Dental Tribune Latin America
Se ha sugerido el uso de colutorios para disminuir la carga viral de Covid-19 en los pacientes antes de ser tratados en la consulta dental.

Los cambios en la prescripción de colutorios tras la pandemia (2)

El Dr. Héctor J. Rodríguez Casanovas, reconocido experto en periodoncia español, ofrece en este segundo artículo una perspectiva histórica de los enjuagues dentales, en la que describe las diversas etapas por las que han pasado, con especial énfasis en su eficacia y efectos secundarios. La aparición de la pandemia de Covid-19 ha reactivado la discusión sobre su valor y efectividad, no solo contra las caries, la enfermedad periodontal, sino incluso contra los virus, todo lo cual se revisa en este artículo.

Los aceites esenciales (AE)

Las recomendaciones estándar para las prácticas de higiene bucal se han centrado en los métodos mecánicos (cepillado de dientes y limpieza interdental). Las pruebas publicadas indican que los enjuagues bucales antimicrobianos aportan beneficios para la salud bucodental, más allá de los métodos mecânicos: primer meta-análisis que demuestra el beneficio clínicamente significativo y específico del tratamiento coadyuvante con aceites esenciales en personas dentro de un período de 6 meses (es decir, entre visitas al dentista)[1].

Este meta-análisis de ensayos clínicos de 6 meses de duración respalda el beneficio clínicamente relevante del uso diario de enjuagues bucales con AE para la reducción de la placa y la gingivitis, al determinar el porcentaje de superficies dentales libres de placa y sitios gingivales que alcanzaron la salud, que son los objetivos de los servicios preventivos.

La adición del enjuague bucal diario con AE a la higiene bucal mecánica proporcionó probabilidades estadísticamente significativas de tener una boca más limpia y saludable, lo que puede conducir a la prevención de la progresión de la enfermedad.

 Los enjuagues bucales con AE sin alcohol y con alcohol fueron capaces de reducir la placa, la gingivitis y el sangrado gingival en comparación con el uso de la higiene bucal mecánica sola en un estudio aleatorio de seis meses. No se encontraron diferencias significativas en la eficacia para reducir la placa, la gingivitis y la hemorragia gingival entre las formulaciones de enjuagues bucales con AE con y sin alcohol.

Los AE parecen ser superiores al placebo + Control Mecánico de Placa (CMP) y al Cloruro de Cetilpiridinio (CPC) + CPM para la reducción de la placa y la inflamación gingival en pacientes con gingivitis. Los beneficios esperados pueden ser clínicamente relevantes y alcanzar también la zona interproximal[2].

Mientras que la revisión de Araujo y esta nueva revisión demuestran una mejora estadísticamente significativa en las puntuaciones de placa y gingivitis, la importancia clínica de los hallazgos es más difícil de evaluar. La revisión no considera los efectos adversos. La mayoría de los estudios incluidos se evalúan frente a placebo, por lo que se necesitan más estudios comparativos con otros enjuagues bucales y otros agentes para mejorar la salud bucal.[3]

Los enjuagues bucales con aceites esenciales redujeron la placa, la gingivitis y el sangrado gingival en comparación con la higiene bucal mecánica sola en un estudio de seis meses.

Enjuagues bucales y virus

Debido a la pandemia de Covid-19 se ha sugerido el uso de colutorios para disminuir la carga viral de los pacientes antes de ser tratados en la consulta dental, o su uso por el público en eventos masivos.

La eficacia antiviral de los enjuagues bucales comerciales de uso generalizado no ha sido bien estudiada. Se emprendió un proyecto para evaluar y comparar la eficacia antiviral in vitro de los enjuagues bucales que contienen aceites esenciales y de los enjuagues bucales con clorhexidina sobre dos virus con envoltura diferentes: el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH-1) y el virus del herpes simple (VHS-1) cepa McIntyre. Los efectos anti-VIH-1 y anti-VHS-1 de LA, TLA, PX y CHX evidenciados en el estudio in vitro sugieren que se deberían investigar los posibles efectos in vivo durante el uso de productos que contienen AE o clorhexidina cuando son utilizados por los pacientes como enjuagues bucales. Si los estudios clínicos confirman los datos in vitro, el uso previo al procedimiento por parte de los clínicos puede ser beneficioso para reducir la contaminación viral de los bioaerosoles durante la prestación de la atención dental.

Diferentes autores abogan por evaluar formulaciones seleccionadas en el contexto clínico y valorar sistemáticamente la descontaminación y la salud de los tejidos de la cavidad oral en pacientes y trabajadores sanitarios, para prevenir potencialmente la transmisión del virus[4].

Algo que parece que irá siendo cada día más común en la formulación de los enjuagues, ya que la eficacia de los colutorios no suele estar relacionada con uno sólo de los ingredientes, sino con la fórmula de dichos enjuagues.

Se ha propuesto la formulación de enjuagues bucales "de diseño", basada en la acción selectiva de ciertos aceites esenciales hacia aislados bacterianos específicos y la no toxicidad para las células gingivales en concentraciones antimicrobianas activas[5]. Esto haría que dichos enjuagues fueran más precisos en su acción antiséptica.

Se ha sugerido el uso de enjuagues bucales para reducir la carga viral del SARS-CoV-2 en la cavidad oral[6]. Se pueden utilizar agentes antisépticos para reducir la carga de virus en la boca.[7] En general, hay pruebas in vitro adecuadas para ayudar a la utilización de antisépticos para disminuir posiblemente el cúmulo de virus del SARS-CoV-2 y otros Covid[8].

En cuanto a su eficacia contra los hongos, por desgracia no hay muchos datos al respecto. El digluconato de clorhexidina mata las bacterias grampositivas y gramnegativas (aerobios y anaerobios), así como hongos como las levaduras. Los aceites esenciales presentes en muchas formulaciones de enjuagues bucales tienen propiedades antibacterianas, antifúngicas e incluso antivirales. Una estrategia basada en el enjuague bucal podría ayudar a prevenir el aumento de la Mucormicosis y de los pacientes con Diabetes Mellitus afectados por Covid-19. Desafortunadamente, hemos de avanzar en el estudio de todos los colutorios que prescribimos a nuestros pacientes, y de aquellos disponibles sin receta.

En la corta historia de los colutorios modernos, ha habido un interés centrado en las enfermedades periodontales, la caries, la halitosis o la candidiasis. Sin embargo, los virus que también están presentes en el microbioma oral no han sido objeto de mucho interés. Afortunadamente, hay un creciente interés en el estudio y la creación de colutorios con eficacia antiviral probada. Nuevas moléculas como el D-Lemonene formulado con aceites esenciales y CPC han aparecido recientemente con pruebas de su acción contra los virus de envoltura lipídica como el SARS-CoV-2.

¿Tendremos que modificar nuestros hábitos de prescripción? Los colutorios no son un producto que se deba utilizar de manera continuada y sin control por parte del odontólogo. Probablemente debemos ser más cautos y cambiar nuestros hábitos de prescripción, evitando el uso prolongado de estos productos para aumentar la seguridad de nuestros pacientes.

VER LA PRIMERA PARTE DE ESTE ARTICULO

____________________________________________________________________

El Dr. Héctor J. Rodríguez Casanovas, DDS, MS, Ph.D., es Periodoncista que ejerce en Gijón y Las Palmas de Gran Canaria, España.

__________________________________ Inscríbase en el curso presencial del Dr. Enrique Jadad sobre “La ciencia del color, la fotografía dental y el marketing del consultorio” en Helident Training Center.

__________________________________

Toca en la imagen y síguenos en Instagram

 

Toca en la imagen y síguenos en FaceBook

Bibliografía

[1] Araujo MWB, Charles CA, Weinstein RB, McGuire JA, Parikh-Das AM, Du Q, Zhang J, Berlin JA, Gunsolley JC. Meta-analysis of the effect of an essential oil-containing mouthrinse on gingivitis and plaque. J Am Dent Assoc. 2015 Aug;146(8):610-622. doi: 10.1016/j.adaj.2015.02.011. PMID: 26227646.

[2] Haas AN, Wagner TP, Muniz FWMG, Fiorini T, Cavagni J, Celeste RK. Essential oils-containing mouthwashes for gingivitis and plaque: Meta-analyses and meta-regression. J Dent. 2016 Dec;55:7-15. doi: 10.1016/j.jdent.2016.09.001. Epub 2016 Sep 11. PMID: 27628316.

[3] Richards D. Effect of essential oil mouthwashes on plaque and gingivitis. Evid Based Dent. 2017 Jun 23;18(2):39-40. doi: 10.1038/sj.ebd.6401233. PMID: 28642553.

[4] Meister TL, Brüggemann Y, Todt D, Conzelmann C, Müller JA, Groß R, Münch J, Krawczyk A, Steinmann J, Steinmann J, Pfaender S, Steinmann E. Virucidal Efficacy of Different Oral Rinses Against Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2. J Infect Dis. 2020 Sep 14;222(8):1289-1292. doi: 10.1093/infdis/jiaa471. Erratum in: J Infect Dis. 2021 Feb 13;223(3):541. PMID: 32726430; PMCID: PMC7454736.

[5] Filipović G, Stevanović MD, Stojanović-Radić Z, Obradović R, Randjelović PJ, Radulović NS. Choosing the Right Essential Oil for a Mouthwash: Chemical, Antimicrobial and Cytotoxic Studies. Chem Biodivers. 2020 Nov;17(11):e2000748. doi: 10.1002/cbdv.202000748. Epub 2020 Nov 16. PMID: 32975038.

[6] O'Donnell VB, Thomas D, Stanton R, Maillard JY, Murphy RC, Jones SA, Humphreys I, Wakelam MJO, Fegan C, Wise MP, Bosch A, Sattar SA. Potential Role of Oral Rinses Targeting the Viral Lipid Envelope in SARS-CoV-2 Infection. Function (Oxf). 2020;1(1):zqaa002. doi: 10.1093/function/zqaa002. Epub 2020 Jun 5. PMID: 33215159; PMCID: PMC7239187.

[7] Herrera D, Serrano J, Roldán S, Sanz M. Is the oral cavity relevant in SARS-CoV-2 pandemic? Clin Oral Investig. 2020 Aug;24(8):2925-2930. doi: 10.1007/s00784-020-03413-2. Epub 2020 Jun 23. PMID: 32577830; PMCID: PMC7309196.

[8] Mateos Moreno MV, Obrador AM, Márquez VA, Ferrer García MD. ORAL ANTISEPTICS AGAINST CORONAVIRUS: IN VITRO AND CLINICAL EVIDENCE. J Hosp Infect. 2021 Apr 15:S0195-6701(21)00155-9. doi: 10.1016/j.jhin.2021.04.004. Epub ahead of print. PMID: 33865974.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2021 - All rights reserved - Dental Tribune International