Dental Tribune Latin America

Sonambulismo sexual, bruxismo y apnea

Por Ana Boquete Castro y Juan Manuel Cortés Mejía
January 27, 2020

Los autores, expertos en Medicina Dental del Sueño, describen una parasomnia asociada con comportamientos sexuales y conocida como sexsomnia, sobre la que impartirán un curso en Ciudad de México.

  MEDICINA DENTAL DEL SUEÑO  

La Academia Americana de Medicina del Sueño (AASM) define las parasomnias como eventos físicos indeseados o experiencias que se pueden producir al inicio o durante el sueño; o bien durante los microdespertares (arousal). No son anomalías del proceso encargado de la transición sueño-vigilia. Se clasifican en parasomnias REM, NREM y otras parasomnias. El grupo de parasomnias REM incluye: pesadillas, parálisis de sueño y trastornos de conducta del sueño REM. Dentro del grupo de parasomnias NREM se encuentran: sonambulismo, terrores nocturnos, sexsomnias, violencia y trastornos alimenticios.

La mayoría de parasomnias son manifestaciones de la activación del sistema nervioso central. Habitualmente, aparecen asociadas con otros trastornos de sueño como la apnea obstructiva del sueño y el bruxismo. No es extraño que un mismo paciente presente de manera concomitante varias parasomnias.

La sexsomnia abarca desde sonidos explícitamente sexuales, frotamiento genital, orgasmo espontáneo, masturbación o incluso comportamientos abusivos hacia otras personas”.

La parasomnia se considera un trastorno clínico que puede resultar en lesiones, interrupción del sueño y efectos psicosociales adversos para la salud, afectando al paciente, al compañero de cama y a familiares que habiten en la misma residencia.

La sexomnia incluye desde sonidos explícitamente sexuales, frotamiento genital, orgasmo espontáneo, masturbación o incluso comportamientos abusivos hacia otras personas. Se trata de una actitud sexual inhabitual respecto a las costumbres sexuales realizadas durante la vigilia, con carácter soez y vulgar, pudiendo llegar a existir agresividad. Se considera que es causada por un “arousal” o despertar confusional y, a menudo, se asocia con sonambulismo. Es común que el paciente que padece sexomnia tenga amnesia de los episodios ocurridos durante el sueño, lo que dificulta el diagnóstico.

El mecanismo de aparición de las parasomnias NREM es desconocido. Sin embargo, se han identificado diversos factores predisponentes: historia familiar y predisposición genética. Otros factores desencadenantes serían: agotamiento extremo, consumo de alcohol y drogas, estrés, falta de higiene de sueño.

Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, la Apnea Obstructiva del Sueño (AOS) puede ser un factor de riesgo predisponente y desencadenante de los comportamientos sexuales anormales durante el sueño.

La apnea obstructiva del sueño se define como un trastorno respiratorio del sueño, caracterizado por la existencia de pausas respiratorias durante el sueño, que se acompañan de microdespertares (arousal) y descenso de los niveles de oxígeno en sangre. Se estima que la hipoxemia causada por las apneas da lugar a microdespertares y confusión cerebral que pueden desencadenar comportamientos sexuales en pacientes con AOS.

La sexomnia normalmente aparece asociada a uno o más trastornos del sueño. Habitualmente, se acompaña de bruxismo de sueño y de la ya mencionada apnea obstructiva del sueño. El bruxismo de sueño se define como la actividad repetida de los músculos masticatorios mandibulares que se acompaña de chirrido de los dientes. En la exploración clínica se acompaña de facetas de desgaste, hipertrofia maseterina, dolor a la palpación de los músculos masticatorios y, a menudo, dolor y chasquidos en la articulación temporo-mandibular.

La presencia de parasomnias no es estadísticamente mayor en pacientes con apnea obstructiva del sueño que en pacientes que no tienen apnea. En este sentido, en la literatura existe controversia acerca de si hay relación directa entre la severidad de la apnea y la presencia de parasomnias.

Sin embargo, se han descrito algunos casos de catatrenia, definida como “gemido durante el sueño”, donde los pacientes analizados tenían en común algunas características como: sexo femenino, presentaban respiración oral y vías respiratorias superiores estrechas, no obesas, con IAH normal, presentaban déficit de desarrollo maxilar y/o mandibular y la existencia de catatrenia les producía un problema de relación social y familiar. Además, todos los pacientes presentaban hipoapneas en sueño REM, lo que desencadenaba la aparición de los gemidos. El tratamiento con CPAP, y su combinación en algunos pacientes con cirugía de tejidos blandos, resolvió el cuadro en todos los casos. Sin embargo, es necesario realizar más estudios para conocer este raro trastorno del sueño, evaluar su evolución y respuesta al tratamiento a lo largo del tiempo.

Se han reportado casos de eventos de bruxismo, ronquido, apnea de sueño y sonambulismo sexual concomitantes, así como también casos de AOS leve y sexsomnia tratados exitosamente con Dispositivos de Avance Mandibular. Aunque la evidencia  es escasa aún, esto plantea la posibilidad de integrar a la medicina dental de sueño como una alternativa más de tratamiento para un trastorno poco común y poco conocido, pero de relevancia clínica y científica.

Se desconoce la prevalencia de la sexomnia por su rareza y porque es muy probable que se encuentre infradiagnosticada como consecuencia del desconocimiento que existe sobre esta patología, así como por el pudor de pacientes y médicos a describirla. Se han descrito apenas alrededor de 60 casos en la literatura. Además, clínicamente podría confundirse con otras entidades como la epilepsia, y se han registrado casos de convulsiones sexuales, por lo que el diagnóstico certero resulta difícil.

Se han reportado en revisiones sistemáticas sobre sexomnia algunos casos graves de conductas sexuales hacia menores de edad y agresiones a la pareja con consecuencias legales y criminales; consecuencias físicas, como laceraciones y lesiones diversas. Las consecuencias psicosociales van desde vergüenza, culpa, preocupación hasta distanciamiento matrimonial; de ahí la importancia de la difusión del trastorno a través de la divulgación científica y pública.

La Academia Mexicana de Medicina Dental de Sueño (AMMDS), dentro de su próximo Diplomado “Odontología en Medicina de Sueño©, impartirá una amplia revisión de este trastorno, su diagnóstico, tratamiento y el más reciente trabajo de investigación en la incidencia de la sexsomnia a través de un estudio multicéntrico desarrollado en México y sus resultados preliminares.

En dicho trabajo se resalta la importancia de invitar a la población a identificar el problema, buscar atención profesional con especialistas en medicina del sueño y realizar un tratamiento multidisciplinario.

_______________________________________________________________________________________________

  1. La doctora Ana Boquete Castro es autora y coautora de trabajos de investigación internacionales en cirugía oral, implantología, rehabilitación oral y medicina dental del sueño. Coordinadora de Trabajos Fin de Máster de Postgrado en Odontología – UCAM (Universidad Católica de Murcia).
  2. El doctor Juan Manuel Cortés Mejía, Máster en Medicina Dental de Sueño por UCAM, es el Fundador de la Academia Mexicana de Medicina Dental de Sueño.

 

DiplomadoOdontología en Medicina de Sueño©. Valor curricular del curso 120 horas

Módulo I. Inicial: 9 al 14 de marzo 2020 (40 horas) Lunes a sábado de 10:00 a 18:00 hrs + 2 noches completas para monitoreo de estudio de sueño.

Módulo II. Intermedio. Mayo 2020 (40 horas)

Módulo III. Avanzado. Julio 2020 (40 horas)

Cupo máximo: 20 asistentes

Modalidad: PRESENCIAL

Informes e inscripciones: ammdentals@gmail.com; WhatsApp: +52 1 55-2109-6686

Recursos

• Academia Mexicana de Medicina Dental de Sueño

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International