Dental Tribune Latin America

El paladar lo disfruta el cerebro

By Carolina Bechara Amengual
October 24, 2019

La autora describe la importancia de los neurotransmisores a nivel cerebral y su estrecha relación entre los sentidos y la cavidad bucal en la que los odontólogos trabajan a diario.

  CRONICAS  

Los neurotransmisores son sustancias químicas que genera el organismo y que se encargan de trasmitir la información de una neurona a otra mediante un proceso llamado sinapsis. Hoy en día se conocen más de una docena de neurotransmisores. Entre los neurotransmisores más conocidos están la serotonina, dopamina, norepinefrina, acetilcolina y glutamato.

La función de los neurotransmisores es regular la sinopsis o unión entre neuronas; de no existir, las neuronas serían cables sin ningún tipo de función; además, no todos los neurotransmisores actúan de la misma manera.

“Los odontólogos deben ser los más aptos para descifrar las funciones del cerebro, ya que todos los sentidos tienen íntima relación con la cavidad bucal y sus órganos.".

Explicaré de forma sencilla los dos mecanismos conocidos.

Canales de iones: algunos neurotransmisores se unen a los canales de iones presentes en la membrana de la neurona y, cuando esto ocurre, se abren unos canales por los que circulan iones, generándose un movimiento entre el exterior y el interior que produce la activación de la neurona.

Receptor metabotrópicos: este proceso es mucho más complejo. El neurotransmisor se une a un receptor presente en la membrana de la neurona, pero aquí no se abren canales de iones sino que se excita la membrana de la neurona, en la cara interna, liberando un mensajero que se puede unir a proteínas como la quinasa o a la fosfatasa, produciendo diferentes reacciones.

¿Sabías que el paladar degusta en el cerebro? Todo el mundo conoce la importancia del cerebro, pero muy pocos lo conocen en profundidad.

Los odontólogos como profesionales de la salud, deben ser los más aptos para descifrar sus funciones, en virtud que todos los sentidos, como el gusto, olfato, tacto, calor y frío, tienen íntima relación con la cavidad bucal y sus órganos, como la lengua, dientes, paladar y mucosa. Y como el cerebro es el centro de información y de resolución más importante de nuestro cuerpo, está siempre dispuesto a resolver cualquier información.

El gusto, por ejemplo, es uno de los sentidos más preciado de la vida. El gusto del paladar de los comensales es recibido por una información nerviosa dada por el nervio trigémino, que es un nervio mixto, sensitivo y motor, desde las papilas gustativas de la lengua, que emiten un impulso que llega al tallo cerebral, sigue hacia el tálamo y de allí a la corteza, la cual da la señal de resolución del gusto. En esta respuesta intervienen neurotransmisores y estructuras químicas en las sinapsis neuronales, convirtiendo al cerebro en el verdadero centro de disfrute del paladar.

Los neurotransmisores son sustancias químicas de vital importancia para nuestro sistema nervioso y para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Los efectos de las neuronas pueden durar desde pocos segundos a meses, e incluso hasta años. Gracias a los neurotransmisores podemos comprender el proceso de aprendizaje, el proceso de memoria, de atención, y hasta el proceso de degustación, todos los cuales son de gran importancia en la atención odontológica.

____________________________________________________________________

La doctora Carolina Bechara Amengual, odontóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela, trabajó en diversas instituciones de salud pública durante 14 años y ejerce en Caracas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 6, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International