Dental Tribune Latin America

Selección de alambres en ortodoncia digital

Por David Suárez Quintanilla
November 04, 2019

El Profesor David Suárez Quintanilla describe las posibilidades que permiten los nuevos alambres en la ortodoncia digital y afirma que estamos muy de cerca alcanzar el ideal de “poder utilizar un solo arco y una sola aleación para todo el tratamiento”.

  GRANDES EXPERTOS  

La correcta selección y secuenciación de los arcos de ortodoncia ha sido siempre un tema de gran importancia para la eficiencia de nuestro tratamiento y uno de los principales condicionantes del número de visitas, el espaciamiento entre las mismas y, en definitiva, la duración y rentabilidad de nuestra terapia.

La combinación del escáner intraoral, los sistemas expertos y los programas avanzados de análisis de arcada, ya nos permiten una selección automática de alambres en la clínica sin tener que recurrir a la costosa individualización robótica de los arcos. En esto de la selección de alambres parecen existir dos mundos: el clásico, con aleaciones y secuencias de arcos ya superadas y, en mi opinión, obsoletas, y la vanguardia digital donde nos estamos replanteado nuevas aleaciones, calibres y formas de arcos. Muchas de las técnicas clásicas (se trate de Tweed, Tip-Edge, Roth, Bioprogresiva de Ricketts o MBT) continúan con secuencias creadas hace más de treinta años cuando no existían, al menos comercialmente, las actuales aleaciones, con sus innegables ventajas biomecánicas, a las que les cuesta adaptarse.

"Las nuevas aleaciones nos obligan a un replanteamiento de nuestra secuencia de arcos para el alineamiento la nivelación el cierre de espacio la torsión y la terminación o detallado final

Historiográficamente, podríamos resumir la selección de arcos en cuatro períodos: uno inicial, el de los alambres pioneros como el oro o los primeros aceros, un largo segundo período donde el acero inoxidable era la estrella y el ortodoncista un hábil doblador de alambres, un tercer período donde las nuevas aleaciones emergentes, como el Nitinol®, el Elgilloy® o el TMA® cambiaron, de acuerdo con Charles Burstone, el criterio clásico de selección del calibre (era la denominada Ortodoncia de Sección Variable: VSO) por el del módulo de elasticidad (Ortodoncia de Módulo Variable: VMO) y el actual, donde la mejora de las aleaciones clásicas y las nuevas aleaciones pseudo y termoelásticas de NiTi-A, así como nuevos alambres (Titanio-Niobium, Gummetal, etc.) nos permiten un drástico acortamiento del tratamiento.

La pseudo o superelasticidad, esa posibilidad casi mágica de hacer independiente la deflexión o deformación del alambres respecto a la fuerza ejercida por el mismo, y la limitación de la fuerza máxima, han sido avances increíbles en la historia de la Ortodoncia, si bien algunas técnicas, y con un único objetivo comercial, intentaron responsabilizar a su bracket pasivo de autocierre de las innatas propiedades de estos alambres (siempre es más rentable vender 20 brackets que un par de alambres). Estos nuevos alambres, con una precisa temperatura intraoral de transformación de la fase austenítica a la martensítica, han mejorado la fisiología del movimiento dentario ortodóncico y sus efectos se han visto potenciados con nuevos diseños de brackets más acordes con sus propiedades biomecánicas (al añadir tapas o clips para la sujeción del arco o cambiar la morfología de la ranura y el número y disposición de las aletas, como es el caso del bracket Synergy® de nuestra técnica SWLF).

Las nuevas aleaciones nos obligan a un replanteamiento de nuestra secuencia de arcos para el alineamiento, la nivelación, el cierre de espacio, la torsión y la terminación o detallado final. Hoy, que cada vez son más y más populares los alineadores, los ortodoncistas hemos de ser conscientes de las nuevas oportunidades que nos brindan estos nuevos alambres a la hora de proponer tratamientos rápidos, cortos y con pocas visitas. Es importante comprender que las nuevas aleaciones tienen algunos puntos negativos que hemos de compensar con una inteligente selección de brackets, ya que la mayoría de los nuevos alambres presentan mayor fricción superficial y son más proclives a fenómenos biomecánicos adversos como el “binding”, el “notching” o el “cold-welding” (soldadura en frío) que condicionan sobremanera la duración y efectividad de las fases iniciales de alineamiento. También hemos de entender que la rápida inserción de arcos gruesos rectangulares no tiene un límite biomecánico en sí mismo, sino que depende del diseño de la ranura.

Lo ideal sería poder utilizar un solo arco y una sola aleación para todo el tratamiento y cada día estamos más cerca de lograrlo. En la actualidad nosotros estamos trabajando en esta línea combinando el Gummetal®, una nueva aleación desarrollada por la compañía Toyota en Japón, con un rediseño del bracket Synergy® (Rocky Mountain Orthodontic, de Denver) de fricción controlada diente a diente. Podemos iniciar un caso de apiñamiento medio con un arco redondo de Gummetal, imaginemos que de 0.018”, para inmediatamente, a las 6 semanas, ya incorporar un 0.021 x 25” de la misma aleación; según necesitemos más o menos control de la sobremordida o Curva de Spee, le damos con nuestros dedos, y un sencillo alicate, una curva de Spee más o menos marcada; el mismo arco lo empleamos para el cierre de espacios, la torsión (que resulta muy fácil de individualizar en este alambre) y el detallado oclusal y estético final (es un alambre sencillo de doblar en boca y que no se va endureciendo con la manipulación). No siempre podemos usar el mismo arco (en ocasiones necesitamos cortarlo) pero sí la misma aleación y calibre. Realmente, resulta sorprendente los resultados obtenidos.

Al escanear una boca con brackets, un sencillo programa de ordenador nos índica (de acuerdo a parámetros como el Índice de Irregularidad, la sobremordida, necesidad o no de expansión, etc.) el alambre (aleación y calibre) que debemos de usar en cada momento, el tiempo de activación y el resultado esperado (set-up virtual) en cada fase. El tener en pantalla la imagen de una boca escaneada con sus brackets va a simplificar nuestro tratamiento y hacerlo más rápido y eficiente gracias a una precisa selección de estas nuevas aleaciones. Hemos de cambiar nuestra mentalidad clásica (que asocia de manera inconsciente calibre a fuerza) y olvidarnos de secuencias infinitas de arcos de NiTi o acero (.014 -> .016 -> .018 -> .016 x 16 -> .016 x 22 -> .017 x 25… etc.) propias de épocas pasadas, donde nuestras armas terapéuticas se limitaban al acero y el Nitinol y los pacientes no tenían las exigencias actuales de efectividad y tiempo, ni los alineadores eran una alternativa terapéutica real.

__________________________________________________________________________________

El Profesor David Suárez Quintanilla es catedrático de Ortodoncia de la Universidad de Santiago de Compostela (España), expresidente de la European Orthodontic Society y vicepresidente del área de Ortodoncia de la International Association for Dental Research. En sus treinta años dedicados a la Ortodoncia, ha creado procedimientos como la Técnica SWLF (Straight Wire Low Friction), desarrollada con la compañía RMO de Denver, que es actualmente utilizada por ortodoncistas de más de treinta países. Además es autor del libros como "Ortodoncia. Eficiencia Clínica y Evidencia Científica”. Visite su página web en: dsqtraining.com

• VER MAS ARTICULOS DE DAVID SUAREZ QUINTANILLA

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International