Dental Tribune Latin America
Eugenio Velasco afirma que la pandemia ha promovido la colaboración y solidaridad entre los profesionales de la odontología. (Ilustración: Eduardo Sanin T.)

“La pandemia ha impulsado la recuperación de valores”

By Javier Martínez de Pisón
September 20, 2021

El doctor Eugenio Velasco Ortega es un líder de opinión y un profesional altamente calificado a nivel científico y clínico. Presidente de la Sociedad Española de Implantes, Director del Máster de Implantología Oral y Profesor de Odontología Integrada de Adultos y Gerodontología en la Universidad de Sevilla, son algunos de sus cargos de este reconocido médico estomatólogo que es también miembro de la Real Academia de Ciencias Odontológicas. Pero quizá tan notable, o probablemente más, que su preparación profesional sea su lado humano, que destaca por su dedicación a tratar a quienes más lo necesitan, especialmente las personas mayores.

La Odontología Geriátrica o Gerodontología es una de las pasiones de Velasco, que la define como “una filosofía de tratamiento dental integral destinada a asegurar la buena salud oral de las personas mayores", un segmento de población en continuo crecimiento. En la siguiente entrevista, Velasco nos habla de los efectos de la pandemia en la profesión y en la docencia.

¿Cómo ha cambiado su práctica / institución la pandemia de Covid-19?

Los programas de formación postgraduada en Odontología se han adaptado a la nueva realidad epidemiológica y han seguido las recomendaciones del gobierno y de los colegios profesionales, implementando medidas para responder activamente a la crisis de salud pública en todas las áreas, desde la atención al paciente, la educación o la investigación. Se han tomado decisiones informadas para garantizar la seguridad y el bienestar de los pacientes, estudiantes y profesores.

La Universidad de Sevilla y los programas de postgrado colaboraron, en un principio, atendiendo urgencias dentales para así evitar el desplazamiento de esos pacientes a centros hospitalarios ya colapsados por la atención de pacientes Covid. Posteriormente, se fueron recuperando la asistencia a los pacientes aunque, como no podía ser de otra manera, con medidas elevadas de protección para evitar el contagio.

Fue un desafío para los miembros de la universidad adaptar todos los planes de estudios y los métodos de evaluación en un corto período de tiempo a la nueva realidad epidemiológica, aunque la disponibilidad de las nuevas aplicaciones informáticas ha ayudado a reducir el impacto negativo de esta enseñanza online.

La educación online desde casa se volvió la mejor alternativa para minimizar el contacto físico en el peor momento. Durante la crisis de Covid-19, las clases teóricas, los talleres prácticos, las presentaciones y los seminarios han pasado a la formación digital.

“La situación epidemiológica nos ha vuelto mejores profesionales de la salud”.

¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos de este cambio?

Dentro de lo positivo, el hecho de resaltar las medidas de bioseguridad de los estudiantes, profesores, personal administrativo y pacientes, para evitar la contaminación cruzada. También, se ha experimentado una mayor cooperación educativa, intercambio de conocimientos y colaboraciones de investigación entre las instituciones dentales académicas, sociedades científicas, colegios profesionales y la industria dental, cambio palpable a día de hoy porque esa unión ha proporcionado acceso a los múltiples contenidos gratuitos de educación continua y conferencias virtuales para promover la colaboración profesional y la solidaridad entre los profesionales de la odontología.

También la pandemia por Covid-19 ha impulsado en gran medida, la recuperación de muchos valores que estaban olvidados por los profesionales de la odontología. La situación epidemiológica nos ha vuelto más receptivos y más humanos desde una perspectiva integral, nos ha transformado en mayor medida en mejores profesionales de la salud, porque hemos tenido que expresar e impulsar todas nuestras emociones y capacidades para mejorar nuestro entorno profesional, demasiado tecnificado en los últimos años, y algo distante en la relación profesional-paciente.

Dentro de lo negativo, es necesario destacar la falta de contacto directo, en primer lugar, con los alumnos; no hay que olvidar que la esencia de la universidad es el contacto entre profesores y alumnos para establecer el aprendizaje permanente y la enseñanza de todos los conocimientos vigentes. También se ha reducido el nivel de la enseñanza de las habilidades en talleres manuales, que constituye un soporte importante de la formación postgraduada en odontología y que capacita a los estudiantes en las técnicas y el instrumental más adecuado para realizar un tratamiento efectivo.

Otro aspecto negativo fue la manera de evaluar a los alumnos y la asistencia a cursos y exámenes, pues resulta difícil para los estudiantes que viven en diferentes zonas horarias o pueden tener niños pequeños que cuidar, organizarse para las evaluaciones on-line.

Eugenio Velasco es un gran promotor de la Odontología Geriátrica, que describe como “una filosofía de tratamiento dental integral” para asegurar la buena salud oral de las personas mayores.

En la etapa de vuelta escalonada a la atención clínica muchos alumnos experimentaron miedo, estrés o ansiedad por la incertidumbre y posibilidad de contraer la enfermedad por contacto directo con pacientes. Asimismo, alumnos próximos a graduarse experimentaron preocupación respecto a la incierta situación del mercado laboral afectado por la recesión. Muchos investigadores y estudiantes de doctorado han retrasado la presentación y defensa de su tesis debido a la falta de resultados de sus experimentaciones.

Finalmente, el aspecto negativo más importante son las prácticas clínicas con los pacientes que es el pilar básico de cualquier formación clínica postgraduada, especialmente en odontología. El paciente constituye el principio y el fin de nuestra profesión, ya que el aprendizaje de los procedimientos odontológicos pasa por ser necesariamente clínico. En lo que se refiere a los pacientes, en las primeras etapas de vuelta a la nueva normalidad hemos notado que muchos optaban por la extracción dental antes que tratamientos más largos por miedo a asistir a la clínica dental. Asimismo, la gravedad de la patología es mayor en pacientes que durante todo este tiempo no acudieron a citas de revisión y prevención.

¿Qué tipo de medidas de bioseguridad tiene ahora su clínica?

Se deben tomar medidas de precaución especiales porque las precauciones universales estándar no son suficientes contra el Covid-19.

Antes de la pandemia, era muy inusual utilizar el teléfono o las videollamadas para atender problemas de salud oral. Durante la pandemia, estas herramientas se han utilizado para clasificar a los pacientes a fin de reducir la necesidad de citas en persona y mitigar los riesgos de transmisión de contagio si el problema se podía solucionar mediante tratamiento farmacológico o con medidas simples.

Luego de este primer triaje, y de determinar que el paciente necesita acudir a clínica, se le realiza un cuestionario para detectar síntomas clínicos de Covid o la posibilidad de haber estado en contacto con pacientes positivos.

Las precauciones especiales que incluyen medidas adicionales de control de infecciones, la disponibilidad de equipos de protección personal y los ajustes del espacio clínico son esenciales para proporcionar un espacio de trabajo seguro para el equipo dental al tiempo que se minimizan los riesgos laborales.

Antes del tratamiento, se indica a los pacientes que utilicen un enjuague bucal previo al procedimiento, como el peróxido de hidrógeno, un agente oxidante eficaz para reducir la carga viral en los fluidos orales.

La distancia de seguridad de 2 m entre pacientes, en lugares como la sala de espera y el uso obligatorio de mascarilla es hoy ya una medida universal y aceptada.

Ceremonia de ingreso a la Real Academia de Ciencias Odontológicas del Dr. Velasco, que aparece en el centro de la imagen de amarillo.

¿Están los pacientes conscientes de estas medidas?

Por supuesto. Lo han notado desde la manera en programar citas y la exigencia de ser puntuales, evitar estar de forma innecesaria en la sala de espera, evitar el acudir con acompañantes, el tomarles la temperatura al acudir a la consulta. Lo han entendido y lo valoran mucho pues se dan cuenta que es garantía de minimizar el riesgo potencial de contagio.

¿Cuáles son los efectos de la pandemia en la formación de alumnos?

Durante la pandemia de Covid-19, la universidad enfrentó desafíos sin precedentes. Con la atención a pacientes detenida, la principal preocupación de las instituciones académicas fue cómo asegurarse de que los estudiantes sean clínicamente competentes una vez graduados.

En muchos programas se redujo el número de alumnos aceptados para poder así cumplir las recomendaciones de distancia y seguridad. El rol de la enseñanza on-line experimentó su mayor auge.

¿Cree que tecnologías como la Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual pueden mejorar las prácticas sobre paciente?

Ambas se perciben como excelentes complementos para la formación profesional. La inteligencia artificial está cambiando gradualmente el panorama de la investigación biomédica y sanitaria, está progresando rápidamente, con aplicaciones potenciales en las predicciones de diagnóstico, tratamiento y pronóstico. Definitivamente es una ayuda formidable, así por ejemplo, los modelos de IA para el reconocimiento del tipo de implante, la predicción del éxito del implante y la optimización del diseño del implante han demostrado un gran potencial, pero aún están en desarrollo.

La realidad virtual se ha utilizado durante décadas para proporcionar entrenamiento crítico en muchos campos (por ejemplo, los simuladores de vuelo proporcionaron a los pilotos entrenamiento crítico antes de volar un avión real).

La realidad virtual es un medio excelente para orientar a una persona mientras realiza una serie de movimientos precisos, muy necesarios en el campo odontológico, por ejemplo, la preparación de un lecho receptor de un implante.

La realidad virtual permite un seguimiento continuo con precisión milimétrica de todos los movimientos de la mano durante el aprendizaje práctico; este seguimiento permite que el ordenador brinde una sólida tutoría deliberada. Aunque históricamente ha sido un medio de entrenamiento muy costoso, los costos están disminuyendo y comenzará a verse como una herramienta más de educación en línea al proporcionar un aprendizaje adecuado a costos más bajos, y proporcionará tutoría de habilidades prácticas que las escuelas de odontología valoran.

¿Cómo se informa ahora sobre congresos, cursos, avances clínicos?

Las páginas web, newsletters, redes sociales y webinars son herramientas muy válidas y por tanto son actualmente canales muy utilizados y que los profesionales ya están acostumbrados a consultar.

¿Con qué frecuencia ve charlas por Zoom o Webinars?

La facilidad de acceder a la formación en línea pone al alcance de cualquier profesional toda la formación que desee. Casi todas las semanas, asistimos a 1-2 actividades por internet.

¿Cree que son útiles estas conferencias online o que han llegado a un punto de saturación?

Definitivamente son útiles, aportan muchísimas cosas positivas, y aunque en algún momento durante el confinamiento llegó a saturar a varios profesionales y alumnos, hoy su uso se ha vuelto a equilibrar y la formación de este tipo está más normalizada y ha encontrado un lugar más valorado en comparación al período pre pandemia.

Sin embargo, cuando la situación epidemiológica sea mejor, las diversas actividades formativas profesionales se irán incorporando progresivamente con el éxito que siempre han tenido.

¿Qué es lo más importante ahora para usted a nivel profesional?

La satisfacción del trabajo o tratamiento bien realizado con patrones de calidad favorables para los pacientes, y la formación pre y postgraduada universitaria de los futuros profesionales de la odontología capaces de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

NOTA: El Doctor Eugenio Velasco Ortega, Doctor en Medicina y Cirugía, es académico de la Real Academia de Ciencias Odontológicas de España, Profesor de Odontología Integrada de Adultos y Gerodontología y Director del Máster de Implantología Oral en la Universidad de Sevilla. Además, es Investigador Principal del Grupo Investigación Básica y Clínica en Implantología Oral de la Junta de Andalucía y Presidente de la Sociedad Española de Implantes (SEI).

_____________________________________________________

Javier Martínez de Pisón es Editor y Director de Dental Tribune Latinoamérica.

Haz clic en la imagen y síguenos en Instagram

Ver más entrevistas con líderes de opinión todos los lunes y jueves

PROXIMAMENTE

  • Byron Benalcázar: "La prioridad es brindar la mejor atención odontológica posible”
  • Enrique Jadad: “Los odontólogos somos un ejemplo de responsabilidad social”
  • Melania Gonzalez y Rivas: “La pandemia está transformando nuestro modo de pensar”

Sigue a DENTAL TRIBUNE en Instagram y Facebook, o inscríbete aquí para recibir nuestra Newsletter semanal con noticias exclusivas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2021 - All rights reserved - Dental Tribune International