Dental Tribune Latin America

Conviviendo con la Covid-19

By Eduardo Luis Bava
August 17, 2020

El autor afirma que la cirugía y la implantología generan menos aerosales que otras especialidades, y que ciertas formas de irrigación minimizan la generación de microgotas y por tanto el riesgo de contagio.

  EDICION ESPECIAL: LA ODONTOLOGIA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS  

Este artículo es parte de una Edición Especial sobre las consecuencias de la pandemia del Coronavirus en la profesión odontológica, elaborada por ROCA Internacional y Dental Tribune Latinoamérica. El objetivo de esta segunda Edición Especial sobre el Coronavirus, compuesta por 14 artículos, es ofrecer información útil para que los colegas tengan las herramientas necesarias para competir y triunfar, durante y depués de la pandemia. Síganos a diario para acceder a estos artículos, que se publicarán periódicamente en Dental Tribune durante el mes de agosto. Vea el índice en la parte inferior.

El epicentro de la pandemia por SARS-CoV-2 comenzó a fines de diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan, y con cierta celeridad se extendió a 190 países del planeta. Esta fuerza de amplificación hacia el mundo entero es lo que impulsó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar la emergencia de salud pública mundial el 30 de enero de 2020 por el nuevo coronavirus, que desde hace casi cinco meses paralizó al mundo.

Esta circunstancia tan particular que le toca vivir a la humanidad no es la primera vez que sucede. En el pasado más reciente, es importante tomar como marco la epidemia por SARS 1 (2002-2003) y MERS (2012). Si bien SARS 1 fue una infección muy severa con una tasa de mortalidad del 10%, no se extendió por muchos países. El brote se identificó por primera vez en Foshán, Cantón (China) en noviembre de 2002 y llegó a occidente concentrándose principalmente en Canadá, cuya tasa de mortalidad fue más alta que la actual por Covid-19 (entre 3 y 4%, según estimaciones de la OMS).

En 2012, apareció el MERS en Arabia Saudita y en los países de esa región, ocasionando una nueva epidemia de la familia de los coronavirus. Se registró una tasa de mortalidad aún mayor, casi del 37%.

Considerando los antecedentes enunciados, se dispara la siguiente pregunta: ¿cuál es la diferencia entre la Covid-19 y esta familia de los coronavirus que desde hace varios años acechan al mundo?

La Covid-19 se extiende fácilmente en la comunidad por su alto grado de transmisibilidad provocando infecciones no muy severas, a diferencia de las epidemias causadas por SARS y MERS. El 80% de las infecciones que provoca la Covid-19 son leves o moderadas y la mayoría de las personas afectadas se recuperan favorablemente sin tratamiento ‎especial. ‎

"Los cirujanos y rehabilitadores nos enfrentamos a tres complicaciones: las personas que transmiten la enfermedad de manera subsintomática, la cercanía con el paciente y la generación de aerosoles".

Pero más allá de lo estrictamente sanitario, unas de las grandes preocupaciones de la Covid-19 es lo que está generando en forma directa o indirecta en la sociedad. Por un lado, el desborde de los sistemas de salud en diversos países del mundo, sumado a las consecuencias sociales, psicológicas y económicas. El aislamiento social obligatorio ha sido indicado por epidemiólogos e infectólogos de casi todo el mundo con el objetivo de evitar la propagación del virus, habiendo demostrado su alto grado de efectividad cuando es aplicado en forma adecuada y sin influencias políticas ni económicas.

Esta situación ha afectado los sistemas sanitarios, económicos y políticos de todo el mundo, dejando en evidencia las falencias históricas de los mismos, independientemente del nivel de desarrollo de los países afectados.

La profesión odontológica no ha quedado exenta de este conflicto real y filosófico, siendo unas de las más afectadas por su alto grado de probabilidad de transmisibilidad y de infección de los profesionales y pacientes. Desde el inicio de la pandemia, las universidades e instituciones que nuclean a los odontólogos comenzaron a sugerir protocolos de bioseguridad y Equipos de Protección Profesional (EPP), los cuales hasta el día de hoy siguen siendo controvertidos y son permanentemente modificados por el bajo nivel de evidencia que existe de esta enfermedad. Como era de esperar, aparecieron algunos colegas dando información sin ningún tipo de sustento, que luego fueron rebatidas por la evidencia. Los profesionales debemos formarnos e informarnos sólo con fuentes seguras y con aval científico.

La cirugía Bucomaxilofacial y la Implantología no escapan a los grandes cambios que se han producido en los preceptos del hábito y el ámbito quirúrgico, pero con la ventaja que los odontólogos que se han formado en estas especialidades tienen

Programa Académico ROCA 2020.

una mayor preparación para incorporar las modificaciones que se han impuesto en la bioseguridad y EPP. No obstante, enfrentamos los mismos inconvenientes que las demás especialidades de la odontología, en especial la temida AEROSOLIZACION.

No hay duda en que el mecanismo de contagio de la Covid-19 se produce a través de microgotas de saliva y secreciones expulsadas al hablar o toser. Frente a esta situación, los cirujanos y rehabilitadores nos enfrentamos a tres complicaciones. Las personas que transmiten la enfermedad de manera subsintomática, la cercanía que tenemos con el paciente y la generación de aerosoles por el instrumental utilizado. En la cirugía y en la implantología también generamos aerosoles, pero quizás en menor medida que en otros tratamientos odontológicos. Realizar cirugía de tejidos blandos e irrigar con jeringas tipo Luer minimiza la generación de microgotas, por lo tanto es menor el riesgo de contagio.

En relación a la implantología, el fisiodispenser con el micromotor reductor utilizado a la menor velocidad posible también genera poca cantidad de aerosolización.

Respecto al uso de la turbina o el bisturí piezoeléctrico en las prácticas de rehabilitación, se genera mayor cantidad de aerosol, por lo que se sugiere reducir su utilización. Por tal motivo, se indica el uso de instrumental manual mientras la situación lo permita.

Este artículo es parte de una serie de 14 artículos sobre la pandemia elaborada por la organización educativa ROCA Internacional y Dental Tribune.

Bajo el manto de este breve análisis, podríamos concluir que son varias las acciones que podemos realizar, además de las urgencias, disminuyendo de esta forma los riesgos.

Si bien algunos ministerios de Salud, la OMS y algunas instituciones han sugerido al inicio de la pandemia solo la atención de urgencias, hoy después de casi cinco meses la situación es absolutamente diferente y depende de cada país o ciudad, de la fase de pandemia en la que se encuentre, el triage que se implemente, el nivel de circulación comunitaria de cada lugar y de los datos que nos brinden los criterios epidemiológicos como el RO (número reproductivo básico), la curva de los nuevos infectados, la cantidad de días de duplicación de los casos, cantidad de testeos e índice de letalidad. Estos parámetros, sumados a nuestro conocimiento de la enfermedad y el sentido común, harán de la cirugía y la implantología una práctica segura, sin poner en riesgo al profesional ni a los pacientes.

Mientras la comunidad científica genera una vacuna efectiva y segura, los paradigmas de la profesión odontológica han mutado de una forma trascendente. Pero teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, creo que la especialidad puede realizase de una forma relativamente segura, respetando todos los protocolos impuestos para nuestra seguridad y para los cuidados que la sociedad en general requiere .

“A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender”, Marie Curie.

_______________________________________________________________________

El Dr. Eduardo Luis Bava es Profesor Adjunto de la cátedra Odontología Integral Niños, Facultad de Odontología, Universidad de Buenos Aires. Especialista en Cirugía Bucomaxilofacial. Docente de ROCA iInternacional, Director Postgrado en Rehabilitación e Implantes.

Recursos

Referencias

  1. Preventive Measures and Considerations for Oral Surgery Practice During COVID-19 David González-Quintanilla,Matías Santos-López. Int. J. Odontostomat. vol.14 no.3 Temuco set. 2020.

2. Impact of COVID-19 (SARS-CoV-2) Worldwide, Implications and Preventive Measures in Dental Practice and its Psychological Consequences on PatientsMarcial Guiñez-Coelho.

3. Int. J. Odontostomat. vol.14 no.3 Temuco set. 2020. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-381X2020000300271.

  1. Meng L, Hua F, Bian Z, Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): Emerging and Future Challenges for Dental and Oral Medicine, JDR 2020 Mar.
  2. COVID-19 and Dentistry: a Review of Recommendations and Perspectives for Latin AmericaEder Alberto Sigua-Rodríguez, Jorge Luis Bernal-Pérez Antonio Gabriel Lanata-Flores,Celeste Sánchez-Romero.

Indice de artículos. EDICION ESPECIAL CORONAVIRUS No. 2

A continuación ofrecemos un índice de los artículos sobre las consecuencias del coronovirus en la profesión odontológica que se publicarán periódicamente en Dental Tribune Latinoamérica.

  1. Imaginando el futuro (editorial). Por Melania González y Rivas (Argentina)
  2. Contigo en la distancia (educación telemática). Por Melania González y Rivas (Argentina)
  3. Cuento de Pandemia (incertidumbre y bruxismo). Por Carlos Peña (Argentina)
  4. Situación de la Odontología en Chile (mercantilización de la odontología). Por Marcos Cornejo y Andrea Muñoz (Chile)
  5. La cirugía, la implantología y la covid 19 (impacto en las especialidades). Por Eduardo Bava (Argentina)
  6. Docente en innovación (teoría del aprendizaje). Por Silvia Grilli (Argentina)
  7. El rol de la odontológica en el sistema de salud (la situación en Paraguay). Por Cristina Caballero (Paraguay)
  8. La odontopediatría en tiempos de coronavirus (comentario). Por Laura Martínez de Hetner (Argentina)
  9. Bolivia en la era covid-19 (comentario). Por Shirley Flores (Bolivia)
  10. Coronavirus, embarazadas y bebés (poblaciones especiales). Por Ildefonso Ishikawa (Argentina)
  11. Bioseguridad en la atención odontológica (desinfección y esterilización). Por Silvia Rubio (Argentina)
  12. La pandemia en El Salvador (comentario). Por Silvia Navas (El Salvador)
  13. Mea culpa (reflexiones para después de la covid-19). Por José Flores Alatorre (Paraguay)
  14. Mínima Intervención en Odontopediatría (visión de la pandemia). Por Gustavo Tello y Marlene Seclén (Perú).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 9, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International