Dental Tribune Latin America

Un reto de la odontología

Por Rafael Mejicano Díaz
December 10, 2019

El fundador del Centro Dental Multimédica de Guatemala, Rafael Mejicano Díaz, contradice a los nuevos gurús de los medios tecnológicos y asegura con argumentos que el cliente más importante es siempre el cliente que es fiel a la clínica y agrega que no se debe abandonar nunca al paciente de edad avanzada de larga trayectoria con nosotros.

  XAJINEL  

"Los pacientes que ya están con nosotros son a los que mejor debemos tratar porque al ser personas satisfechas son una especie de monitores activos que siempre están dispuestos a hablar positivamente de la clínica".

Una clínica dental que cuida desde sus inicios temas importantes, como la calidad de atención, el confort, el bienestar del paciente, el profesionalismo, la calidad del tratamiento y el uso de materiales de primera calidad, sin duda tendrá como resultado un grupo importante de pacientes fieles que asistirán con frecuencia y por voluntad propia a la clínica, convirtiéndose en aliados y voceros perfectos que siempre hablarán bien de la clínica.

Estos pacientes continuarán asistiendo a la clínica, promoviendo la asistencia de sus familiares y amigos, lo cual es altamente beneficioso para la clínica y las perspectivas de crecimiento previstas. Sin duda alguna, cultivar la relación y amistad con este grupo de pacientes fieles es una prioridad presente y futura de la clínica, porque es justo este grupo de pacientes satisfechos los que acrecientan el prestigio de la clínica y con ello las posibilidades de su desarrollo permanente.

Hasta la fecha, no existe otro mejor mecanismo de promoción de la clínica que el indicado, porque las razones de la promoción surgen voluntariamente y como producto de la opinión de un paciente satisfecho; lograr que un paciente por voluntad propia se exprese bien de la clínica supera a cualquier intención tecnócrata por diseñar una adecuada campaña de promoción, pues el vínculo informativo se da como producto de una satisfacción, de tal forma que cuando es transmitido el mensaje, éste se va impregnado de emociones y sensaciones positivas que le dan un sentido diferente a lo que se está tratando y afirmando. El mensaje se carga de emoción y se convierte en una relación de confianza que solo se da en momentos y espacios especiales.

Sin embargo, a menudo ocurre que las clínicas, por estar interesadas en el día día, o en la generación de nuevos pacientes, se confían pensando que los que tienen, ya los tienen seguros; pero ello está lejos de ser cierto; los pacientes que ya están con nosotros son a los que mejor debemos tratar porque al ser personas satisfechas son una especie de monitores activos que siempre están dispuestos a hablar positivamente de la clínica y en el momento menos esperado.

Pero, cuidado, a nuestros pacientes les afectará silenciosamente un factor que muchas veces pasa desapercibido, y eso es la edad. En la medida que pasa el tiempo, nuestros pacientes van perdiendo sus habilidades y capacidades básicas, cayendo a un estado silencioso de invalidez que cada día es más evidente y visible. Por ejemplo, don Juan, a quien tratamos desde hace 25 años, ahora cuenta con 70 años, lo cual hace que algunas de sus funciones y habilidades básicas se vean afectadas, iniciándose un proceso involuntario de abandono de sus citas a la clínica dental; pero, paralelo a ello y como producto del prestigio que esta persona adulta ha comunicado a los suyos, a la clínica están llegando con frecuencia nuevos pacientes, por lo que el hecho de su abandono pasa desapercibido. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que aunque surjan otros problemas de salud, las piezas dentales siempre requerirán de cuidado y tratamiento pues en la medida que no son tratadas, su estado se va complicando, convirtiéndose en otra puerta de entrada para la enfermedad y otro causal más que complica el estado de salud y bienestar del paciente.

Sin darse cuenta, la clínica genera y se desempeña dentro de un ciclo de conquista de nuevos pacientes y abandono de los que ya tenía, pero este es un grave error técnico y profesional, porque la clínica tendría que establecer mecanismos que den seguimiento a estos casos y que acerquen los servicios a las personas que por muchas razones no pueden visitar las clínicas y cumplir con las citas establecidas. Este, más que un reto comercial, es un reto humano, porque olvidarse de los pacientes que no pueden asistir a la clínica y que antes fueron nuestra clientela activa es como afirmar con hechos las siguientes posturas:

  • El paciente solo me fue útil cuando él podía asistir a la clínica.
  • Lidiar con pacientes inválidos o semi-inválidos es muy complicado y costoso.
  • Nuestra clínica solo está diseñada para que los pacientes la visiten desarrollando tratamientos intramuros, salir a la comunidad no es función de la clínica.
  • Los pacientes inválidos no tienen derecho a servicios dentales.
  • Solo nos interesan los pacientes cuando pueden valerse por sí solos.
  • No nos interesan las personas de la tercera edad.

Ante todas estas posturas no manifiestas, bajo ningún punto de vista se debe olvidar que las personas que actualmente son de la tercera edad, años atrás fueron pacientes de la clínica y que fueron referentes activos y de calidad que ayudaron a forjar el prestigio que ahora se tiene. Marginarlos de la atención dental es un acto inhumano que trasgrede la ético y filosofía de la práctica profesional, porque la clínica actualmente es lo que es gracias a la intervención activa de esos pacientes

Un reto que hoy por hoy deben enfrentar las clínicas dentales es en primera instancia establecer condiciones internas que puedan adecuarse a las características de las personas de la tercera edad, y organizar e implementar un servicio descentralizado de atención dental que brinde cobertura a todos los pacientes que por diversas razones no pueden asistir a sus tratamientos.

__________________________________________________________________________

 * El doctor Rafael Mejicano Díaz es autor del libro titulado "Actitud y excelencia, un compromiso de equipo" y fundador y director del Centro Multimédica de Guatemala.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International