Dental Tribune Latin America

¿Cómo ser líder en odontología? Parte II

By Helga Mediavilla
July 23, 2019

La experta en psicología en el consultorio, Helga Mediavilla, describe en este segundo artículo las cualidades de un buen líder para conseguir un equipo de trabajo que funcione fluidamente y en la misma dirección.

  PSICOLOGIA & ODONTOLOGIA  

“Mi jefe parece que está pensando en otra cosa cuando le hablo; “No me ha gustado nada ese doctor, mientras le contaba lo que me ha dolido la boca esta noche miraba su móvil”; “ No me gusta esa doctora, no me deja hablar”; ” No tiene en cuenta mi situación ni cómo me siento”…

Cuando no sabes escuchar ni empatizar, estas son las consecuencias en tus pacientes y en tu equipo.

Quiero recordaros las competencias de un buen líder. El mes pasado hablamos de la primera competencia y hoy hablaremos de la segunda: “Un buen líder debe saber ESCUCHAR bien y EMPATIZAR con los miembros de su equipo.

La escucha atenta permite “saber” mucho de tus pacientes y miembros de tu equipo. Observar no sólo lo que te dicen, sino cómo te lo dicen

Competencias de un buen líder
1. Habilidad para comunicar y gestionar información

2. Habilidad para escuchar bien y EMPATIZAR con los miembros de tu equipo

3. Habilidad para hacer preguntas y obtener la información necesaria

4. Habilidad para ser asertivo y no sumiso o agresivo o agresivo-pasivo

5. Habilidad para motivar a los miembros de tu equipo

6. Habilidad para dar feedback: para comunicar información útil sobre el comportamiento del otro sin crear conflicto.

Saber escuchar y ser capaz de entender cómo se siente la otra persona crea una buen relación y confianza.

A veces, nos creemos que escuchamos bien y creemos que nuestro interlocutor se siente escuchado. A continuación puedes hacerte una pequeña autoevaluación, siendo muy sincera contigo misma. Es muy interesante tener personas sinceras en las que confías para que te puedan decir qué aspectos de tu escucha y de tu capacidad para empatizar puedes mejorar.

Autoevaluación sobre mi capacidad de escucha

  1. ¿Interrumpo a los demás cuando hablan?
  2. ¿No miro a los demás cuando me hablan?
  3. ¿Distraigo a los que están hablando con objetos o moviéndome?
  4. ¿Miro mi reloj mientras me hablan?
  5. ¿No doy a los demás la oportunidad de hablar?
  6. ¿Hago preguntas que suenan como si dudase de todo lo que dice quien habla?
  7. ¿Corrijo la gramática y errores de quien está hablando?
  8. ¿Termino las frases de los demás por ellos?
  9. ¿Existe conflicto entre lo que digo y expreso de forma no verbal?
  10. ¿Pongo cara inexpresiva de forma que quien habla no sabe si escucho o no?

Cuando atiendo a un paciente o a un compañero del equipo y quiero escuchar y empatizar con él/ella, una de las claves es “querer estar sólo ahí con esa persona en ese momento y sin pensar ni atender a nada más. Postponer todo lo demás”

Hay una serie de OBSTÁCULOS para conseguir escuchar y empatizar:

  • Tener prisa por terminar
  • Pensar en tus propios sentimientos
  • Estar pensando en otras cosas
  • Pensar que no es importante lo que te está contando
  • Juzgar a la otra persona

Y SI NO QUIERO ESCUCHAR…

Sí… pero a veces no tengo tiempo para escuchar.

Entonces propón a esa persona un momento o un espacio diferente para poder escuchar. Puedes decir: “Perdona pero en este momento no puedo escucharte como me gustaría, si te parece podemos quedar en otro momento que nos venga bien a los dos y así estaré tranquilamente atendiéndote”.

¿Para qué le voy a escuchar si ya sé lo que me va a decir?

Puedes llevarte sorpresas. Pero recuerda que escuchando logramos que la otra persona se sienta mejor y comprometida a participar en la búsqueda de solución y en la implicación en su trabajo ó en su tratamiento dental.

¿Y si no me sale o no me apetece empatizar?

No es fácil, así que si no te sale espera o delega en otra persona que sepa hacerlo.

¿Y si no estoy de humor para escuchar?

Hay veces que se puede postponer la escucha y otras veces hay que hacer el esfuerzo.

¿Y si no estoy de acuerdo con lo que me está diciendo?

Escuchar no implica estar de acuerdo con lo que tu interlocutor te cuenta, es tomar nota de lo que siente o quiere la otra persona.

¿Y si viene faltándome al respeto?

Puedes delegar, postponer o escuchar hasta que se le haya pasado el enfado a la otra persona y luego trasmitir asertivamente sus sentimientos. Poner tus límites.

Muy poca gente escucha con la intención de entender, sólo escuchan con la intención de responder. Si lo haces así, te perderás mucha información. La escucha atenta permite “saber” mucho de tus pacientes y miembros de tu equipo. Observar no sólo lo que te dicen, sino cómo te lo dicen. Recuerda que es más sincera la información que transmitimos de forma no verbal (cómo lo dice) que de forma verbal (lo que dice).

ATIENDE y OBSERVA, esa es la buena escucha y la única forma de empatizar.

Escucha las palabras de los demás y no las tuyas propias.

_______________________________________________________________________________* La Dra. Helga Mediavilla, Psicóloga Clínica y Coach, es fundadora de Psicodent en Madrid (España), institución que ofrece Servicios de Consultoría, Coaching y Cursos para la mejora del entorno laboral en la Clínica Dental.

Ver artículo: ¿Cómo ser líder en odontología? Parte I

Comments are closed here.

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International