DT News - Latin America - “La única respuesta es la prevención de infecciones"

Search Dental Tribune

“La única respuesta es la prevención de infecciones"

Un mensaje luminoso en la famosa Times Square informa de que hay tests para el coronavirus en los cinco condados de Nueva York. (Foto: Richard Lenz/Especial para Dental Tribune Latin America)

sáb. 13 junio 2020

guardar

El experto en bioseguridad en medicina y odontología, Christian Stempf, responde a la preguntas de Dental Tribune sobre desinfección y control de infecciones en el consultorio dental. Stempf, que es miembro del Comité de Normalización Europeo que se ocupa de analizar y regular cuestiones de bioseguridad, publicó recientemente en estas páginas el artículo titulado “Guía para la correcta esterilización de instrumental”, que describe los pasos que hay que seguir para realizar este procedimiento en un autoclave.

  BIOSEGURIDAD EN LA CLINICA DENTAL  

"Todos los instrumentos no desechables deben ser reprocesados inmediatamente después de cada procedimiento con el objetivo de hacerlos seguros para su reutilización".

Christian Stempf, experto en control de infecciones.

El experto en bioseguridad en medicina y odontología, Christian Stempf, responde a la preguntas de Dental Tribune sobre desinfección y control de infecciones en el consultorio dental. Stempf, que es miembro del Comité de Normalización Europeo que se ocupa de analizar y regular cuestiones de bioseguridad, publicó recientemente en estas páginas el artículo titulado “Guía para la correcta esterilización de instrumental”, que describe los pasos que hay que seguir para realizar este procedimiento en un autoclave.

¿Cuán es la importancia de la bioseguridad en odontología?

La bioseguridad es más importante y preocupante en estos días para todos los profesionales de la salud. El aspecto positivo de la pandemia actual y de sus terribles consecuencias es que creará mayor conciencia de la importancia que tiene la prevención de infecciones. Hay que tener en cuenta que los microorganismos se adaptan a nuestras terapias. Cada vez hay más bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos; por lo tanto, la única respuesta que nos queda es la "prevención de infecciones".

¿Cuán alto es el riesgo de contagio en la clínica dental?

En las clínicas dentales, el personal tiene contacto con gran cantidad de personas que son potencialmente capaces de transmitir patógenos. Si consideramos las estadísticas globales proporcionadas por la OMS, 1 paciente de cada 20 a 30 está infectado, ya sea en una etapa aguda o crónica, con o sin signos externos. En otras palabras, la mayoría de los casos se desconocen. ¡Cada paciente debe ser considerado como de riesgo!

La transmisión de patógenos puede ocurrir de cuatro maneras: contacto directo con sangre, saliva o cualquier fluido corporal, contacto indirecto con instrumentos, objetos o superficies contaminados (no estériles), contacto con gotas bacterianas o aerosoles, e inhalación de microorganismos transportados por el aire. Las manos desnudas o enguantadas participan a gran escala en la propagación de patógenos.

¿Cuáles son las enfermedades más contagiosas?

Las enfermedades contagiosas no son específicas de la odontología. Sin embargo, el riesgo de contraer infecciones es mucho mayor debido al tipo de tratamientos y a la cantidad de pacientes. Las más comunes son las infecciones transmitidas por el aire: covid 19, neumonía, tuberculosis, influenza; y las infecciones sanguíneas: VIH, VHB, VHC, HDV, Ebola.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de infección en odontología?

Los tratamientos quirúrgicos son cada vez más sofisticados y ofrecen mayor oportunidad para la prevención de infecciones. La asepsia implica procedimientos y protocolos complejos, que deben ser cuestionados, optimizados y actualizados periódicamente de acuerdo con los últimos avances en ciencia y tecnología.

Es importante romper la cadena de la infección, utilizando equipo de protección adecuado por personal y pacientes. Se deben definir, implementar y seguir estrictamente los procedimientos de higiene adecuados. Todos los instrumentos no desechables deben ser reprocesados inmediatamente después de cada procedimiento con el objetivo de hacerlos seguros para su reutilización. Finalmente, pero igual de importante, el personal debe ser capacitado y actualizado periódicamente sobre las normas fundamentales de asepsia.

¿Cuáles son los pasos para la esterilización en el consultorio dental?

La respuesta a eso es un curso de 2 horas... Pero los pasos de reprocesamiento relevantes incluyen predesinfección, limpieza y esterilización. El último es ahora fácil usando el ciclo de esterilización tipo B. Los dos pasos anteriores son igual de importantes, especialmente la desinfección previa, que es la primera fase crucial. Evita que la suciedad, la tierra, la sangre y la saliva se sequen en los instrumentos, pero, lo que es más relevante, presenta un nivel intermedio de desinfección, eliminando así la mayoría de los microorganismos, excepto las endosporas bacterianas. En consecuencia, reducirá drásticamente la población microbiana en la carga y, por lo tanto, el riesgo de infección al manipular instrumentos. La limpieza es sin duda el aspecto más arriesgado. La limpieza manual expone al personal a infecciones transmitidas por el aire (coronavirus) o por sangre. Por lo tanto, es recomendable utilizar un limpiador ultrasónico, y el método más eficiente es la lavadora desinfectante térmica.

No te pierdas los reportajes exclusivos SOLO para SUSCRIPTORES de Dental Tribune. Suscríbete haciendo click aquí.

¿Cuántos tipos de autoclaves existen?

En principio, solo hay un tipo de esterilizador a vapor. La norma europea EN13060, publicada en junio de 2004, describe tres niveles de rendimiento; por lo tanto, tres tipos de ciclos: B, S y N. La pregunta correcta es qué tipos de ciclos tiene cada esterilizador. Si se ofrecen varios ciclos, no son necesariamente todos de tipo B, aunque llamemos al dispositivo "esterilizador de clase B".

Para simplificar: el ciclo tipo B está diseñado para esterilizar todo tipo de instrumentos, incluso los más complejos y desafiantes, incluidas las cargas textiles/porosas. El tipo N es exactamente lo opuesto, ya que solo es capaz de procesar instrumentos sólidos no envasados, es decir, sin cavidades/luz ni textiles. El tipo S está destinado a procesar un número restringido específico de tipos de instrumentos, los declarados y validados por el fabricante del autoclave. Algunos esterilizadores ofrecen una combinación de estos ciclos con diferentes tiempos de ciclo general. La selección de un ciclo incorrecto tiene un impacto directo en la seguridad del paciente y del personal.

¿Qué son los autoclaves de grado médico?

Cuando me refiero a esterilizadores de Clase B, a menudo digo que utilizan un “ciclo de esterilización de grado médico”, porque estos autoclaves puede procesar cualquier tipo de carga e instrumental, tanto con uno o dos envases o bolsas. El nivel de rendimiento es comparable con el de los grandes esterilizadores utilizados en hospitales.

¿Cuáles son los autoclaves apropiados en odontología?

Teniendo en cuenta el tipo de intervenciones, a menudo invasivas, y el tipo de instrumentos utilizados (huecos, porosos), el ciclo de tipo B es el más seguro porque está validado para esterilizar (y secar) todo tipo de instrumentos, incluidos los más difíciles.

 

¿Pueden estos esterilizadores de Clase B desinfectar piezas de mano?

Si se refiere a “esterilizar piezas de mano sin bolsa para uso inmediato”, la respuesta es sí. Los llamados comúnmente "esterilizadores de clase B" pueden ofrecer, además de los ciclos de tipo B, un ciclo de tipo S diseñado específicamente para procesar un número limitado de piezas de mano sin bolsa entre pacientes. El tiempo de ciclo general, especialmente el secado, debido al peso limitado de los instrumentos sin bolsa es más corto. Los esterilizadores de alta gama tienen tiempos de ciclo de alrededor de 13 minutos, incluido el secado.

¿Deberían ser los esterilizadores de clase B  el estándar de oro?

Ya son el estándar de oro. La Norma Europea EN13060 ha sido reconocida por muchos países y a menudo se hace referencia a ella en otros países. Además, el ciclo tipo B se convirtió en estándar prácticamente "obligatorio" en la mayoría porque, repito, es el ciclo más seguro y "poderoso". ¡Grado médico!

Además, los usuarios no tienen que estar capacitados sobre compatibilidad de instrumento vs tipos de ciclo. El ciclo B es compatible con todo y, por lo tanto, resulta en una gran tranquilidad y en una liberación de responsabilidad que no tiene precio.

¿Cuáles son las lecciones de la pandemia de coronavirus?

Espero que una mayor atención a las precauciones estándar. Se dará prioridad a las mascarillas. La mayoría de los dentistas y asistentes usan mascarillas quirúrgicas, que no siempre se reemplazan entre pacientes como se recomienda. Probablemente se impondrán las mascarillas FFP2, ya que ofrecen un mayor nivel de filtración y se cambiarán con más frecuencia. Se prestará más atención a los pacientes, considerándolos como personas potencialmente infectadas aunque no muestren signos externos, y se pondrá más atención a su estado de salud. Por otro lado, los pacientes esperarán también que los dentistas garanticen que los tratamientos sean seguros, presten más atención a la asepsia y cuestionen las medidas de higiene vigentes.

Recursos

_______________________________________________________________________________

Javier Martínez de Pisón es Director de Dental Tribune Latin America y de Dental Tribune Spain. La edición latinoamericana llega semanalmente a más de 100.000 dentistas hispanohablantes y la española a más de 10.000.

Vea más artículos sobre control de infecciones:

 

Bioseguridad Coronavirus en Odontología

One thought on ““La única respuesta es la prevención de infecciones”

  1. Juan Luis Hernández says:

    Muy bueno el artículo, claro y concreto,
    Felicitaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

advertisement
advertisement