Dental Tribune Latin America

Los nuevos retos del emprendedor

By Rafael Mejicano Díaz
June 07, 2020

El fundador del Centro Dental Multimédica de Guatemala describe la incertidumbre y limitaciones provocadas por la pandemia del coronavirus en la imaginación y la realidad de los emprendedores.

  XAJINEL  

Aunque le vida de un emprendedor siempre es pensar en diseñar y concretar nuevas ideas, nuevos procesos, la verdad del caso es que siempre se parte de una realidad que se conoce porque la ha vivido, sentido y observado. Hoy estamos ante escenarios impredecibles, la vida cambió de un día para otro, aun resulta hasta aventurero pensar si lo que hoy tenemos como realidad o como tecnología de apoyo, nos será útil en el presente que vivimos o en un futuro cercano. Actualmente, todo está cambiando en forma acelerada y extraña, las colas en los bancos u otros servicios ahora son separadas, ahora no se puede salir de casa después de las cuatro de la tarde, todos debemos usar mascarilla, todos debemos lavarnos las manos con frecuencia, la mayoría no asistimos a trabajar, no podemos visitar balnearios ni centros turísticos, las fiestas deben celebrarse sin hacer fiesta, no hay ferias patronales, solo trabajan las empresas que son de prioridad y que ofrezcan servicio de transporte a sus trabajadores. Todas éstas son conductas que debemos asumir en forma voluntaria u obligada. Las pocas cosas que se sabe de la pandemia es que entre menos nos relacionemos personalmente con los demás, más posibilidades tenemos de frenar una pandemia que se extiende a pasos agigantados. Sus formas de contagio y contaminación son diversas: es un pequeño gigante que se ha impuesto ante los avances científicos y tecnológicos y que está poniendo en aprietos hasta las más grandes potencias.

Es un pequeñísimo virus que le está ganando la batalla a todos sin haber detonado ninguna bomba, ni una bala, ni siquiera un canchinflín; es un insignificante poderoso que está desafiando a los mejores servicios de salud e instalaciones médicas del mundo, enfermando a millones de personas, provocando la muerte de miles y miles. Pero ello, aunque doloroso, es tan solo una pequeña parte de su devastadora presencia: al tener que conminar a las personas a permanecer en sus casas se está frenando el proceso productivo, la fluidez de la oferta y la demanda y con ello se está dificultando también la obtención del recurso económico afectando seriamente la supervivencia de las familias.

Esta segunda vertiente problemática es tan complicada o más que la de salud, porque en la medida que pasa el tiempo, las medidas de contención tomadas rinden su efecto a paso lento y los escenarios situacionales de las familias se van complicando, iniciando a tener serias dificultades para la sobrevivencia diaria.

"La certeza social se nos está negando, la realidad difusa no permite estimar escenarios futuros claros".

Hasta el momento, un emprendedor partía su esfuerzo desde una base situacional, realista, sólida y conocida: se tenían o no recursos, existía una micro y mediana empresa que demandaba los servicios; hoy estas entidades están requiriendo del apoyo del estado para salir adelante. Ahora estamos ante una realidad incierta y desconocida que nadie sabe qué rumbo pueda tomar, algunos pensamos que tenemos que volver a herramientas pasadas para atender igualmente a situaciones y condiciones que ya habían sido superadas y que están ocurriendo en el presente. Y ante estas realidades, sin duda alguna, las herramientas tecnológicas actuales servirán de muy poco o de nada.

Todo este contexto de situaciones inciertas condiciona al emprendedor a ser precavido, porque de lo contrario pudiera ocurrir que su aporte, aunque sea de lo mejor, tenga poca aceptación y demanda porque las realidades económicas y sociales de la población sean otras. Es decir, la certeza social se nos está negando, la realidad difusa no permite estimar escenarios futuros claros.

Esta situación difusa genera una especie de crisis imaginaria, porque al no existir datos referenciales que den certeza del lugar y condiciones en donde nos encontramos situados en este momento, es una gran dificultad para proyectar el futuro. Conviene entonces pensar en una especie de emprendimientos de coyuntura, que solo esté dando solución a situaciones del momento actual, tales como: aspectos emocionales de las personas, el significado de la pérdida de empleo, el reencuentro familiar, utilización del tiempo en momentos de ocio, cómo reconstruir las relaciones familiares, cómo administrar los recursos disponibles, cómo desarrollar una conducta minimalista.

No se debe olvidar que el trabajo constituye el espacio más amplio para lograr la autorrealización personal, para mejorar la autoestima, para sentirse útil y distinguido; y que, además, el tiempo destinado al trabajo, comúnmente significa más del cincuenta por ciento de nuestro tiempo hábil. Cuando se pierde el trabajo, se pierde una gran ventana de oportunidad para la realización personal; sin duda alguna, todos aquellos emprendimientos de coyuntura que estén dirigidos a solventar las secuelas de la desocupación serán altamente necesarios y están en sintonía con la realidad actual.

__________________________________________________________________________

El doctor Rafael Mejicano Díaz es autor del libro titulado "Actitud y excelencia, un compromiso de equipo" y fundador y director del Centro Multimédica de Guatemala.

Ver más artículos sobre control de infecciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2021 - All rights reserved - Dental Tribune International