Dental Tribune Latin America

El dentista más popular (1)

Por Javier de Pisón
July 03, 2019

Este es el primero de una serie de tres artículos sobre el odontólogo venezolano Romualdo Hostos, creador y protagonista de un popular canal de video llamado “Un dentista en YouTube”. Más de medio millón de personas siguen actualmente este programa, donde Hostos da consejos sobre odontología al público, el cual emite semanalmente desde su consultorio en Chile.

   REPORTAJE  

Esta es una historia de éxito. Pero no de un éxito cualquiera, sino de un éxito inmenso, descomunal.

Y es también una historia de superación personal y profesional, la de un odontólogo que tuvo que abandonar su país y, venciendo todas las adversidades, se reinventó y triunfó en una tierra extraña, lejos de donde nació.

Esta es la historia del doctor Romualdo Hostos, que a sus 30 años es el creador del programa “Un dentista en YouTube”, programa que cuenta con más de medio millón de suscriptores certificados por YouTube, la mayor plataforma de videos online del mundo.

“El programa “Un dentista en YouTube” tiene más de medio millón de suscriptores certificados en la mayor plataforma de videos online del mundo”. 

Hostos, odontólogo venezolano que tuvo que abandonar su país debido a la situación por la que atraviesa, decidió lanzar un canal de videos que se ha convertido en un programa en el que público encuentra las preguntas que busca a sus dudas sobre la salud bucal.

El Dr. Romualdo Hostos es un odontólogo general, pero no es un odontólogo cualquiera. Es una celebridad. Una celebridad en la que medio millón de personas confían para que les explique qué tienen que hacer para eliminar el sarro, para aclararse los dientes o tener una sonrisa ganadora. Ese estatus le ha ganado no solo seguidores, sino también muchos pacientes.

La comunicación es clave

En realidad, la historia de Romualdo Hostos es la historia de la comunicación, es decir, de una forma de relación que crea un vínculo emocional e incluso afectivo con su audiencia, una audiencia que está ávida de que le aconsejen qué tiene que hacer para mejorar su salud y su estética bucal, como atestiguan las miles de personas que le siguen, preguntan e increpan.

Todo el mundo sabe que el tema más importante para el éxito de un consultorio o clínica dental es la comunicación, lo cual abarca desde la promoción y la publicidad sobre los servicios y la calidad de la clínica a la relación con el paciente, que es sin lugar a dudas un tema esencial que depende únicamente del odontólogo. Todo el mundo lo sabe, pero pocos hacen caso de ello, porque creen que sus habilidades clínicas son la única carta de presentación que necesitan.

El Dr. Hostos muestra la placa con la que YouTube reconoció al programa “Un dentista en YouTube” cuando llegó a 100.000 suscriptores.

Y, si bien la excelencia clínica es imprescindible para el éxito, la comunicación es la asignatura pendiente en la que la gran mayoría de los profesionales suspende. La razón principal de este problema, que constituye una gran barrera para el desarrollo y crecimiento de la consulta, es un pequeño detalle que se torna inmenso: la falta de genuino interés personal y de conocimiento de las necesidades de los pacientes.

Muchos odontólogos se quejan de que ahora los pacientes vienen al consultorio con ideas preconcebidas y erróneas del tratamiento que quieren, pero lo cierto es que lo que están pidiendo es nuestra explicación, nuestro consejo, nuestra guía. Dicho de otra manera, cuando oiga o lea la palabra “comunicación”, piense en los términos “explicación” y “empatía”, dos conceptos que si los usa adecuadamente le ganarán el afecto, el respeto y, posiblemente, la aceptación del tratamiento de sus pacientes.

El mejor ejemplo, el más directo y popular de lo que es mantener una buena comunicación con el paciente es el doctor Romualdo Hostos, que actualmente ejerce en Santiago de Chile.

Romualdo Hostos se ha dedicado consistentemente durante dos años, semana a semana, a desmitificar las falsas creencias sobre la salud oral

Según YouTube, que le otorgó una placa de reconocimiento cuando el programa llegó a los 100 mil suscriptores, “Un dentista en YouTube” ha alcanzado ya la inaudita cifra de más de medio millón de seguidores, lo que se traduce en más de 19 millones de visualizaciones de los más de 100 videos que tiene en su canal sobre temas odontológicos.

Si las cifras parecen exageradas, se debe a motivos puntuales, como la habilidad de Romualdo Hostos para comunicar y la avidez del público por conocer más sobre la salud bucal, desde las extracciones al aclaramiento dental. No es difícil imaginar que en lo que resta de 2019 bien pueda alcanzar el millón de suscriptores, que es su meta.

Desmitificando creencias falsas

Las redes sociales han potenciado nuevas formas de comunicación a todos los niveles, desde el ámbito personal, al cultural, social, político y también el profesional. Y, a su vez, han propiciado también toda clases de falsedades sobre todo tipo de temas. 

Una de las razones por las que Romualdo Hostos es toda una celebridad en la plataforma de videos es que se ha dedicado consistentemente durante dos años, semana a semana, a desmitificar las falsas creencias, propagadas también por YouTube. Creencias como que se puede hacer un blanqueamiento en dos minutos, que los cepillos de dientes duros limpian mejor que los blandos o que es bueno lavarse los dientes con bicarbonato y limón. Temas que desmitifica uno a uno en sus videos, de una forma amable que demuestra su interés en la salud de su público.

De hecho, Hostos afirma que mucha gente le comenta que gracias a sus videos sobre la salud y la higiene bucal se han enterado de cosas que “antes de verlos, ni se nos habrían ocurrido”.

Los siguientes son algunos de los temas que Hostos toca en sus videos más populares.

“Cómo QUITAR el Sarro de los Dientes ANTES DE QUE SALGA”. En este video de 14 minutos Hostos explica qué son la gingivitis y la periodontitis, y además da 7 “tips” para evitar el sarro. El video tiene casi tres millones de visualizaciones (2,828,842, para ser exactos). Hostos explica en él qué es el sarro, describe los conductos de la boca por los que sale la saliva y los lugares donde se acumula el cálculo dental.

Los consejos que ofrece abarcan desde reducir la ingesta de productos lácteos a usar cepillos de cabeza pequeña y cerdas suaves para eliminar la placa dental antes de que se convierta en cálculo, el llamado “oil pulling” (enjuagues con aceite de coco para evitar que el sarro se adhiera), el cepillo eléctrico o el uso del Waterpick, al que describe como “la artillería pesada” para prevenir el sarro. Respecto al Waterpick, Hostos afirma que su uso rutinario es una gran inversión que te puede ahorrar visitas al dentista.

Portada de la página web de “Un dentista en YouTube”.

Aunque a muchos profesionales les suene extraño, el Dr. Hostos dice algo que no parece muy importante pero que es una gran verdad: muchas personas nunca han oído que deben cambiar de cepillo y utilizan cepillos de cabeza grande y cerdas duras. Además, incide en algo básico, que pocos saben o quieren aceptar: la mayoría de las personas NO SABE cepillarse bien los dientes.

La inteligente solución que Hostos sugiere: utilizar un cepillo eléctrico, que siempre hace bien la higiene bucal de forma automática. El odontólogo venezolano comenta también que en Latinoamérica son muy pocas personas las que usan cepillos eléctricos, un síntoma evidente de la contradicción entre lo que la gente cree que sabe de este tipo de cepillado y la realidad.

Este tipo de consejos son cosas que la gente aprecia sobremanera y que muchos dentistas no les dicen o enfatizan suficientemente a sus pacientes.

Recursos

NOTA: Vea las siguientes partes anteriores de este reportaje en:

• El dentista más popular, Parte 2 

• El dentista más popular, Parte 3

El reportaje completo de "El dentista más popular" fue publicado en:

• Dental Tribune, Edición de julio de 2019

__________________________________________________________________________

* Javier de Pisón es Director de Dental Tribune Latin America. 

Los comentarios están desactivados aquí

© 2019 - Todos los derechos reservados - Dental Tribune International