Dental Tribune Latin America

La hora de tomar decisiones

By Roberto Ardila
September 16, 2020

Nuestro especialista en marketing odontológico explica que, ahora más que nunca, los profesionales de la odontología tienen que tomar decisiones vitales para su práctica si quieren sobrevivir a los efectos de la pandemia.

  GESTION DE LA PRACTICA  

“El que toma decisiones cambia la realidad”, Polo Navarro - Indewelry

Los seres humanos afrontamos a diario el deber de tomar decisiones, y no es algo a lo que podamos sustraernos. Con frecuencia, sobre todo en nuestros países, se opta por “esperar a ver cómo se van dando las cosas”, y ésa es una actitud que dilata un cambio en las directrices, en las actuaciones y, por tanto, en los resultados.

Podemos tomar decisiones de manera eficiente o errónea. Lo primero implica hacer acopio de información y evaluar el impacto que tendrá lo que hagamos, con lo cual minimizaremos el riesgo. Eso no nos librará de la incertidumbre sobre el resultado, pero sin duda la realidad será diferente si nuestras decisiones están sustentadas en una documentación y un análisis correctos que permitan prever sus consecuencias.

"¿Qué es lo controlable? Aquello que se puede manejar en nuestra clínica o empresa y depende de nuestra determinación".

La actual pandemia genera en la economía efectos que son controlables y otros que no lo son. Tomar decisiones en el ámbito de lo no controlable aumenta la probabilidad de error y de pérdida del esfuerzo. Hacerlo en el ámbito de lo controlable, si bien no garantiza un resultado óptimo, sin duda nos encamina hacia el logro de nuestros propósitos.

¿Qué es lo controlable? Aquello que se puede manejar en nuestra clínica o empresa y depende de nuestra determinación. Por ejemplo, la consolidación de la cartera de clientes o pacientes, a los que se puede clasificar en grupos según su compromiso, su fidelidad y las recomendaciones con que cuentan. O la revisión de todos los protocolos clínicos, empresariales o comerciales, así como las disposiciones empresariales que se puedan mejorar a lo largo del proceso. O el manejo cuidadoso de los inventarios, la evaluación de los gastos y la cautela en las inversiones. O el análisis riguroso de la gestión bajo parámetros de austeridad, inevitables en la actual situación.

Pero hay que tomar decisiones, si no lo hacemos, el mercado o las circunstancias lo harán por nosotros. No es práctico pretender controlarlo todo, por lo que lo más importante en un primer momento es establecer prioridades teniendo en cuenta los nuevos retos que se nos presentan y sabiendo qué necesitamos para salir airosos de ellos.

Conviene partir de saber adónde queremos llevar nuestro proyecto empresarial y de vida; en cuanto se tienen claros los objetivos, hay que cuantificar y evaluar los recursos físicos, materiales e intelectuales con que se cuenta. Entonces será posible definir a conciencia lo que hace falta, sin que ninguna expectativa infundada ni ningún temor nublen nuestro juicio y nos arrastren a algún extravío, para tomar las decisiones pertinentes.

De no hacerlo así, corremos el riesgo de dejar que el miedo, la incertidumbre o la expectativa de cambios provenientes de los gobiernos, cuando no del azar o de algún hecho sobrenatural, nos mantenga inactivos, sin renovarnos ni ilusionarnos de nuevo.

A diferencia del dinero, que al menos se puede recuperar, el tiempo es el recurso más escaso: o se invierte o se gasta. Hay que aprovecharlo evaluando la situación personal, de nuestras empresas o clínicas para que puedan crecer en esta nueva realidad de mercado. Nadie lo hará por nosotros, somos los únicos que podremos salir adelante sacando partido de nuestro talento, nuestra experiencia y nuestra visión.

Si usted no sabe qué rumbo tomar o no sabe cómo lograr sus objetivos, póngase en contacto con nosotros desde cualquier ciudad o país, le ayudaremos a estructurar sus estrategias, determinar sus prioridades y elaborar sus planes de acción para hacer de su práctica una empresa rentable, pero sobre todo, respetada y valorada por sus clientes, por sus colegas y por el mercado.

Las fórmulas mágicas empresariales no existen, y menos en estos tiempos en que las habladurías sobre el camino ideal al éxito empresarial son el pan de cada día en las redes sociales. Sólo su trabajo, su empoderamiento, su constancia, su disciplina, su autocrítica y autoanálisis le ayudarán a tomar decisiones que lo llevarán a avanzar en su proceso hacia la realización profesional y personal.

_____________________________________________________________

Roberto Ardila Simpson es Gerente Latinoamérica de K&P GROUP, entidad dedicada a potencializar el impacto de empresas a nivel internacional. Visite www.kyp.com.mx.

Recursos

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 5, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International