Dental Tribune Latin America

A todos aquellos que son responsables

By Rafael Mejicano Soto
March 26, 2020

El odontólogo guatemalteco Rafael Mejicano Soto escribe un artículo sobre la pandemia en su país.

  CORONAVIRUS EN ODONTOLOGIA  

Por este medio me uno a escribir una opinión personal sobre la pandemia de COVID-19. No sabemos con seguridad cómo este virus llegó a Wuhan, mas desde ahí ha logrado detener la actividad mundial en tan solo cuatro meses.

Yo, como estomatólogo, debo cesar mi profesión, que era una lucha preventiva e intervencionista, sobre bacterias principalmente. La cadena de transmisión es por la saliva según las investigaciones objetivas en publicaciones científicas (1).

El COVID-19 está en mi país, Guatemala, desde ya hace más de una semana días. Las medidas del gobierno iniciaron hace 21 días y cada día, desde el domingo 22, tendremos toque de queda de las 4:00 pm a 4:00 am. Estos próximos 8 días son cruciales para saber cuántos casos pueden ser infectados y cuántos más infectarán. Si se logra la cuarentena en la mayoría de la república lograremos bajar la curva y lograr dar atención de primer orden a aquellos que estén en estado crítico. Para los que se infecten y tengan buena salud será acetaminofeno o paracetamol, bien custodiados en hospitales recién hechos hasta eliminar el virus.

La única manera de detener el COVID-19 es con el cese de la vida social, religiosa, económica, familiar y política. Nunca antes industrias y sectores habían tenido que detener sus empresas para iniciar un cordón biológico. “Quédate en casa” es la frase que hará detener el esparcimiento de esta pandemia.

Nuestra misión y pasión se debe en general a devolver salud y función bucal. Hoy en día, uno de los componentes, que en muchos casos es beneficioso como ‘buffer’ al ataque ácido a los dientes, es el principal vehículo de transmisión del virus (la saliva). Por eso, detener la atención odontológica es estrictamente necesario por un bien común y estar en cuarentena es el mejor camino para poder volver a hacer lo que amo: odontología.

Yo personalmente acato la orden del cese de actividades odontológicas de la Organización Mundial de la Salud. Cesar mi actividad en amor a la atención en excelencia. Todos nosotros somos responsables de que la odontología no sea parte de la cadena de transmisión. Sólo debemos atender verdaderos criterios de emergencia y urgencia dental.

Conclusión

Estaré más apegado a mis proyectos de investigación clínica para seguir una profesión que jamás para de innovar. Estos próximos días serán para promover la salud mental y física de nuestras familias. Rezaré por toda la humanidad y seguiré mi juramento hipocrático.

Ayuda desde casa y sal solo si es realmente necesario. No debemos hacer nada que sea riesgoso.

Referencia

  1. https://doi.org/10.1038/s41368-020-0075-9

___________________________________________________________________________

El Dr. Rafael Mejicano Soto es odontólogo guatemalteco y conferencista internacional.

 

2 Comments

  • Dr. Byron González says:

    Todo lo dicho por ud, es cierto; y sin ánimo d entrar en controversia, está bien para nuestro gremio y muchos más, tristemente, en nuestro país, la realidad es diferente, para otros muchos y se necesitan acciones para ayudar a estas personas q no pueden estar sin salir mucho tiempo o nos arriesgamos a un estallido social q nos afectaría a todos.

  • Luis Pablo Mendez says:

    Así es doctor. Lamentable que no hubo un apoyo de políticas de ayuda a los más vulnerables. El toque de queda de doce horas ha incrementado la actividad en otras horas por la necesidad de pagar créditos, luz, agua y teléfono.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International