¿Sabe qué es un consultorio digital?

Search Dental Tribune

¿Sabe qué es un consultorio digital?

E-Newsletter

The latest news in dentistry free of charge.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.
Un prototipo de un escáner facial y estructural 3D.

vie. 8 marzo 2019

save

Las nuevas tecnologías, el auge de los nuevos materiales dentales y las expectativas y preguntas de los pacientes hacen que las nuevas clínicas dentales o consultorios tengan nuevas directrices, tanto en su estructura como en su operatividad.

  EL DENTISTA DIGITAL  

Hoy, la consulta odontológica es totalmente diferente a lo que era en un pasado.

Actualmente, el auge de nuevos tratamientos y nuevos procedimientos hacen que las clínicas sean más versátiles e innovadoras.

Hoy los pacientes, como dicen en mi país, ya no “tragan entero”.

Los pacientes hoy en día leen, investigan y buscan nuevas y mejores opciones, lo cual es muy válido y hace que los profesionales deban actualizarse todos los días e invertir seguidamente parte de sus utilidades en nuevos elementos y nuevas tecnologías.

Hace unos días, en una conversación con varios colegas de diferentes especialidades, expusimos nuestras expectativas y nuestros temores de lo que es hoy la práctica de odontológica y con mucha sorpresa me encontré de frente a varios amigos que todavía creen que la tecnología digital no se ha inventado y que es mejor esperar a que eso suceda.

"Lo más importante no es tener los equipos, sino entender la filosofía de los procesos digitales en las diferentes especialidades y en el paciente.

La verdad, yo no sabía si sorprenderme o polemizar frente a tal despropósito. Varios se atreven a afirmar que el “work flow” digital de una clínica todavía no está completo y no se le puede garantizar al paciente el éxito y buen término de un procedimiento digital, como si se puede hacer con un procedimiento análogo.

Esta situación me motivó a escribir esta columna donde quiero contarles mi experiencia de hace nueve años, cuando comenzamos los procesos de digitalización de las diferentes especialidades en la práctica clínica.

Para mí, lo más importante no es tener los equipos digitales ni adquirir todas las tecnologías, lo más importante es entender la temática y la filosofía de los procesos digitales en las diferentes especialidades y sobre el paciente: cuál es su influencia y cómo pueden mejorar mi práctica. De nada sirve tener la tecnología si no la utilizamos bien y si no sabemos dosificarla y aplicarla a las diferentes terapias y procedimientos que conocemos.

Con suma preocupación veo como instituciones universitarias adquieren esta tecnología y la tienen guardada, pues muchos de los que deberían usarla no creen en ella (por desconocimiento); por tal motivo, no le transfieren a sus alumnos esta preocupación y está dinámica de nuevos conocimientos.

Para poder tener una práctica clínica digital debemos primero tener la mentalidad y querer ser digitales y entender porqué lo vamos a hacer.

Hoy, más que dos años atrás, tenemos una buena serie de cursos a nivel nacional e internacional donde diferentes profesionales que llevan bastante tiempo con esta filosofía les pueden enseñar y guiar sobre la forma en la cual se debe comenzar a digitalizar una clínica y, sobre todo, una mentalidad.

Uno de los colegas con los cuales me reuní me hizo una pregunta puntual: “Jairo, ¿qué debe tener una consulta digital?”, y aquí está mi respuesta.

Una consulta digital debe contar con imagenología: no podemos emitir un diagnóstico si no tenemos imágenes diagnósticas; debemos contar con una alianza estratégica con un laboratorio que esté 100% digitalizado. No nos sirven los laboratorios que no lo están, pues la nueva filosofía y mentalidad comienza por la producción de este laboratorio. El odontólogo puede seguir mandándole impresiones en silicona, pero el laboratorio debe digitalizar estos modelos para comenzar a proporcionar las imágenes y los diseños de las nuevas estructuras desde el ámbito digital.

Ahora, si es posible que nosotros podamos comenzar a digitalizarlos desde la boca del paciente, mi recomendación es adquirir un escáner intraoral que nos permita tomar los modelos de impresión directamente de la boca del paciente. Es muy importante conocer los softwares de las máquinas que adquiramos. Pues, ser o tener una consulta digital, no es sólo escanear una boca, es saber interpretar los modelos y, sobre todo, saber diseñar las estructuras que nosotros queremos para el trabajo final sobre los dientes.

La base fundamental de una consulta que está comenzando a ser digital es tener ayudas diagnósticas en el propio consultorio, y contar un escáner intraoral que nos permita conocer la boca de nuestros pacientes desde las imágenes de video y fotografía que capta este dispositivo.

Debemos comenzar a trabajar con una filosofía que se conocen el ámbito de la odontología como el “Work Flow Digital”. Y, ¿qué es el Word Flow Digital?

Es la dinámica que nosotros cómo profesionales de la odontología tenemos desde el primer momento del contacto con el paciente, hasta el momento que terminamos nuestro procedimiento en su boca.

Una frase muy coloquial dice que el computador que hoy adquieres, mañana será obsoleto, y esto está comenzando a suceder con los aparatos y la tecnología en odontología.

¿Qué pensarían si les cuento qué hay un escáner facial que, además de escanear el rostro de una persona, escanea la boca intraoralmente y además propone tamaño y diseño estructural de las nuevas estructuras dentales?

No, no es una locura: ¡ya existe!

Entonces, ¿quieres quedarte en el pasado? ¿O quieres ser parte del mañana?

Me despido con la frase favorita que digo a mis alumnos: “Para algunos la odontología digital es el futuro, para mí es mi presente desde hace nueve años”.

__________________________________________________________________________

*El Dr. Jairo Quintana es un reconocido odontólogo colombiano especializado en odontología estética y digital.

 

advertisement
advertisement