Dental Tribune Latin America

La importancia de la anatomía sinusal

By Any Clariza Martínez Moronta
January 17, 2020

Primero de una serie de seis artículos. Este artículo es un resumen del capítulo sobre “Anatomía sinusal” que aparece en el libro “Elevación sinusal. Perspectiva multidisciplinar”, del Dr. Juan Manuel Aragoneses, recién publicado por Atlantis Editorial. El Dr. Aragoneses y otros expertos en implantología explican en el mismo técnicas predecibles y realizables de elevación del seno maxilar para todo profesional que cuente con un entrenamiento adecuado. Dental Tribune ofrece semanalmente una serie de artículos sobre este libro de consulta, que sirve para resolver incertidumbres en la práctica diaria y aprender técnicas útiles en implantología oral.

  IMPLANTOLOGIA ORAL  

Para realizar un bloqueo anestésico del seno maxilar existen varias técnicas, como la infraorbitaria, que bloquea el nervio infraorbitario, así como el nervio alveolar anterior superior y el nervio alveolar superior medio”.

Los senos paranasales son cavidades aéreas situadas alrededor de las fosas nasales, donde desembocan y vierten sus secreciones, y reciben el nombre de acuerdo con el hueso en el que se encuentren: maxilar, esfenoidal, etmoidal y frontal.

Entre sus funciones destacan humedecer y calentar el aire inspirado, disminuir el peso del cráneo para mantener el equilibrio de la cabeza, aumentar la amplificación de la voz, proteger el cerebro y la producción de óxido nítrico.

Lo primeros vestigios del seno maxilar, también denominado Antro de Highmore, aparecen en los fetos humanos a partir de la décima semana intrauterina, y normalmente, su crecimiento continúa hasta la edad adulta.

El seno maxilar está ubicado en el interior del cuerpo del maxilar superior y está formado por tres paredes o caras, una base, un vértice y cuatro bordes.

La pared superior u orbitaria conforma el piso de la órbita. La pared posterior o pterigomaxilar adyacente a la tuberosidad maxilar está ubicada cerca de la fosa infratemporal, la fosa pterigopalatina, y los conductos alveolares posteriores.

Mientras que la pared anterolateral o yugal presenta una depresión que se corresponde con la forma cóncava de la fosa canina. La base o pared medial del seno maxilar constituye la pared lateral de las fosas nasales.

El vértice se corresponde con el hueso cigomático.

Los bordes son anterior, posterior, superior e inferior o piso del seno maxilar. El piso puede tener formas variables: triangular, reniforme, semilunar o rectangular.

La arteria alveolar superior posterior, la arteria infraorbitaria, la arteria palatina mayor y la arteria esfenopalatina, todas ramas de la arteria maxilar, conforman una extensa red vascular que irriga las paredes óseas y la membrana del seno maxilar.

La irrigación sanguínea de la pared anterolateral del seno maxilar la garantiza la arteria alveolar superior posterior, en tanto que la arteria infraorbitaria recorre el surco y el conducto infraorbitario, y, antes de abandonarlo, algunas de sus ramas se dirigen medialmente irrigando la pared media del seno o lateralmente a través de la anastomosis con la arteria antral alveolar en la porción anterior del seno maxilar.

La arteria palatina mayor, a su vez, emerge por el conducto palatino mayor y se distribuye en el velo del paladar y en el paladar duro. Por su parte, la arteria esfenopalatina es la rama terminal de la arteria maxilar interna, y entra a la cavidad nasal por el agujero esfenopalatino donde irriga el tabique nasal y la pared lateral de la cavidad nasal.

Inervación

En la inervación sensitiva del maxilar superior, el nervio infraorbitario inerva la pared superior y parte de la pared medial; el nervio alveolar superior anterior inerva la pared anterior; el nervio palatino mayor inerva el ostium y la pared inferior. Los nervios alveolares superior posterior y medio son los que inervan la pared posterior del seno.

En el caso del nervio infraorbitario, penetra al suelo de la órbita tras abandonar la fosa pterigopalatina y pasar por la fisura orbitaria inferior. Finalmente, emerge de la órbita por el agujero infraorbitario después de discurrir por el surco y el conducto infraorbitarios.

En cuanto al nervio alveolar superior anterior, este emerge del nervio maxilar en el conducto infraorbitario. Luego penetra al conducto alveolar superior anterior y se ramifica por las raíces correspondientes de los incisivos y del canino, y también por la mucosa de la porción anterior del meato nasal inferior.

Portada del libro “Elevación sinusal. Perspectiva multidisciplinar”, que es una guía práctica de esta técnica.

El nervio palatino mayor desciende por el conducto palatino mayor. En su descenso se ramifica hacia el cornete inferior y el ostium y en la mucosa del velo del paladar y del paladar duro.

Con respecto al nervio alveolar superior posterior, que inerva la pared posterior del seno, los molares superiores, la encía bucal y la parte adjunta de la mejilla, se origina en la fosa pterigopalatina y desciende por la tuberosidad del maxilar.

El nervio alveolar superior medio se origina del nivel infraorbitario, a nivel del canal, pasando por la pared lateral del seno maxilar para inervar los premolares superiores.

El plexo dental superior se forma a partir del entrelazamiento de los nervios alveolares superiores anterior, medio y posterior.

Para realizar un bloqueo anestésico de las diferentes áreas anatómicas del seno maxilar existen varias técnicas, como la infraorbitaria, que permite bloquear el nervio infraorbitario, así como el nervio alveolar anterior superior y el nervio alveolar superior medio.

Otra técnica procede a bloquear el nervio alveolar superior posterior en el punto que se ramifica en la tuberosidad del maxilar, mientras que también se utiliza la técnica que bloquea al nervio maxilar a nivel del techo de la fosa pterigopalatina.

______________________________________________________________________

* Any Clariza Martínez Moronta, autora del Capítulo 3 del libro, es Doctora en Odontología, graduada de la UASD, República Dominicana. Especialista en Cirugía Buco Maxilofacial en el Hospital Dr. Darío Contreras. Máster en Docencia y Gestión Universitaria, UCSD. Directora en práctica privada del COMAX, Santo Domingo, RD.

NOTAS

No se pierda la próxima semana en Dental Tribune el siguiente artículo del libro “Elevación sinusal. Perspectiva multidisciplinar”, donde el Dr. Said Mangui Adum se centra en el tema dePatología de seno maxilar”.

Este artículo se reproduce con autorización expresa por escrito de Atlantis Editorial Science & Technology.

Recursos

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 5, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International