Dental Tribune Latin America

El odontólogo dispensará los beneficios de su profesión a las personas que los necesiten

By Benjamín Herazo Acuña
September 12, 2019

El odontólogo dispensará los beneficios de su profesión a las personas que los necesiten, sin más limitaciones que las expresamente señaladas en las leyes de su país, y rehusará la prestación de sus servicios para actos que sean contrarios a la moral y cuándo existan condiciones que interfieran su libre y correcto ejercicio. (Colombia, Ley 35 de 1989).

   ETICA & ODONTOLOGIA  

Este es un criterio válido y aceptado universalmente, en todos los países del mundo, avanzados o retrasados, desarrollados o subdesarrollados, pobres o ricos. Tajantemente puede afirmarse que no tiene ninguna justificación académica, investigativa, científica y ética para controvertirlo. Hacer el bien y no hacer el mal es uno de los principios éticos y bioéticos más antiguos de la humanidad. En la salud es el principal principio hipocrático. Las tres grandes religiones monoteístas, judía, cristiana e islámica o musulmana, mantienen ese principio como propio.

Es posible afirmar que los odontólogos de todas las facultades existentes en el mundo, egresan de sus facultades con ese valor fundamental, ético, moral y legal, de hacer siempre el bien en las poblaciones y pacientes a su cargo. También es factible aseverar que si algún odontólogo infringe ese principio sabe que es un acto o hecho grave, delincuencial, delictivo, antiético, inmoral e ilegal. Por ningún motivo, religioso, político o económico, se debe violar ese principio, que es el máximo en el ejercicio profesional en el sector salud, y en todos los sectores, profesiones y oficios.

Hacer el bien y no hacer el mal es uno de los principios éticos y bioéticos más antiguos de la humanidad”. 

Sin embargo, hay formas o maneras de hacer el mal en el ejercicio de la odontología y, además del doloso o premeditado, está el de la mala preparación o capacitación académica, profesional, investigativa, científica, es decir, el no saber hacer bien las intervenciones, tratamientos y procedimientos preventivos, curativos o rehabilitadores. Un profesional mal preparado, y que además no sea estudioso, que no se actualiza periódicamente, no asiste a cursos, seminarios, congresos u otros, o no estudia por medio de la permanente o frecuente lectura de artículos publicados en las revistas odontológicas, es un peligro y un alto riesgo para sus pacientes. Si es así, su principal obligación ética es autoevaluarse, corregir esa situación anómala y dedicarle un tiempo a una profunda y exhaustiva actualización académica y profesional. Es más, debería abstenerse de atender a sus pacientes mientras cumple este deber ético, que es hacer el bien y no el mal.

__________________________________________________________________________

El Dr. Benjamín Herazo Acuña es autor, coautor, editor o colaborador de 46 libros, entre ellos 9 de ética y bioética. Su publicación más reciente es “Recuerdos de Salud Pública”.

Comments are closed here.

Latest Issues
E-paper

DT Latin America No. 5, 2020

Open PDF Open E-paper All E-papers

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International