La tecnología digital no sustituye el conocimiento

Search Dental Tribune

La tecnología digital no sustituye el conocimiento

La tecnología digital no sustituye al conocimiento, pero ofrece grandes ventajas como planificar ubicaciones tridimensionales de estructuras quirúrgicas, dijo en su conferencia Mariano Gener. (Foto: Javier Mz. de Pisón)

vie. 12 noviembre 2021

save

La medicina digital no es un concepto abstracto para el doctor Mario Gener González, sino un desarrollo científico que, debido a su estado de salud personal, afecta profundamente su vida diaria.

Gener es un hombre alto, de facciones elegantes y pelo ligeramente plateado, que habla con soltura sobre lo que representa el mundo digital para la humanidad, un tema que le apasiona y que siente en carne propia.

Especialista en cirugía maxilofacial que ejerce en Jerez de la Frontera, tiene que enviar diariamente a una clínica de Madrid un electrocardiograma que se toma él mismo con una aplicación de su teléfono para monitorizar el estado de su corazón. De esos resultados depende a su vez parte de su rutina diaria, su estado de ánimo y una serie de decisiones importantes.

Esa interacción entre paciente y hospital es una prueba elocuente del poder de la medicina digital para monitorizar a distancia y en tiempo real la salud de las personas, que en algunos casos puede incluso salvar vidas. En el caso de Gener, no se trata solo de una simple experiencia, sino de una presencia constante en su vida personal y también en la profesional. Por eso, ha explorado en profundidad el alcance, y las ventajas y desventajas de la tecnología digital en la clínica odontológica.

El estado personal de salud de Gener, que es también Doctor en Medicina, le ha llevado a una constante busca de soluciones, pero no por ello ha obviado el análisis y las comparaciones críticas de lo que son y representan el mundo analógico y el mundo digital. Ese fue precisamente el tema sobre el que habló en la XV Reunión Internacional de SIOLA.

En ella explicó las diferencias entre la representación del mundo analógico (continuo) y el digital (discontinuo). Además, ofreció ejemplos prácticos basados en su experiencia sobre la mejor manera de utilizar la teleodontología en la consulta diaria.

Poco después de su conferencia, hablamos con Gener sobre las ventajas y desventajas del mundo analógico y el digital, que son dos planos de la realidad que se atraen y se repelen, pero que, en cualquier caso, se superponen actualmente a diario en nuestras vidas.

¿Por qué ha elegido hablar sobre tecnología digital?

El tema era exactamente Tecnología digital práctica en implantología”. Yo creo que detrás de esas palabras se esconde una realidad que muchas personas ignoran. Una es que hay muchas personas que se acercan al mundo tecnológico suponiendo que ello les va a dar el conocimiento del que carecen, y la tecnología es una ayuda extraordinaria, un complemento maravilloso, pero no sustituye el conocimiento. Y la segunda es que el mundo digital es extraordinario pero tiene limitaciones, y para sacarle el máximo partido hay que saber cuáles son esas limitaciones. La limitación básica es que permite representar la realidad de una manera numérica y tiene la gran ventaja que se almacena muy fácilmente y se transmite de manera extraordinaria. Es un mundo que tiene unas posibilidades asombrosas, que permite planificar ubicaciones tridimensionales de estructuras quirúrgicas, pero no solo en la cirugía maxilofacial o en la implantología, sino en la neurocirugía y con una precisión milimétrica.

“A mí las videoconsultas me resultaban desagradables. Ahora, las tenemos protocolizadas dentro de la agenda normal de mi consultorio: dos visitas físicas, tres virtuales y una consulta telefónica”.

¿Qué cambios conlleva la discontinuidad de la realidad del mundo digital?

Como todos los cambios, supone un problema de adaptación. Yo tengo una idea de porqué el ser humano puede desaparecer: mi teoría es que desaparecerá cuando su capacidad de adaptación haya colapsado. Usted y yo tenemos cierta edad y capacidad de aprender y adaptación, pero esa capacidad es limitada. Cuando el mundo cambia tanto que uno no puede adaptarse, nos tenemos que marchar. Ahora nos podemos adaptar todavía utilizando nuestro conocimiento y nuestra experiencia, pero llegará un momento en que seremos inadaptables.

Es un ejemplo un poco extremo, ¿no?

Para nuestra generación, pero llegará otra generación, que ya está aquí, que se mueve de otra manera más espontánea en ese mundo digital, y a la que le ocurrirá lo mismo: el mundo seguirá transformándose, y en el momento en que ellos sean inadaptables, también se marcharán. Es un desafío porque es un mundo muy bonito, con posibilidades extraordinarias.

“Le das al paciente un endoscopio y tú ves la vida del paciente cuando se lo mete en la boca como si fuera un cepillo de dientes”.

Pero el mundo digital ofrece posibilidades, como la telemedicina.

Sí. La empatía en telemedicina o teleodontología no es el resultado de mirar al paciente a los ojos en la cámara. Proviene del hecho que el paciente es consciente de que su cirujano está viendo, al mirarlo, el resultado de la cirugía: si se ha inflamado mucho o poco, si el derrame sanguíneo es relevante o no. El paciente no tiene una referencia, pero su cirujano, sí. Para el paciente, que le vea su cirujano y que le diga estoy así, y que el cirujano le pregunte si le duele y le diga que pasado mañana nos vemos otra vez sin tener que salir de su casa, es una ventaja muy importante. Y para el cirujano también. Ahora le das al paciente un endoscopio, que cuesta 30 euros, y tú ves la vida del paciente cuando se lo mete en la boca como si fuera un cepillo de dientes.

¿Usted hace eso?

Sí, con los pacientes que viven lejos o que han tenido una cirugía de riesgo. El día que viene el paciente, la secretaria le conecta el endoscopio a su teléfono móvil, y el paciente solo tiene que dar un botón para encender y a otro para apagarlo. Y el día que viene a revisión nos entrega el endoscopio.

Es un poco como lo de su electrocardiograma.

Efectivamente. Todos los días le envío mi electrocardiograma al servicio de cardiología del Hospital Puerta de Hierro en Madrid. Ellos están encantados de poder hacer un control así y yo también.

_________________________________________________

Recibe gratis nuestra Newsletter semanal. Y conecta también con nosotros en Instagram y FaceBook.

_________________________________________________

¿Pero hay una período de transición que cuesta, ¿no?

Sí, hay un período de transición. A mí las videoconsultas me resultaban desagradables. Las hacía porque un amigo me insistía. Ahora, las tenemos protocolizadas dentro de la agenda normal de mi consultorio: dos visitas físicas, tres virtuales y una consulta telefónica.

¿Cómo se monetiza la consulta virtual?

No se le da el mismo valor que a una consulta física: consume menos tiempo, no hay desplazamiento, no se cobra igual. Nosotros la cobramos porque son muchos pacientes de compañías y el cobro es a la compañía. Depende también del tipo de consulta: si un paciente quiere un precio, eso lo resuelve la secretaria; si un paciente quiere una segunda opinión, se le advierte que tiene un precio. En general, al paciente le sale mejor la consulta virtual: es mucho más cómodo, lo hace desde su casa, no se tiene que desplazar. Luego tenemos el paciente que tiene una duda y te llama de Galicia o Colombia, y te abre un mundo profesional muy importante, aunque solo sea por la consulta. La descripción que te da el paciente permite diagnosticarlo y decirle que se tranquilice, que no se trata de un tumor, por ejemplo.

Toca en la imagen y síguenos en FaceBook

 

La audiencia de alrededor de 200 especialistas en implantología oral que asistió a la Reunión Internacional de SIOLA valoró y aplaudió la conferencia de Mario Gener González, que describió con inteligencia la transición del mundo analógico a la era digital, compartió ejemplos prácticos para la consulta y tuvo el valor de incluir en la charla su experiencia personal con la telemedicina.

Visite la página de SIOLA para más información.

____________________________________________________________

Javier Martínez de Pisón es Editor y Director de Dental Tribune Latinoamérica.

Ver artículos relacionados

Toca en la imagen y síguenos en Instagram

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

advertisement
advertisement