Estado actual de la odontología y visión de futuro

Search Dental Tribune

Estado actual de la odontología y visión de futuro

Una odontóloga atiende a un niño en la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires. (Foto: UBA)
Pablo Alejandro Rodríguez

By Pablo Alejandro Rodríguez

lun. 25 julio 2022

save

Formación en Odontología 10 – Este es el décimo artículo de nuestra serie sobre los retos de la educación odontológica en el siglo XXI.

— RETOS DE LA EDUCACION ODONTOLOGICA EN EL SIGLO XXI —

Serie de 12 artículos de Dental Tribune

El Decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires narra la experiencia de la pandemia en su centro de educación superior y respalda la instauración de una forma de enseñanza híbrida, que combine formación presencial y virtual con clases más dinámicas para trasmitir el conocimiento al alumno.

La pandemia de Covid-19 ha provocado un cambio sin precedentes en todos los ámbitos. En la educación, se pusieron en marcha estrategias de aprendizaje a distancia para los estudiantes de la carrera de odontología, a fin de no interrumpir las trayectorias educativas.

Con el propósito de resumir lo sucedido en nuestro país y en otros, debemos remontarnos a finales del mes de febrero de 2020, donde algunas publicaciones en redes sociales invitaban a los odontólogos a suspender sus actividades, considerando a la boca como portadora de este virus de alta transmisibilidad.

Durante los primeros días de marzo, empezó a incrementarse la presión sobre las Facultades, especialmente por parte de nuestros estudiantes, y el 13 de marzo del 2020 se suspendieron las actividades clínicas y teóricas en el ámbito de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires.

Nuestra institución no cerró sus puertas en ningún momento y se mantuvo el Servicio de Guardia y Urgencias de atención de pacientes del Hospital Odontológico Universitario. Sin embargo, durante los primeros días de marzo, la escasa circulación de pacientes o de personas en las grandes ciudades hizo que la atención resultara bastante exigua. Luego, el incremento de la circulación a mediados de abril y la presencia de dolencias y patologías postergadas, hizo que sumáramos a los Residentes a fin de aumentar la capacidad operativa de nuestra Facultad.

En cuanto a la formación, optamos por la continuidad del proceso educativo en el grado a partir de la semana del 13 al 20 de marzo y, mediante recursos a distancia, (plataformas Meet, Zoom, Webex) se dictaron clases sincrónicas y también se improvisó e incursionó en redes sociales como Facebook o Instagram a fin de trasmitir las primeras clases y acompañar y estar en contacto con los alumnos durante el confinamiento. No se encontró obstáculo en la comunicación, dado que los alumnos contaban con algún medio electrónico receptor, como teléfono, computadora, tablet.

Las instalaciones de la Facultad de Odontología de la UBA cuentan con tecnología avanzada. (Foto: UBA)

En un principio, la idea de nuestros profesores fue contener en parte a los alumnos, pensando en una rápida vuelta; sin embargo, al advertir que se extendía en el tiempo, fue perfeccionándose la comunicación a través de clases más elaboradas, talleres, presentación de casos clínicos, evaluaciones formativas y sumativas, utilizando diversas estrategias, como el control con dos computadoras, las cámaras y la mostración del documento para certificar la identidad del alumno rindiendo. Las evaluaciones a distancia mostraron que el índice de aprobación se incrementó notablemente respecto de los años anteriores.

En cuanto al postgrado, 60-70 días posteriores a la suspensión de las actividades clínicas y teóricas de los alumnos, hacia junio de 2020, se retomaron las prácticas, cumpliendo con los protocolos de manejo de bioseguridad ya publicados y existentes en la Institución pero con algunas adaptaciones. Así, los alumnos de postgrado comenzaron con la ardua tarea de realizar la atención de pacientes.

Considero que una forma híbrida de enseñanza es el futuro en odontología, con una mayor participación de los campos virtuales y clases más dinámicas para llegar al alumno y sustentar el conocimiento.

A fin de contar con una idea en cuanto a números, durante el año 2019 se atendieron 220.000 pacientes y en el año 2020, el año más complicado de la pandemia, casi 90.000 pacientes. Un gran desafío que pudo lograrse gracias a la pericia, a la posibilidad de aprender, de enseñar a aprender, de trabajar en contextos adversos, de hacer frente a otras infecciones trasmisibles por la cavidad oral. Si bien no resulta nuevo para los odontólogos el manejo de la saliva y la posibilidad de transmisión de enfermedades, en este caso en particular permitió continuar la atención la buena de utilización de los protocolos y el uso de los elementos de protección personal.

PUBLICIDAD

A medida que fue trascurriendo el año, hacia el mes de octubre, cinco meses posteriores a la suspensión presencial de actividades de grado, comenzamos a convocar a los alumnos de forma voluntaria y optativa. Un gran número de ellos participaron de las actividades optativas atendiendo pacientes, dado que ya contaban con los contenidos teóricos y habían sido evaluados. De esta manera, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, los alumnos, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y manejo de protección personal, continuaron con el proceso de aprendizaje.

Esto nos permitió llegar al año 2021, a pesar de que convivíamos con la parte final de la pandemia y con algunos proyectos de reorganización, en un estado de absoluta normalidad en el dictado de clases presenciales y de prácticas, clínicas y preclínicas, manteniendo un formato híbrido con las actividades teóricas que se realizaron en forma sincrónica o asincrónica a distancia. Así, el año 2021 transcurrió con absoluta normalidad en cuanto a las actividades presenciales, no habiendo ningún tipo de suspensión durante todo el año.

El acceso al conocimiento a través del campus virtual será fundamental en la enseñanza. (Foto: UBA)

Resumiendo, considero que esta situación que ocurrió a nivel mundial y que impactó en lo particular trajo como consecuencia un principio de transformación en cuanto al desarrollo de actividades. Si bien la adquisición de los contenidos teóricos por parte de los alumnos no resulta difícil y posiblemente continuará al menos en parte, en forma virtual, los resultados de las evaluaciones indicaron la necesidad de realizarse en forma presencial.

Considero que una forma híbrida de enseñanza es el futuro en odontología, con una mayor participación de los campos virtuales de las cátedras, con su contenido teórico disponible, con las clases de forma más dinámica de llegar al alumno y poder sustentar el conocimiento a través de la lectura científica por parte de los mismos.

Por otra parte, la incorporación de estas nuevas herramientas tecnológicas ha permitido una mejor comunicación entre el personal docente y administrativo, facilitando con la virtualidad, la ejecución de las reuniones y la participación de un mayor número de integrantes.

Indudablemente, la adquisición de destrezas por parte de los estudiantes debe ser netamente presencial, siendo fundamental para el seguimiento y su evaluación; sin embargo, el acceso a la información y el conocimiento a través del campus virtual y con gran disponibilidad horaria es una estrategia educativa que ya se incorporó y no va a haber vuelta atrás.

__________________________________________________________________________________________________________________________

Pablo Rodríguez es Decano, Facultad de Odontología, Universidad de Buenos Aires y Director de la Carrera de Especialización en Endodoncia.

________________________________________________________________________________________________________________________

Más artículos sobre Formación en Odontología

1. Editorial. Los retos de la formación en Odontología

2. Perspectiva de OFEDO-UDUAL 

3. Hacia dónde se dirige la odontología 

4. El docente como ejemplo de comportamiento ético 

5. La educación de los profesionales de la salud oral en Europa

6. La movilidad en la Facultad de Odontología de Montpellier

7. Reflexiones sobre la formación y el ejercicio de la profesión

8. El futuro de la educación odontológica

9. Equidad e inclusividad de la comunidad estudiantil LGBT

10. Estado actual de la odontología y visión de futuro

11. Competencias éticas para las futuras generaciones de odontólogos

12. La formación está en nuestras manos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

advertisement
advertisement