European Orthodontic Society y vicepresidente del área de Ortodoncia de la International Association for Dental Research. En sus treinta años dedicados a la Ortodoncia, ha creado procedimientos como la Técnica SWLF (Straight Wire Low Friction), desarrollada con la compañía RMO de Denver, que es actualmente utilizada por ortodoncistas de más de treinta países. Además es autor del libros como "Ortodoncia. Eficiencia Clínica y Evidencia Científica”. Visite su página web en: dsqtraining.com

 

1 Comment

  • Angélica Espinoza Rojo says:

    Estoy totalmente de acuerdo, estás manifestaciones clínicas que nos permiten diagnosticar prevenir e interceptar la patología
    futura de estos niños con clase II
    He tratado durante muchos años al inicio con activadores ,trainer y expansiones rapidas y los resultados son muy reconfortantes.soy ortodoncista de Chile

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International