Dental Tribune Latin America

Decoro y responsabilidad

By Benjamín Herazo Acuña
January 03, 2020

El especialista en ética odontológica, Benjamín Herazo Acuña, describe las condiciones que debe reunir el consultorio y la responsabilidad que representa el ejercicio de la odontología.

   ETICA & ODONTOLOGIA  

El odontólogo o especialista mantendrá su consultorio o clínica odontológica con el decoro y la responsabilidad que requiere el ejercicio profesional (Colombia, ley 35 de 1989)

Se entiende por consultorio o clínica odontológica el espacio donde se puede atender privadamente al paciente y cuyo objetivo sea la consulta o tratamiento ambulatorio, el cual debe tener aprobación de las entidades autorizadas por la legislación de cada país o estado federal. Un odontólogo o especialista no debe atender consultas en su casa, en un hall o pasillo, en una cafetería, en un patio, o en cualquier lugar que no esté autorizado por la autoridad pertinente. En casos excepcionales, el odontólogo o especialista puede atender una consulta fuera de un consultorio o clínica odontológica, como lo es una urgencia por un trauma maxilobucodental causado por un accidente casero o doméstico, automovilístico o derivado de una catástrofe, violencia o terrorismo.

“Un odontólogo no debe atender consultas en su casa, en un hall o pasillo, en una cafetería, en un patio, o en cualquier lugar que no esté autorizado por la autoridad pertinente”. 

El consultorio o clínica odontológica es al odontólogo o especialista lo que el quirófano hospitalario para los médicos especialistas en cirugía. Debe ser un lugar con una impecable presentación física, limpio, aséptico, ordenado, estéticamente bien presentado, pintado adecuadamente y para ello es preferible el color blanco, con una pintura bacteriostática, lavable y desinfectable, como hoy ya se ofrece en los almacenes del sector salud y de la construcción. En el aspecto legal debe tener las licencias o registros de funcionamiento, expedidas por las autoridades oficiales o las particulares delegadas por el País o Estado. El lugar de atención odontológica debe ser independiente de la recepción, de la administración y del cubículo de la secretaria. Un ideal sería que al ingresar el paciente al consultorio se coloque unos zapatos desechables que cubran sus zapatos, para que no introduzcan bacterias, parásitos o residuos contaminantes adquiridos en la calle. El odontólogo o especialista, la auxiliar, la secretaria y la recepcionista deben estar impecablemente presentadas, limpias, asépticos, estéticamente bien vestidos, todos uniformados, ojalá de blanco. El blanco es un color que impresiona y agrada, porque significa limpieza, asepsia, belleza. Un profesional orgulloso de sí mismo y de su profesión siempre se presentará limpio y pulcramente bien vestido, porque si “el hábito no hace al monje, si lo representa bien ante los demás”.

Ludwig Wittgenstein estableció la relación entre ética y estética. La ética tiene como objeto de estudio la moral y la acción humana, mientras que la estética es la rama de la filosofía que tiene por objeto el estudio de la esencia y la percepción de la belleza como aproximación al arte. Lo ético y estético están de muchas formas relacionados en el quehacer diario de las personas. La ética produce una belleza interior y si ésta se refleja con la belleza exterior de un profesional bellamente vestido y presentado, el impacto ante sus pacientes será trascendente.

__________________________________________________________________________

El doctor Benjamín Herazo Acuña es autor, coautor, editor o colaborador de 46 libros, entre ellos 9 de ética y bioética. Su publicación más reciente es “Recuerdos de Salud Pública”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 5, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International