Dental Tribune Latin America

La necesaria armonía entre la boca y el cuerpo

Por Arturo Alvarado Rossano*
September 11, 2013

El Prof. Dr. Silverio Di Rocca (Italia), autor del método de Rehabilitación Miofuncional Postural (RMP) y del Protocolo Interdisciplinario (PI), ofrecerá una conferencia y talleres prácticos en el XI Congreso Internacional de AMOCOAC, que se celebra del 3 al 5 de octubre en la Universidad Autónoma de México (UNAM).

El Dr. Di Rocca, experto en Ortopedia Funcional de los Maxilares y en terapias de la Oclusión y la Postura, dictará en la UNAM una conferencia titulada "Cuando la boca y el cuerpo encuentran su armonía", en la que se explica la Rehabilitación Miofuncional Postural (RMP) mediante el método Di Rocca, razón por la que hablamos con él.

¿En qué consisten la Rehabilitación Miofuncional Postural y el Protocolo Interdisciplinario?
Quisiera que los lectores repasen mentalmente cuántos amigos y familiares tienen deambulando de consultorio en consultorio —médicos, dentistas, quiroprácticos etc.— para buscar una solución a problemas como dolor de espalda, del cuello, de cabeza, clics en la articulación de la mandíbula, bruxismo, cansancio al levantarse, vértigos, zumbidos en los oídos, sensación de dedos dormidos, problemas visuales, etc.

Estos síntomas y muchos otros pueden estar relacionados con el Sistema Estomatognático. Debemos entender que el organismo humano es un todo interrelacionado y no una suma de partes diferentes que pueden ser tratadas por separado. En la actualidad, existen divisiones y niveles de atención en las ciencias de la salud a nivel general y especializado, producto de planes de estudio que imponen normas educativas y pedagógicas aceptadas en los centros de enseñanza superior a nivel mundial.

Los pacientes con problemáticas como las mencionadas son remitidos a los especialistas por los médicos generales y cada especialista diagnóstica y trata su área específica. Pero veamos el siguiente ejemplo: si un paciente presenta dolores de cabeza crónico con zumbido de oídos, mareos etc, se le remite al neurólogo y después de infinidad de estudios si los síntomas persisten, a otras áreas como oftalmología, otorrinolaringología, cirugía maxilofacial, estomatología, etc. En algunas ocasiones, el paciente incluso termina en psicólogos o psiquiatras y a pesar de todo sigue experimentado dolores o afecciones más o menos disminuidas; dependiendo del dolor, termina por acostumbrarse a estas molestias y de acuerdo a su intensidad y duración, se resigna a tratarse con analgésicos, antidepresivos, etc.

Lo que sucede en estos casos es que un diagnóstico y tratamiento especializado que no toma en cuenta como al organismo como un todo puede aliviar un mal y a la vez desacompasar otro mecanismo orgánico. El cuerpo humano es tan noble y tan resistente que se va adaptando poco a poco, buscando un equilibrio precario.

Esto sucede por ejemplo con el bruxismo, donde una maloclusión en la boca puede desequilibrar la postura del cuerpo.

El cuerpo humano es una máquina tan precisa como un reloj de alta tecnología, que cuenta con un mecanismo altamente sofisticado como es el Sistema Nervioso Central, localizado en el órgano primario que es el cerebro. Es el gran ordenador corporal o "modem" encargado de generar y enviar la información neural necesaria a las cadenas musculares relacionadas con la boca, los pies, los ojos, el oído y el cuerpo en general para mantener la armonía y el equilibrio muscular de ambos lados del cuerpo, y en la posición corporal más adecuada en relación con el medio ambiente.

Apretar excesivamente los dientes genera una tensión muscular en el cuello. Si la dirección de esta tensión excesiva es hacia arriba, puede provocar cefaleas o trastornos en la convergencia ocular (visión al centro por movimiento ocular). De hecho, cuando el ojo pierde coordinación, altera la posición de la cabeza, lo cual afecta a las vértebras cervicales con los problemas de dolor y riego consiguientes. Una contractura crónica en la columna a nivel de vértebras cervicales puede asimismo causar que el oxígeno que llega al cerebro vaya disminuyendo y al cabo de unos años provocar desmayos, falta de memoria o incluso de demencia.

Si la oclusión mandibular (cierre, mordida asociada a la masticación) es hacia abajo, también puede crear disfunciones y patologías posturales. Es más, el problema se puede dar también a la inversa: un pie que apoya mal puede hacer que las cadenas musculares cambien la información neuromuscular de abajo hacia arriba provocando que la mandíbula se mueva hacia un lado pero los dientes no. Entonces la mandíbula, al no encontrar los dientes para poder cerrarse adecuadamente, trata de buscar la posición correcta y para ello hace presión generando así un círculo vicioso.

El tratamiento de estos trastornos requiere la combinación de diagnósticos y terapias interdisciplinarias integrales para la resolución del problema. En este esquema de interrelaciones, hoy en día afortunadamente se reconoce cada vez más en medicina y estomatología que la boca es "un elemento perturbador de primera magnitud" relacionado con la postura y equilibrio corporal y craneofacial, que debe ser considerado de forma conjunta con los demás sistemas del organismo

Lo anterior nos ha llevado a ordenar y plantear en la enseñanza e investigación un diagnóstico y tratamiento integral, un protocolo interdisciplinario de tratamiento basado en la Rehabilitación Miofuncional Postural del Método Di Rocca.

Este método ha despertado gran interés en Europa y Latinoamérica, el cual espero poder compartir en el Auditorio Alfonso Caso de la UNAM como médicos y odontólogos de diversas especialidades, al igual que con otros profesionales de la salud.

El objetivo académico de los congresos internacionales de AMOCOAC es establecer y compartir un mismo lenguaje, trabajar con herramientas comunes y dirigir el tratamiento del paciente desde un mismo punto de vista integral.

¿No es paradójico que haya que recordar que la mandíbula no cuelga de una cabeza suspendida en el aire, sino que está interrelacionada con el resto del organismo?
Sí, la idea de la globalidad, de que todo está interconectado, debería ser el punto de partida de cualquier acercamiento médico al ser humano. Desgraciadamente, en Odontología nos hemos olvidado de esto durante mucho tiempo. Sin embargo, es así: el sistema masticatorio está integrado en el resto del cuerpo y por esta razón todo lo que en él modifiquemos afectará a otras partes del organismo. Durante una época de la vida —principalmente cuando la persona es joven— el organismo trata de adaptarse buscando fórmulas biológicas de compensación, pero finalmente los cambios provocarán que el organismo acabe enfermando y repitiendo sintomatologías crónicas que si se abordan aisladamente no conducirán sino a fracasos y desesperación.

Con la "Rehabilitación Miofuncional Postural Di Rocca" conseguimos un equilibrio funcional en el Sistema Masticatorio al colocar los dientes en un "Equilibrio Neuromuscular" tanto local como general, integrado perfectamente en el resto del cuerpo, con la ventaja añadida de que actúa sobre el niño en crecimiento, sobre el adolescente y sobre el adulto. Es decir, nos ofrece una posibilidad terapéutica para todas las edades.

¿Cuál es la herramienta común que deben compartir los distintos profesionales de la salud?
Para el diagnóstico clínico partimos de la Posturología. Cualquier disfunción orgánica finalmente repercute en el Sistema Tónico Postural y la confirmación científica la ofrece la Posturometría. Un gran fisioterapeuta, el Dr. Adalbert I. Kapandji, ha escrito obras mundialmente conocidas en el ámbito de la cirugía ortopédica y la fisioterapia, como "Fisiología Articular", una obra considerada como la "Biblia de la biomecánica" en el campo de la Ortopedia Médica.

El Dr. Kapandji ha dedicado gran parte de sus estudios a la distribución del peso corporal en las áreas de los pies y a través de muchos años de estudio y evidencias clínicas descubrió que en el primer metatarso, en el quinto metatarso y en el calcáneo el peso del cuerpo se distribuye en determinados porcentajes de forma matemática. Por lo anterior, Kapandji coligió que un cuerpo sano tiene que tener distribuido en cada pie, de manera porcentual exacta, una determinada carga. Un investigador italiano decidió fabricar una plataforma que midiera con sensores estos tres puntos del pie. Así nació la actual plataforma, que consiste en dos peanas separadas cada una de las cuales tiene sendos sensores a nivel del primer metatarso, del quinto y del talón, que proporcionan matemáticamente el porcentaje de peso y la distribución de cargas.

La plataforma mide también la estabilidad, es decir, el baricentro del cuerpo y nos da una serie de valores que nos indican cómo el cuerpo oscila para obtener el mejor baricentro posible. Esos valores pueden medir el confort del paciente, el trabajo que realiza el cuerpo y si el baricentro está centrado o no, así como si hay lesiones. A partir de ahí, tras distintas pruebas, constatamos en nuestras investigaciones en estomatología que podíamos medir también de forma matemática el impacto de las oclusiones mandibulares.

Comprobamos que cada vez que generamos torsiones mandibulares, a esta torsión le sigue una torsión de carga en la plataforma. Es decir, que si la mandíbula se tuerce hacia la derecha, la carga en la plataforma es mayor en la derecha; y si se tuerce hacia la izquierda, la carga es mayor en la izquierda, con la consiguiente afectación de las cadenas musculares. Luego medimos cómo las modificaciones en la boca afectan a la estabilidad y pudimos asimismo comprobar electrónicamente con mediciones matemáticas inobjetables cómo los ojos afectan al equilibrio postural. De esta manera surgió la idea de un protocolo común de actuación compartido con otros especialistas —médicos, fisioterapeutas, osteópatas, podólogos, optometristas, odontólogos etc.—, que permite obtener resultados que no se obtienen por separado.

¿Los datos obtenidos en sus investigaciones tienen significados distintos para cada uno de los profesionales?
Así es. La plataforma, dependiendo de la especialidad que la utilice, va a medir lo que necesita. A mí como odontólogo me interesa el diagnóstico con esta plataforma para ver si el ojo, la boca o el pie están alterados y poder derivar al paciente al profesional adecuado o bien tratarlo tanto a nivel ortopédico como ortodóntico o rehabilitarlo como orotesista, oclusionista, etc.

Desde el punto de vista odontológico voy a poder saber si hay problemas dentales, de posición mandibular, de altura, de dientes y dónde están interfiriendo, incluso cómo funcionan "las férulas".

Pero un podólogo podrá saber dónde está la carga, dónde tiene que corregir, dónde poner un alza, de qué tamaño y con los datos obtenidos construir unas correctas plantillas.

El oftalmólogo y el optometrista, por su parte, podrán valorar si los lentes están realmente centrados en relación a la postura del paciente. No se trata sólo de "si ve bien", sino si el centro de visión es el adecuado. Igualmente, podrán valorar mejor si los ejercicios de corrección ocular están funcionando adecuadamente.

Sin duda, para los fisioterapeutas, osteópatas o quiroprácticos la plataforma les permite reprogramar los receptores posturales y comprobar si se están o no reequilibrando. Yo aseguro, porque lo he vivido y comprobado no una sino miles de veces a través de muchos años de investigación, que los médicos podrán beneficiarse también del Protocolo Interdisciplinario Di Rocca porque la eficacia de muchos medicamentos o la intolerancia a los alimentos también puede contrastarse con esta herramienta.

En definitiva, todos los profesionales pueden beneficiarse individualmente, pero a quién ayudan estas herramientas realmente es a nuestros pacientes.

¿Qué ocurre cuando es el sistema masticatorio el componente perturbador y la maloclusión o la oclusión afecta directamente a la ATM?
Dado que se trata del único sistema que no se puede cambiar de forma inmediata se procede, como primer paso, a anularlo. A ese proceso se le denomina desprogramación articular y se hace normalmente mediante un dispositivo especial. Una vez hecho esto, se pasa a reequilibrar el Sistema Tónico Postural. En ese momento se debe realizar la reprogramación postural global que dependerá del receptor que esté alterado. Para corregir la hipoconvergencia hemos propuesto utilizar imanes propioceptivos, ejercicios musculares y hasta lentes si fuera necesario contando con el apoyo del especialista en la visión
.
La corrección del apoyo podal se realiza con plantillas propioceptivas si se trata de un problema de propiocepción o con plantillas correctivas si se trata de un problema anatómico; y, obviamente, de ello se encarga el podólogo.

Los problemas de orden postural general se corrijen con diferentes rehabilitadores (médicos, osteópatas, fisioterapeutas, quiroprácticos, etc.), ocupándose de ello no sólo desde el punto de vista anatómico sino valorando también los posibles problemas bioquímicos y psíquicos.

Tras este tratamiento, hay que reprogramar la mandíbula para conseguir que pase a formar parte del equilibrio global. Tanto la desprogramación como la nueva programación se llevan a cabo con dispositivos que hemos diseñado especialmente para ello.

¿Podría resumirnos el tema de la conferencia que va a impartir sobre la Rehabilitación Miofuncional Postural?
Es un método que nos permite el tratamiento del sistema masticatorio de forma armónica con el resto del cuerpo, tanto en la edad adulta como en la precoz, momento en el que es más importante intervenir para evitar problemas crónicos en el futuro. Como parte de un protocolo interdisciplinario, la técnica se fundamenta en la desprogramación y reprogramación del sistema masticatorio mediante la medición y alteración postural con la plataforma posturométrica. Los dispositivos que usamos en función de la edad son el Regulador Funcional Postural Di Rocca, el Desprogramador postural, el Reprogramador postural y los Trainers de MRC.

Sobre el autor

* El Dr. Alvarado Rossano, profesor de Ortodoncia en la UNAM, es un experto en Ortodoncia Funcional y Miofuncional y en Ortopedia Craneofacial reconocido a nivel internacional.

Recursos
Congreso AMOCOAC 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2019 - Todos los derechos reservados - Dental Tribune International