Dental Tribune Latin America

¿Ortodoncia para llevar?

By Dental Tribune Latinoamérica
November 19, 2020

Las Newsletters semanales de Dental Tribune donde aparecen estos artículos ofrecen contenido exclusivo para suscriptores y también artículos de acceso libre. Suscríbete a Dental Tribune para acceder a la información más actual y relevante para tu práctica.

Esta Newsletter está dedicada exclusivamente al artículo escrito por el Dr. David Suárez Quintanilla, porque esta editorial considera que es un escrito único que revela muchas verdades sobre la Odontología en general y la Ortodoncia en particular. Con objeto de resaltar aún más su alcance, el mismo se publica también en la revista española Odontólogos de Hoy, y aparecerá en portada en la edición de diciembre de Dental Tribune Latinoamérica.

El experto español realiza un penetrante análisis del impacto en la especialidad y en la sociedad de las nuevas clínicas dedicadas a la Ortodoncia invisible, que prometen falsamente tratamientos ultrarrápidos imposibles de cumplir clínicamente.

Sócrates comparaba la práctica de su dialéctica con el de un insecto hematófago, el tábano, y así lo expuso en su famoso discurso apologético antes de beber la cicuta. Javier de Pisón, director de Dental Tribune Latinoamérica, lleva tiempo pidiéndome que realice un remedo de esta sana, pero peligrosa, actividad inquisitiva centrada en la actual situación de mi amada especialidad. Para mi desgracia, solo comparto con el ateniense más sabio (“solo sé, que no sé nada”) mi calvicie y abultada nariz, según la descripción realizada por Alcíbiades, y por tanto pido perdón de antemano por la comparación. Aquí va otra entrega para reflexión de unos, enfado de otros y polémica de todos. Espero que una buena mordedura del tábano ayude a despertar a alguno; no tengo grandes esperanzas.

Tal como está el panorama, y con el diluvio que está cayendo, unas gotas de lluvia no parecen empeorar aún más la situación de la especialidad, pero los ortodoncistas, quizás por nuestra doble pasión por la profesión y la estética minimalista, somos muy sentidos y recibimos cada pequeño atentado contra los pacientes y nuestra querida especialidad, como una afrenta quijotesca.

Me refiero al anuncio, a los cuatro vientos por redes sociales, de la apertura en España de clínicas franquiciadas “take-away” de Alineadores (Impress, SmySecret, Straigt Teeth Invisible, Smile Direct Club, etc.). Ante todo desearles, por el bien de sus futuros usuarios, un próspero negocio, al menos inicialmente, que le permita disponer de la suficiente liquidez para afrontar la devolución del dinero a sus clientes si las cosas se ponen mal y comienzan las reclamaciones y denuncias. Sería una manera de cortar la tónica de quiebras fraudulentas a la que nos tienen acostumbradas este tipo de franquicias (todas “dent” más un prefijo o sufijo hortera) que concentran sus desdichas en las clases más humildes (véanse los vídeos que circulan por internet de pobres pacientes, y pacientes pobres, reclamando muy airados la finalización de sus tratamientos, ya pagados, financiados por el banco).

Son lo opuesto a Robin Hood, quitando a los más desfavorecidos para llenar la bolsa de unos pocos pseudoempresarios del diente. Y a éstos me dirijo, recordándoles que vender alineadores no es lo mismo que vender churros en las ferias o hamburguesas en McDonalds (aunque sí comparten con esta compañía el sueldo que pagan, los primeros a sus repartidores y los segundos a sus diagnósticadores-planificadores de casos; siempre hay alguien dispuesto a aprovecharse de la inmigración forzosa de dentistas de países como Venezuela). Esperemos que, de una vez por todas, las autoridades limiten el número de clínicas por profesional (o empresario en la sombra) y exijan a estas cadenas de clínicas un fondo de reserva preventivo intocable para atender a los pacientes en estas situaciones y no sean los verdaderos damnificados, los últimos en la cola para cobrar.

"La frivolidad de estas clínicas ‘take-away’ es considerar a la ortodoncia al mismo nivel que el bronceado, la manicura o la depilación, sin la más mínima preocupación por la salud del paciente".

No soy nada sospechoso de ser un tradicionalista de la ortodoncia, al menos en cuanto a novedades tecnológicas y biomecánicas, ni de rehusar el uso de alineadores, que utilizo con profusión en mi clínica, e incluso he desarrollado una técnica propia para su uso en dentición mixta.

Pero precisamente como conozco el objetivo que su nombre bien define, alinear, y sé de las limitaciones de esta técnica, me sorprende este carácter reduccionista y simplificador de los que se dicen “especialistas en ortodoncia” y únicamente utilizan este tipo de aparatos en sus clínicas, argumentando que otras técnicas más clásicas ya están periclitadas. Es un argumento falaz, que, en realidad, oculta un argumento económico (supongo que ahora la conjunción de crisis y mascarilla les hará replantearse volver a la, según ellos, obsolescencia).

VER ARTICULO COMPLETO

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 9, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International