Dental Tribune Latin America
El Dr. Enrique Acosta-Gio afirma que es positivo que cada vez más odontólogos latinoamericanos busquen capacitación sobre Control de Infecciones.

“Muchos odontólogos no esterilizan la pieza de mano entre pacientes”

By Javier Martínez de Pisón
October 18, 2021

Enrique Acosta-Gio, Jefe del Laboratorio de Microbiología de la Universidad Nacional Autónoma de México, es una de las máximas autoridades en control de infecciones de América Latina. Experto en el riesgo de infecciones para el odontólogo, obtuvo el premio James Crawford Lifetime Achievement Award otorgado por la Organización para la Seguridad, Asepsia y Prevención de Estados Unidos (OSAP) por el trabajo que realizó durante la epidemia en México de la influenza H1N1 de 2009.

En la siguiente entrevista, el Dr. Acosta-Gio, que colabora con Dental Tribune desde 2007, alerta sobre un riesgo conocido pero persistente, incluso en tiempos de Covid-19: que muchos odontólogos latinoamericanos no esterilizan la pieza de mano entre pacientes y que utilizan tecnologías de bioseguridad y productos que no han sido validados científicamente. La consecuencia de lo anterior es una alta probabilidad de contagio de infecciones entre profesionales de la odontología y sus pacientes.

¿Cómo ha cambiado su práctica / institución la pandemia de Covid 19?

En América Latina muchos odontólogos trabajan preocupados por su posible exposición ocupacional a SARS-CoV-2. Aunque la percepción del riesgo ha disminuido, aún existe temor y un tercio reporta sufrir de estrés.

Entre mil odontólogos entrevistados en mayo de 2020, 28% conocía personalmente un caso de Covid-19, un año después entre 700 odontólogos, 90% conoce casos de Covid-19 y para un 61% el caso es un miembro de la familia.

Los mayores cambios en la práctica clínica han sido orientados a proteger al odontólogo con “mejor” vestimenta protectora, desinfectando minuciosamente las superficies y tratando de “controlar” los aerosoles.

¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos de este cambio?

Es positivo que más odontólogos latinoamericanos estén buscando información basada en evidencia e incluso capacitación sobre Control de Infecciones.

Un aspecto negativo revelado por nuestras encuestas es que, aun cuando los odontólogos han tratado de “optimizar” lo que hacen para el Control de Infecciones en sus consultorios, las medidas pueden ser deficientes. Mientras que los odontólogos aumentaron el uso de vestimenta protectora y la desinfección de superficies, permanece sin cambio que la mayoría de los odontólogos latinoamericanos NO esterilizan la pieza de mano, mediante vapor a presión, entre pacientes.

También, resulta preocupante que muchos odontólogos estén invirtiendo dinero en tecnologías y productos que no han sido validados, o peor, que se ha documentado que no cumplen con lo que ofrecen. Los odontólogos mal informados son presa fácil de comerciantes quienes por ignorancia o con dolo les ofrecen productos ineficaces

¿Qué tipo de medidas de bioseguridad tiene ahora su clínica?

En una nueva “normalidad”, continuarán apareciendo casos de Covid-19 y deberemos trabajar en la clínica bajo con procedimientos “fortalecidos” para el Control de Infecciones. Además de aplicar las PRECAUCIONES ESTÁNDAR, de cumplimiento obligatorio, aplicamos también las precauciones específicas para evitar la TRANSMISIÓN POR CONTACTO O POR VÍA AÉREA. Estas incluyen medidas de distancia segura y ventilación natural. Nos aseguramos de que los pacientes y el personal del consultorio se apeguen a las indicaciones para la higiene respiratoria (uso de cubrebocas y “modales” al estornudar o toser). Realizamos un frecuente lavado de las manos.

El Dr. Acosta Gio recomienda utilizar siempre la esterilización por vapor para asegurar una desinfección total del instrumental clínico.

 

Hemos adquirido dispensadores de gel alcoholado, mascarillas N-95 o equivalentes, vestimenta impermeable desechable, caretas, “purificador” del aire, y a todo paciente se le exige que use enjuagues bucales antisépticos pre-procedimiento. Sin embargo, toda la inversión y el esfuerzo pueden resultar infructuosos si en algún momento alguien se toca la cara con las manos contaminadas. Por ello, debemos permanecer alerta para que todos en el consultorio se apeguen a los procedimientos que nos brindan protección.

Como odontólogos, deberemos permanecer alerta frente a nuestra posible exposición ocupacional y ante la posibilidad de que los pacientes, o nuestro personal de apoyo sean transmisores de SARS-CoV-2.s

¿Están los pacientes conscientes de estas medidas?

Sí, algunos pacientes preguntan, “qué hago para que la consulta sea más segura”. También hay odontólogos quienes ahora intentan justificar ante el paciente el incremento en los precios de la consulta. El costo al proveedor de una atención odontológica segura estaba implícito en el “precio” para el paciente, o, ¿acaso no se ofrecía bioseguridad al paciente?

“Un muestreo encontró una prevalencia de Covid-19 de 2.6% entre odontólogos de los EE UU, lo cual sugiere que los procedimientos fortalecidos de Control de Infecciones disminuyen el riesgo de exposición al virus”.

¿Cuáles son los efectos de la pandemia en la enseñanza?

Es enorme el reto que enfrentan las instituciones formadoras de odontólogos. Desde el siglo pasado, en América Latina son pocas las escuelas y facultades de odontología que integraron formalmente el Control de Infecciones a su programa educativo.

También, por las escasas publicaciones en la literatura especializada, es notorio que son pocos los profesores e investigadores quienes trabajan activamente sobre el Control de Infecciones en odontología.

Existen procedimientos recomendados para el Control de Infecciones en la clínica odontológica. En respuesta a la pandemia, se sumaron recomendaciones para “fortalecer” los procedimientos fundamentales. Ahora, las instituciones formadoras de odontólogos luchan para ponerse al día con lo básico. Desafortunadamente, en muchas escuelas y facultades, se improvisan “protocolos de bioseguridad” a partir de la selección arbitraria de aquellas pocas medidas, que quienes toman decisiones creen poder cumplir.

Es imperativo formar más profesores actualizados sobre Control de Infecciones y hacer el Control de infecciones y la Seguridad del Paciente parte fundamental de la política institucional.

¿Cree que tecnologías como la Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual pueden mejorar las prácticas sobre paciente?

Una vez establecidos los contenidos curriculares basados en evidencia, entonces se deberá hacer uso de todos los recursos educativos disponibles para capacitar a profesionales, profesores y alumnos. Diseminar la información sobre Control de Infecciones y explicar los procedimientos clínicos son sólo una parte. El reto de la educación sobre Control de Infecciones es el cumplimiento y apego cotidiano por todos, con los procedimientos clínicos recomendados. Se requiere de la  modificación conductual sostenida.

¿Cómo se informa ahora sobre congresos, cursos, avances clínicos?

En relación a Control de Infecciones, consulto periódicamente los portales de internet de los US Centers for Disease Control and Prevention, la American Dental Association, y la Organization for Safety, Asepsis and Prevention. Esta última, la OSAP, es la fuente más confiable sobre cómo llevar a la práctica los procedimientos recomendados para el Control de Infecciones en la clínica odontológica.

Reviso también, la biblioteca sobre Covid-19 en el portal de la FDI World Dental Federation, y del Consejo General de Dentistas de España. En ambos sitios existen recursos sobre la atención odontológica y Covid-19.

¿Con qué frecuencia ve charlas por Zoom o Webinars para actualizar conocimientos?

Sigo los webinars de la OSAP y de la ADA. También imparto webinars como invitado de Ministerios de Salud, instituciones académicas, organizaciones profesionales, y desde luego, con Dental Tribune y en publicaciones especializadas.

¿Cree que son útiles estas conferencias online o que han llegado a un punto de saturación?

En lo particular, es muy positivo que continúe habiendo demanda por las conferencias y cursos sobre Control de Infecciones. Es deseable identificar instructores capacitados y actualizados para brindar un mensaje consistente.

Es notable y desafortunado que en América Latina hay un rezago de décadas en la educación odontológica sobre Seguridad del Paciente y Control de Infecciones. Esta pandemia hizo evidente que estamos mal preparados y motivó valiosas iniciativas para proteger a los odontólogos y a sus pacientes. Las conferencias virtuales son parte importante de este esfuerzo.

¿Qué es lo más importante ahora para usted a nivel profesional?

Me motiva continuar ofreciendo información y formación sobre Control de Infecciones que, un muestreo entre odontólogos que laboran en los cincuenta estados de Estados Unidos, encontró una prevalencia de 2.6% de Covid-19, (JADA Junio, 2021), lo cual sugiere que los procedimientos fortalecidos disminuyen el riesgo de exposición.

En contraste, en nuestra reciente encuesta en países de habla hispana y Brasil, encontramos que uno de cada cinco odontólogos participantes (20%) reportó haber padecido Covid-19 (confirmado con pruebas de laboratorio). Desde luego, la encuesta no nos permitió establecer si la exposición del odontólogo ocurrió en el consultorio dental o en la comunidad. Sin embargo, los odontólogos, como profesionales de la salud altamente capacitados, deben aplicar consistentemente las medidas para el Control de Infecciones desde el consultorio dental hasta sus contactos en la comunidad.

NOTA: El doctor Enrique Acosta-Gio, DDS, PhD, es Jefe del Laboratorio de Microbiología, División de Estudios de Posgrado e Investigación, Facultad de Odontología, Universidad Nacional Autónoma de México.

_____________________________________________________

Javier Martínez de Pisón es Editor y Director de Dental Tribune Latinoamérica.

Síguenos en Instagram

Ver más entrevistas con líderes de opinión todos los lunes y jueves

• Mariela Padilla: “Reconocer que somos vulnerables nos ha cambiado a todos”

• Eduardo Ceccotti: “Las medidas de bioseguridad generan confianza en la atención”

• Roberto Tello. “La pandemia nos hizo mejores”

• David Suárez Quintanilla: “La digitalización elimina la realidad”

• Chad Gehani: “La profesión dental habla con una voz unida”

• Eugenio Velasco: “La pandemia ha impulsado la recuperación de valores”

• Enrique Jadad. “Los odontólogos somos un ejemplo de responsabilidad social”

• Melania Rodríguez y Rivas. “La pandemia está transformando nuestro modo de pensar”

Otros artículos del Dr. Acosta-Gio publicados en Dental Tribune:

• El control de infecciones en tiempos de pandemia (webinar)

• "Todos los consultorios deben tener un autoclave"

• Fortalecimiento del control de infecciones en el consultorio (1)

• Fortalecimiento del control de infecciones en el consultorio (2)

• El virus SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19

• La UV no es aceptable para esterilizar el instrumental

• OSAP premia al Dr. Acosta-Gio por su labor en el control de infecciones

Artículos relacionados

• Instrucciones para esterilizar mascarillas

• ¿Sabes cómo esterilizar y reutilizar tus prendas médicas

• Guía para la correcta esterilización de instrumentos

Sigue a DENTAL TRIBUNE en Instagram y Facebook, o inscríbete aquí para recibir nuestra Newsletter semanal con noticias exclusivas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2021 - All rights reserved - Dental Tribune International