Dental Tribune Latin America

¿Educación o negocio?

Por Enrique Jadad Bechara
August 01, 2019

Enrique Jadad critica la proliferación de cursos de fin semana que ofrecen convertir en “especialistas” a quienes los toman.

  DIGNIFICANDO LA ODONTOLOGIA  

Hace algo mas de 30 años, inicié mis estudios de odontología en la Pontificia Universidad Javeriana en la ciudad de Bogotá, Colombia. En esa época, la oferta educativa, así como las opciones de universidades o programas, era pequeña: solo había 10 facultades de odontología en un país que en ese entonces no llegaba a los 35 millones de habitantes.

Pareciera que 10 facultades son pocas para países demográficamente amplios, pero no es así. Recientemente, estuve de visita en Uruguay y me sorprendió saber que solamente existe una facultad pública y otra privada, dos facultades solamente, algo maravilloso, hermoso, digno de emular y de instaurar en donde se pueda hacer.

En 2019, nos encontramos ante un tsunami de programas de odontología, no solo en Colombia sino en gran parte de Latinoamérica. En Colombia, por ejemplo, ya existen más de 43 programas para formar dentistas y esto sin contar con las extensiones de varias universidades a ciudades diferentes a donde tienen sus sedes principales.

La única manera de tener éxito en una profesión como la odontología es tener una adecuada preparación académica, don de gentes, honestidad, ética y el deseo de servir”.

Es muy triste ver como la educación se fue convirtiendo en un negocio. Y, más grave aún, que se convirtió en un negocio deshonesto. A muchas de las facultades, no a todas, parece que no les importara nada diferente a llenar las arcas. Cada día vemos cómo publicitan cursos de temas elementales, en los que le prometen a los odontólogos que tomando esos cursos alcanzarán el éxito profesional; ofertan de todo: carillas directas, indirectas, resinas en dientes posteriores, en dientes anteriores, cómo aplicar una buena y efectiva anestesia, manejo de redes sociales, odontología mediante microscopio, cómo volverse implantólogo en un fin de semana, y cualquier otra cantidad de mentiras. Lo cierto es que la única manera de tener éxito en una profesión como la odontología es tener una adecuada preparación académica, don de gentes, honestidad, ética y el deseo de servir.

En estos días, mi colega y amigo, co-autor de varias de nuestras publicaciones indexadas, el Dr. Gonzalo Arana, nos compartió un análisis de los costos y la realidad referente al retorno de la inversión al estudiar odontología. Este es su escrito:

“5 años mínimo de estudio en la facultad de odontología, el valor semestre promedio en Colombia es aproximadamente 4.000 dólares, en 10 semestres serían alrededor de unos 40.000 dólares, a esto se le debe sumar gastos de transporte y manutención mensual de aproximadamente 1.000 dólares, para un total invertidos en cinco años de aproximadamente 60.000 dólares. Van 100.000 dólares y a estos valores debemos sumarle los materiales e instrumental por semestre que serían aproximadamente 1.000 dólares; al final el total invertido en instrumental para la carrera de 10 semestres sería de aproximadamente 10.000 dólares adicionales”.

Hemos invertido 110.000, ciento diez mil dólares, para convertirnos en un odontólogo más entre miles de egresados, todo esto sin contar una posible especialización, cursos de educacion continuada, congresos y otras actividades más.

Para recuperar esta inversión en 5 años, deberías obtener ingresos de 110.000 dólares / 5 años = 24.000 dólares al año, sin ganar extra un solo dólar más. Esto, dividido por 12 meses, da un ingreso mínimo de 2.000 dólares mensuales, sin ganar utilidad de un solo dólar. De esta manera estarías recuperando tu inversión en dinero, mas no en tiempo, que es aún más valioso. Si te atreves a montar un consultorio debes adicionar esto a tu inversión y gastos fijos, de esta manera verás que esos 2.000 dólares no alcanzan para lograr la meta de recuperar tu inversión.

Hay que tener presente que, solamente lo que ganes por encima de esos 2.000 dólares mensuales, sería tu salario. Es decir que, si ganas mensualmente 2.300 dólares, esos 300 dólares por encima de los 2.000 para el retorno de tu inversión serían tu utilidad y real ganancia; de esta manera, te estarás acercando al salario mínimo, al menos en Colombia.

Colega: piensa, replantea tus metas, visualiza bien cuáles serán tus ingresos. Debemos tener siempre presente que, al hacer una inversión, se tiene que mirar el potencial de retorno, por esto y al ver cómo está la situación en este momento creo poco viable recomendar a quien me pregunte si es buena idea estudiar odontología.

Afortunadamente, yo me eduqué en una universidad privada que goza de un excelente nombre y prestigio. Nos tocó una época dorada de la profesión, donde podíamos darnos el lujo de trabajar con pacientes particulares, no existían los seguros odontológicos, era otra historia.

Gracias a Dios, recibí consejos sabios de varios de mis docentes. Recuerdo al Dr. Enrique Echeverri, quien me dijo tácitamente que buscara un plan B para no tener que depender al 100% de la odontología. Le hice caso y me aventuré a crear una cadena de restaurantes, de esta manera no dependo de mis manos y de mi trabajo principal para subsistir, al menos con estos negocios alternos mi vejez va a ser más tranquila.

Tristemente, las nuevas generaciones de odontólogos no son analíticas, a muchos no les duele la inversión realizada y una vez graduados como odontólogos salen a mendigar por trabajo. En sus mentes no existe el emprendimiento y no se atreven a montar sus propios consultorios o clínicas. Salen pensando en emplearse o trabajar a porcentaje, se exponen a que los exploten laboralmente, otros cometen errores aún más delicados, guerrean ofertando con dádivas o promociones absurdas.

Es una verdadera lástima y una triste realidad lo bajo que ha caído la odontología. No es justo que una profesión tan bonita, tan costosa se postre en condiciones similares en las que terminan desafortunadamente la gran mayoría de los profesionales que se dedican a otros menesteres.

El panorama que estamos presenciando es muy claro, y desde hace mucho tiempo lo vengo expresando. Si no logramos tener un gremio fuerte y unido, sin miedo ni temor de hablarle de frente al gobierno, expresar lo que tenemos que decir a las universidades, a MinEducacion, a MinTrabajo, seguramente con nuestro silencio no pasará nada, las cosas continuarán igual o peor, seguirán ofreciendo plazas de trabajo a porcentaje, en condiciones nada buenas.

Cada día habrá más empíricos, más cursos rápidos de esos tipo fin de semana, seguiremos buscando cómo resolver nuestras necesidades. Los invito, colegas, a que decidan y le hablemos de frente al gobierno e instituciones, solo el poder legislativo puede controlar esta hecatombe. En cada uno de nuestros países, deberíamos elegir al menos un Senador, un Representante a la Cámara, tener participación en el gobierno. Tratemos al menos de apoyar a quienes con su voz y sentir por la odontología puedan darle un vuelco a esta entramada que cada día nos esta asfixiando más y más.

La única forma de cambiar el rumbo es teniendo participación, voz y poder de decisión en los altos estamentos gubernamentales. Debemos ser capaces de tener apoyo político para cambiar las normas y las leyes que nos están afectando, tenemos que buscar la forma de frenar la apertura de nuevas escuelas de formación de odontólogos, tenemos que frenar y erradicar el pago y contratación de odontólogos a porcentaje, debemos decir no a la contratación sin garantías, tenemos que unirnos en una voz fuerte para poder triunfar o, de lo contrario, a emigrar buscando otros horizontes como muchos ya lo han hecho trasladándose a otros países.

____________________________________________________________________

* El Doctor Enrique Jadad Bechara es Especialista en Rehabilitación Oral, investigador y conferencista con práctica privada en Barranquilla (Colombia). Fundador del Grupo Dignificar la Odontología. Contacto: ejadad@gmail.com

• VER MAS ARTICULOS DE ENRIQUE JADAD

Comments are closed here.

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International