Dental Tribune Latin America

¿Cómo ser líder en odontología? Parte III

Por Helga Mediavilla
August 13, 2019

La experta en psicología en el consultorio, Helga Mediavilla, describe en este tercer artículo la importancia de saber preguntar para conseguir un equipo de trabajo que funcione fluidamente y en la misma dirección.

  PSICOLOGIA & ODONTOLOGIA  

“Mi jefe/a ni me pregunta lo que quiero, piensa que lo que a él/ella le gusta nos gusta a todod@”. Mi odontolog@ ni me pregunta lo que pienso”.

Quiero recordar las competencias de un buen líder. Los meses anteriores hablamos de la primera y de la segunda competencias. Hoy hablamos de la tercera: “Un buen líder debe saber hacer preguntas y obtener la información necesaria para poder guiar a su equipo”. 

Competencias de un buen líder
1. Habilidad para comunicar y gestionar información

  1. Habilidad para escuchar bien y EMPATIZAR con los miembros de tu equipo.
  2. Habilidad para hacer preguntas y obtener la información necesaria.

4. Habilidad para ser asertivo y no sumiso o agresivo o agresivo-pasivo

5. Habilidad para motivar a los miembros de tu equipo.

6. Habilidad para dar feedback:para comunicar información útil sobre el comportamiento del otro sin crear conflicto.

Es más fácil juzgar el talento de una persona por sus preguntas, que por sus respuestas” (Duque de Lévis)

Tener habilidad para preguntar es importante. Hay personas que se creen que saben lo que la otra persona quiere y no comprueban ni preguntan para confirmarlo. Suponer provoca muchos errores en la comunicación, tanto con los pacientes como con el equipo.

Suponemos que nuestro equipo estará muy interesado en participar en reuniones y en asistir a cursos que le pagas los sábados o fuera del horario de trabajo de forma continuada. Esta era la suposición de un líder de la odontología cuando me pidió asesoramiento porque veía a su equipo desmotivado. No entendía el motivo porque cuida mucho de su equipo, tanto que les lleva a muchos cursos los fines de semana. Este líder es una persona muy motivada y proactiva y no se dio cuenta de que los demás no lo son tanto como ella. Las personas de su equipo estaban agradecidas y por eso no se atrevían a decírselo. Querían ir a algún curso pero no a tantos porque también querían tener tiempo para sus familias, para pasear, para acondicionar sus casas o para no hacer nada. No preguntó, dió por supuesto.

Si quieres saber quién es el líder del grupo NO es quien habla más, es quien hace la pregunta que dirige a un fin y no habla por hablar. Sabe qué tipo de pregunta debe hacer, cuándo, a quién y para qué.Los líderes exitosos suelen conversar y preguntar, ya que su objetivo es “saber preguntar para escuchar lo que les interesa conocer para que su equipo funcione bien”, o para que el paciente esté motivad@ a colaborar en su propio tratamiento.

Beneficios de saber preguntar

  • Saber conocer lo que piensa nuestro interlocutor: hay mucha gente que hasta que no se le pregunta no dice lo que piensa.
  • Obtener nueva información: escuchar otra manera de “hacer” en la clínica. El equipo tiene mucha información sobre cómo mejorar la clínica que el líder desconoce. Están muy en contacto con los pacientes y preguntan qué gusta y qué hay que mejorar. Recogen mucha información de primera mano.
  • Conocer otra manera de interpretar las cosas: las personas vemos lo mismo cada uno con distintas gafas. Nos viene bien ver las cosas también desde la perspectiva de otros.
  • Hacer saber al interlocutor (paciente o equipo) que su opinión es importante: que su criterio nos interesa.

Estrategias prácticas para hacer preguntas

  • Las buenas preguntas son cortas y directas y de una en una.
  • Si desea suscitar atención, hágase preguntas y respóndalas.
  • Evite preguntas improcedentes si desea que su interlocutor se sienta cómodo.
  • Evite el interrogatorio
  • Cuando vaya a hacer alguna pregunta comprometida comience con un breve comentario amortiguador.
  • Siempre que haga preguntas escuche las respuestas

De entre los diferentes tipos de preguntas que pueden utilizarse destacan:

  • Las preguntas abiertas: son utilizadas al inicio de la conversación, momento en el que no se tiene ninguna o poca información.

Este es el momento en el que deben realizarse preguntas muy generales. Se obtendrán respuestas extensas, que no pueden contestarse con un simple sí o un no. Las preguntas abiertas invitan a continuar la conversación.

¿Qué nos proporcionan las preguntas abiertas?

  • Averiguar: ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Por qué?
  • Comprender: ¿A qué te refieres?
  • Construir: ¿Qué propones?
  • Concretar: ¿Para cuándo?
  • Las preguntas cerradas: se centran en información concreta y admiten un sí o un no como respuesta. Ayudan a concretar la información y la comprensión de ella.

Se dice que no hay malas respuestas, sólo hay malas preguntas.

_______________________________________________________________________________* La Dra. Helga Mediavilla, Psicóloga Clínica y Coach, es fundadora de Psicodent en Madrid (España), institución que ofrece Servicios de Consultoría, Coaching y Cursos para la mejora del entorno laboral en la Clínica Dental.

Ver artículo: ¿Cómo ser líder en odontología? Parte II

Los comentarios están desactivados aquí

© 2019 - Todos los derechos reservados - Dental Tribune International