Dental Tribune Latin America
Figura 0. Imagen inicial (izquierda) y secuencia final del tratamiento (derecha).

Caries severa de primera infancia en odontopediatría

April 10, 2021

Los autores presentan un caso clínico de caries de primera infancia severa y explican que es una afección que puede condicionar la salud bucodental en la edad adulta, además de causar alteraciones del sueño, ansiedad y depresión, agresividad e incluso déficit de atención.

Introducción

La caries dental es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia con una alta prevalencia en niños en edad preescolar. En 1978, la Academia Americana de Odontopediatría introdujo el término “Nursing Bottle Caries” para definir una forma muy agresiva de caries que se asoció con el uso prolongado del biberón y cuya prevención se centraba en el abandono del mismo tras superar el primer año de vida del niño.

  HACER CLIC AQUI PARA SUSCRIBIRSE A DENTAL TRIBUNE  

Posteriormente, otros términos tales como “caries rampante, caries de incisivos, caries labiales, caries de aparición temprana, caries de la primera infancia o caries del lactante” han sido empleados para hacer referencia a este tipo de enfermedad.

Figura 1. Fotografía intraoral frontal.

La caries de la primera infancia (CPI) se define como la presencia de uno o más dientes afectados por caries (cavitado o no cavitado), perdidos por afectación de caries u obturados en cualquier diente temporal de un niño menor de 6 años de edad. Se considera caries severa de la primera infancia cualquier afectación por caries de una superficie lisa en niños menores de 3 años y en niños de 3 a 5, la presencia de uno o más dientes cariados y/o perdidos por afectación de caries y obturaciones en superficies lisas de dientes anterosuperiores o una cifra de CAOD por superficie afectada mayor de 4 a los 3 años, mayor de 5 a los 4 años o mayor de 6 a los 5 años.

PUBLICIDAD

La CPI es una enfermedad infecciosa, transmisible y de rápida progresión con una etiología compleja y multifactorial. Los principales factores etiológicos asociados son el alto consumo de azúcar y la falta de medidas de higiene dental adecuadas. El rango de prevalencia de la CPI oscila entre un 17,4 hasta el 83% a nivel mundial, siendo mayor en poblaciones con niveles socioeconómicos bajos.

Figura 2. Fotografías intraorales laterales.

La CPI se presenta siguiendo una secuencia similar a la de la erupción de la dentición decídua, es decir, aparecen generalmente las primeras lesiones a nivel de los incisivos superiores seguidos por los primeros molares, caninos y segundos molares. La manifestación inicial de la caries es una lesión de color blanco amarillenta de localización superficial próxima a la encía que se conoce como “mancha blanca”, la desmineralización del esmalte va progresando de forma rápida ocasionando la destrucción masiva de la estructura dental.

PUBLICIDAD

La CPI lleva a consecuencias físicas, funcionales y de comportamiento que afectan negativamente a la calidad de vida del niño. A nivel oral nos encontramos principalmente con dificultad para la masticación y la pronunciación, pérdida prematura de dientes y como consecuencia pérdida de espacio para la futura dentición permanente además de un alto riesgo de desarrollo de caries en la edad adulta. También está asociada a la aparición de alteraciones psicológicas, el dolor y la infección obligan a realizar tratamientos dentales de forma urgente en niños muy pequeños que pueden desarrollar miedo dental con facilidad. Se ha establecido una asociación significativa de la caries de la primera infancia con alteraciones del sueño, ansiedad y depresión, agresividad y otras alteraciones como el déficit de atención.

Figura 3. Fotografías intraorales: arcada superior e inferior.

El tratamiento de la caries de la primera infancia dependerá de la extensión de las lesiones, la edad y comportamiento del niño, así como de la cooperación de los padres por lo que se requiere un manejo interdisciplinario para lograr restaurar de forma exitosa la salud oral de estos pacientes.

Caso clínico

Paciente masculino de 4 años y 7 meses de edad acude al Departamento de Odontopediatría en la Clínica Odontológica de la Universidad Internacional de Cataluña por dolor espontáneo en el segundo cuadrante. La anamnesis del paciente no mostraba datos médicos de relevancia. La madre comentó que había visitado otros centros, pero no habían podido tratarlo por el difícil manejo de conducta del paciente y lo habían referido para hacer los tratamientos bajo anestesia general.

PUBLICIDAD

Diagnóstico

A la exploración intraoral se observan lesiones de caries en todas las piezas temporales, tanto posteriores como anteriores. Después de realizar la exploración radiográfica, observamos que existe posible afectación pulpar de las piezas 5.1, 5.4, 5.5, 6.1, 6.4, 6.5, 7.5. Respecto a la oclusión, se observa ligero escalón distal y clase II canina bilateral. Además, presenta mala higiene oral y una dieta con alto contenido en azúcares.

Figura 4. Radiografías intraorales iniciales.

Se trata de un paciente con caries de primera infancia severa (CAOD> 5). Debido a la cantidad de tratamientos y los antecedentes de conducta del paciente, se estableció un plan de tratamiento bajo anestesia general que se explicó a los padres, quienes firmaron un consentimiento informado autorizando el tratamiento planeado.

PUBLICIDAD

Plan de tratamiento

Los siguientes tratamientos se realizaron bajo anestesia general por alumnos del Máster en Odontopediatría Integral y Hospitalaria de la Universidad Internacional de Cataluña. Todos los tratamientos fueron realizados con refuerzo de anestesia local de Articaína 4% con Epinefrina 1:200.000 (Ultracaine; Normon S.A., Madrid, Spain) y con aislamiento absoluto con dique de goma.

PUBLICIDAD

Se realizó la eliminación de caries con fresa de alta velocidad en esmalte y de baja velocidad en dentina y se procedió a restaurar las cavidades con composite color A1 (Spectrum, Dentsply) de las siguientes piezas: 5.3, 6.3, 7.1, 7.2, 7.3, 7.5, 81, 8.2, 8.3, 8.4, 8.5. Las pulpectomías se llevaron a cabo con una instrumentación manual con limas k (Dentsply Caulk, Milfors, USA), irrigación con hipoclorito de sodio al 2,5% y posterior obturación de los conductos con pasta yodofórmica e hidróxido de calcio (Vitapex; Neo Dental International Inc., USA). La cámara pulpar se recubrió con una pasta provisional de óxido de zinc Eugenol (IRM; Dentsply Caulk, USA).

 Figura 5. Fotografías intraorales post-tratamiento.

Se colocaron coronas metálicas preformadas (3M ESPE, USA) en las piezas 5.4, 5.5, 6.5 y 7.4. En la pieza 7.4, debido a la lesión de caries afectando a las paredes mesial, distal y vestibular, se decidió colocar una corona metálica para evitar posible filtración o desprendimiento de la obturación con composite.

Para la realización de las pulpotomías se realizó la apertura cameral con una fresa de tipo endo-Z, hemostasia con un algodón impregnado en suero y colocación de MTA Angelus como apósito pulpar. El resto de la cavidad fue obturada con óxido de zinc Eugenol (IRM; Dentsply Caulk, USA).

PUBLICIDAD

Se tuvo que realizar la extracción de la pieza 6.4 debido a la extensa lesión de caries en la pared distal que impedía su posterior restauración. En las visitas de seguimiento se colocó un mantenedor tipo banda-asa para evitar la mesialización del 6.5.

En el sector anterosuperior se realizó la remoción del tejido cariado y las pulpectomías de las piezas 5.1 y 6.1. Para su posterior reconstrucción se utilizaron coronas estéticas de zirconio (Nusmile) que fueron cementadas con un cemento de resina autoadhesivo dual (Relyx Unicem 2, 3M ESPE) consiguiendo una perfecta adaptación gingival y estética.

Figura 6. Radiografías intraorales post-tratamiento.

Seguimiento

Debido a que el paciente fue diagnosticado con un alto riesgo de caries según el protocolo CAMBRA se pautan revisiones y aplicación de flúor barniz en consulta cada 3 meses y radiografías intraorales cada 6 meses. Además, se explicó a los padres la importancia de realizar un buen cepillado con una pasta fluorada (1500ppm F) mínimo dos veces al día, el uso del hilo dental y la reducción de la ingesta de alimentos azucarados.

Se realizó seguimiento a 12 meses y el paciente no mostró ninguna lesión de caries ni problemas con los tratamientos realizados. Además de una mejoría en su higiene dental y en la conducta en el gabinete dental para la realización de radiografías de control, profilaxis y fluorizaciones.

Figura 7. Restauración del sector anterosuperior con coronas de zirconio.

Autores

  1. La doctora Laura Muñoz Piqueras es Licenciada en Odontología. Máster en Odontopediatría Integral y Hospitalaria en la UIC.
  2. La doctora Ana Esqueira y Sampayo es Licenciada en Odontología. Máster en Odontopediatría en Universidad de Barcelona.
  3. El doctor Francisco Guinot Jimeno es Jefe del Departamento de Odontopediatría de la UIC.

NOTA: El Máster de Odontopediatría Integral y Hospitalaria Online de la UIC se centra en los nuevos avances tecnológicos aplicados a las terapéuticas para mejorar la salud del paciente. La cirugía, la ortodoncia interceptiva y el manejo de conducta forman parte del programa docente y del tratamiento integral del niño. Para información, visita la página web del Máster en Odontopediatría Integral y Hospitalaria o comunícate con Paola Lago en infodonto@uic.es o llamando al +34 93 504-2000.

 PULSE AQUI PARA VER LA EDICION DIGITAL DE DENTAL TRIBUNE  

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2021 - All rights reserved - Dental Tribune International