Dental Tribune Latin America

Datos importantes y riesgos de la bichectomía

By Patricia Uribe
October 23, 2020

La autora, especialista en estética dental, sostiene que es necesario tratar este procedimiento de una forma clínicamente segura y ética, ya que puede producir una serie de graves efectos secundarios.

La cantidad de pacientes que quieren mejorar su estética facial y dental está aumentando. Varios procedimientos clínicos y quirúrgicos en el campo de la odontología hacen parte de la nueva Armonización Orofacial. Procedimientos como la aplicación de toxina botulínica, rellenos faciales, lifting facial con hilos, rellenos autólogos derivados de sangre o inductores de colágeno percutáneo, procedimientos biofotónicos, terapias con láser, técnicas quirúrgicas para la corrección de labios y bichectomías entre otras que se incluyen en esta nueva especialidad odontológica.

Vamos a tocar el tema de la bichectomía, cuya finalidad es retirar la bola de Bichat vaciando el tejido graso, para promover la remodelación de las mejillas y lograr que la apariencia del rostro sea más triangular, menos redonda y más exótica, por el efecto de adelgazamiento facial.

La técnica convencional de bichectomía se realiza mediante un acceso intraoral en la región del fondo del surco de la mucosa alveolar, en la región del primer molar superior, de forma bilateral. El cuerpo adiposo de la mejilla recibe el nombre de bolsa de Bichat, descrito por primera vez en 1802 por el anatomista y biólogo francés Marie-François Xavier Bichat (1771-1802). El cuerpo adiposo de Bichat se encuentra entre el músculo masetero y el buccinador y actúa como una almohadilla durante los movimientos de masticación, facilitando el deslizamiento de estas estructuras.Existe una bolsa en lado derecho y otra en el izquierdo de cada mejilla y tienen un volumen de 10 cm³ y un peso de 9 gramos, aproximadamente.

La eliminación parcial o total de la almohadilla de grasa de la mejilla, llamada lipectomía bucal, está indicada para rellenar los defectos resultantes de las comunicaciones oro-antrales y/o resecciones maxilares, hipertrofia maseterina, reparación de defectos causados por resecciones tumorales, quistes maxilares, corrección de defectos postraumáticos, reconstrucción del paladar blando, defectos del paladar duro, relleno en casos de perforación de la membrana de Schneider, además de la armonización cosmética del contorno facial.

Recientemente, esta técnica se ha vuelto popular en la estética facial porque proporciona a los pacientes la sensación de un rostro más delgado, donde el hueso cigomático se ve más prominente debido a la reducción de volumen de las mejillas. Sin embargo, la indicación de la técnica se ha trivializado, y muchos profesionales no establecen el diagnóstico correcto de los cambios en el volumen facial, generándose frecuentes secuelas debido a complicaciones trans y posquirúrgicas, como pueden ser lesiones en el conducto parotídeo o en la glándula parótida y traumatismos en la rama bucal del nervio facial.

"Esta técnica se ha vuelto popular en la estética facial porque proporciona a los pacientes la sensación de un rostro más delgado".

Las lesiones en el parénquima glandular pueden producir sialoceles o fístulas salivares, las lesiones en el nervio facial pueden generar parálisis facial (temporal o permanente), además de trismos, infecciones, hematomas, equimosis, enfisema submucoso, asimetría facial o depresiones en las mejillas. Cabe mencionar que todas estas complicaciones requieren tratamiento quirúrgico y/o farmacológico para su solucion.

Otro factor importante a considerar es que con la evolución de la edad se produce una remodelación de tejidos, principalmente de los blandos, provocada por el envejecimiento natural. Desde esta perspectiva, cuando la bichectomía se realiza en pacientes jóvenes, el cambio físico es notorio y posiblemente aumenta la estética facial, ya que perfila las facciones del tercio medio de la cara; pero no todos los profesionales comparten con sus pacientes la evolución de esta cirugía cosmética a largo plazo; a consecuencia de la reducción del volumen facial por la extracción la almohadilla de grasa o bolsa de Bichat, se puede presentar un aspecto caquéctico y cadavérico eventual, requiriendo en un futuro la aplicación de rellenos faciales para mejorar el aspecto facial y volver a dar volumen que simule un aspecto más juvenil.

Popularmente se describe la resección de la almohadilla de grasa bucal como una cirugía cosmética para mejorar el tercio medio inferior del rostro. Sin embargo, la escasez de datos publicados sobre el seguimiento longitudinal en pacientes y las posibles complicaciones de este procedimiento apoyan aún más la controversia de la resección de la almohadilla de grasa bucal para la mejora estética de la zona media de la cara.

Es importante informar a los pacientes de los múltiples riesgos, efectos secundarios y complicaciones que pueden presentarse después de la bichectomía. No quiero decir que no se deba realizar, y que siempre hay secuelas, solo quiero que tengamos la conciencia de orientar adecuadamente a los posibles candidatos de este tipo de cirugía y que como profesionales de la salud oral seamos éticos.

_________________________________________________________________

La doctora Patricia Uribe es Especialista en Rehabilitación Oral Integral (FUSM), con énfasis en Estética y Rehabilitación Oral (NYU), Implantología Oral (EIRO), Embajadora de ICOI para Colombia, miembro Junta directiva ACOED, miembro fundador CIAEO, director científico Centro Odontológico Especializado The Beauty Smile en Bogotá (Colombia). Práctica Privada en Implantología oral y Estética desde 1995.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 9, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International